jueves 24 de enero de 2019 - 12:00 AM

Dos presidentes, una crisis

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, dijo ayer que los órganos de justicia del país deben “actuar apegados a la ley”, luego de que el opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se autoproclamara presidente interino en un acto ante miles de seguidores en Caracas.
Escuchar este artículo

La jornada de ayer, en Venezuela, resultó inédita, con dos presidentes, uno de ellos autoproclamado, en un país en crisis y más dividido que nunca.

El jefe del Legislativo o Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó presidente “encargado” del país, con el aval de un amplio sector de la comunidad internacional como la OEA, 13 de los 14 países del Grupo de Lima (exceptuado a México), y la Casa Blanca. Una crisis política que ha escalado a todo el continente.

Nicolás Maduro resiste, reivindicándose como único presidente de Venezuela, alegando que “solo el pueblo pone y quita”, denunciando además un intento de golpe de Estado.

Pero el clima de polarización y de contrastes se palpó ayer en la calle. Mientras el hastío hacia el cuestionado segundo mandato de Maduro, que inició el pasado 10 de enero, se hizo sentir con multitudinarias movilizaciones, también hicieron lo propio los chavistas. Simbólicamente el mismo día en que se conmemoran los 61 años de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Un nuevo escenario, que eleva aún más el pulso político de una crisis sin precedentes que afronta Venezuela, en medio de una debacle económica: Maduro vs. Guaidó.

Lea también: Evo Morales se solidariza con Nicolás Maduro ante la crisis en Venezuela

El país se confronta con estos dos presidentes, lo que en realidad es un tema de lucha de poderes al interior del país, describe Fabián Gamba, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle.

“Tenemos un establecimiento, si podemos llamar así al gobierno de Maduro, diciendo algo que otro establecimiento, que es la mayoría opositora, que está en la Asamblea Nacional, no está reconociendo”, opina.

En otras palabras, en términos constitucionales el presidente es uno, pero en términos de legalidad y demás se abren otras puertas, lo que conduce a la existencia de dos presidentes, según el experto.

En ese orden de ideas, Gamba aclara que más que una crisis de institucionalidad, lo que está pasando en Venezuela es el resultado de una crisis prolongada en la institucionalidad del país.

“Es decir Venezuela vive un detrimento mayor de sus instituciones, de legitimidad del gobierno y del poco reconocimiento civil e internacional de sus instituciones y políticas de Estado”, sostiene.

Una situación, agrega, que ha llevado a un punto de quiebre que se da con el momento particular de posesión de Maduro y posteriormente, con la autoproclamación de Guaidó en calidad de presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) como presidente de Venezuela.

Esto no hubiese ocurrido, si el Estado no tuviera una crisis de poder, de institucionalidad que se exacerbó con esa difuminación que hizo el presidente Maduro en la división de poderes, advierte el docente de La Salle.

Con ello se refiere a la creación de una Asamblea Constituyente que tenía más poderes que la misma Asamblea Nacional “y que terminó dejando en un solo partido y en una sola persona, Maduro, la concertación de las ramas del poder”.

Lo que viene a partir de ahora, a su juicio, son las repuestas en términos del sistema internacional que se den con la existencia de dos presidentes, y esto va a llevar a un debate de los organismos supranacionales sobre qué hacer con el caso de Venezuela.

Al calificarlo como un hecho político sin precedentes con respaldo internacional de países como Colombia y Estados Unidos, David Peña, docente de Derecho Internacional de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, considera que habría que revisar el sustento constitucional venezolano en cuanto a dos presidentes.

En esa línea, dice que “es una oportunidad para el pueblo venezolano de tomar la iniciativa y caminar de una vez por todas nuevamente hacia la democracia”, que les permita “un procedimiento electoral bajo la responsabilidad y dirigida por la comunidad internacional”.

Protesta en Consulado de Venezuela
en Bucaramanga
NELLY VECINO PICO
nvecino@vanguardia.com
Con pancartas y arengas en contra del presidente Nicolás Maduro, venezolanos que por la crisis han llegado a Bucaramanga se congregaron frente al Consulado de Venezuela en la capital santandereana, para pedir la salida de Maduro y celebrar el nombramiento de Juan Guaidó como presidente interino. Con papayera, pancartas y arengas como ¡Fuera Maduro! y ¡Libertad!, los venezolanos celebraron el nuevo comienzo de su país y esperan que pronto puedan regresar.
Alba Pereira, líder de la Fundación entre Dos Tierras, manifestó “el objetivo es celebrar al nuevo Presidente de Venezuela y a su vez decirle al mundo que podemos demostrar que sin empuñar armas se pudo logar lo que necesitaba mucha gente y tenemos un presidente interino muy inteligente. Este es un nuevo renacer, está naciendo una nueva Venezuela, una nueva democracia y sabemos que vamos a enfrentarnos a un gobierno corrupto, a un narcogobierno y usurpadores”.
Otros de los venezolanos que asistieron al plantón frente al consulado fue José Pérez, quien dijo: “nosotros como venezolanos no peleamos si es presidente o no, aquí estamos es defendiendo el derecho de Venezuela y estamos pidiendo que comience la ayuda humanitaria y un nuevo proceso en Venezuela y damos las gracias a Bucaramanga, Colombia, a cada Policía y a cada ciudadano”.
Asimismo hicieron un llamado a todos los países latinoamericanos para que envíen a Venezuela la ayuda humanitaria que necesita, porque hay mucha gente que se está muriendo de hambre.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad