domingo 24 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Estado Islámico es borrado del mapa en Siria

El territorio del “califato” proclamado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria e Iraq fue eliminado tras los combates en los que cayeron los últimos yihadistas.
Compartir

Las milicias kurdas que se enfrentaban al grupo yihadista en la provincia de Deir al Zur a unos 90 kilómetros al noroeste de Al Baguz, en territorio Sirio, anunciaron el esperado final del dominio territorial del EI, después del final de los combates que se adentraron en la noche del pasado viernes en esta pequeña población rural cercana a la frontera iraquí.

El anuncio del final del EI no era ningún secreto, puesto que el Gobierno de Estados Unidos, que apoya a las milicias kurdas con tropas sobre el terreno, se adelantó a los hechos y proclamó la victoria el mismo viernes, mientras sus cazas seguían bombardeando las cuevas en las que se refugiaban los últimos combatientes del “califato”.

Los milicianos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada que aglutina a kurdos y árabes, se apresuraron a celebrar la conquista de Al Baguz izando su bandera amarilla, en la que sobresale un mapa de Siria, en las azoteas de los edificios carcomidos por la metralla y los obuses.

El comandante en jefe de las FSD, Mazloum Kobani, proclamó la victoria contra los yihadistas en un discurso ante centenares de soldados, con las combatientes de las YPJ, la brigada femenina kurda, en primera fila.

“Ahora, tras cinco años de combates, declaramos la derrota física del Estado Islámico y el fin de su desafío público contra todos los seres humanos”, dijo Kobani en un estrado decorado únicamente por las banderas de las FSD y de Estados Unidos.

Sin embargo, la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) advirtió que el grupo terrorista preserva su fuerza, a pesar de haber perdido el territorio que controlaba, y “espera el momento adecuado para resurgir”.

El comandante en jefe de la coalición liderada por Washington, el teniente general Paul LaCamera, afirmó que el fin del “califato físico es un logro militar histórico”, pero consideró que la lucha contra el Estado Islámico “y el extremismo violento está lejos de terminar”.

El apoyo de EE.UU.

En la misma ceremonia, el enviado especial adjunto de Estados Unidos para la coalición internacional, William Roebuck, prometió que Washington “hara lo necesario para asegurar la derrota” del EI, grupo que aún considera que “sigue siendo una amenaza significativa”.

La Casa Blanca anunció a finales de febrero pasado que finalmente había decidido dejar en Siria a entre 200 y 400 militares, después de que el presidente Donald Trump anunciara su intención de retirar el contingente de 2.000 soldados que mantiene en el país árabe.

“Me complace anunciar que, junto con nuestros socios de la Coalición Internacional contra el EI, Estados Unidos ha liberado todo el territorio controlado por el EI en Siria e Iraq, el 100% del califato”, señaló el presidente Trump.

Seguirá vigilando al EI

Además consideró que la pérdida de territorio del EI “es una prueba más de su falsa narrativa”, que dijo que trata de legitimar actos salvajes como ejecuciones “brutales”, la explotación de niños como soldados y abusos sexuales y asesinatos de mujeres y niños.

Trump igualmente subrayó que EE.UU. continuará vigilando al EI y liderando los esfuerzos internacionales para combatir a la organización terrorista.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad