viernes 27 de marzo de 2020 - 4:32 PM

Frases del Papa Francisco que llenaron de esperanza al mundo en medio de la crisis por el Covid-19

El pontífice dio la bendición “Urbi et Orbi” que permitió a los más de 1.300 millones de católicos obtener la indulgencia plenaria.
Escuchar este artículo

Por primera vez en la historia de la Iglesia católica, un Papa rezó en solitario en la inmensa plaza vacía de San Pedro y dio la bendición y la indulgencia plenaria al mundo por la pandemia de coronavirus que mantiene en crisis al planeta entero.

El pontífice dio la bendición “Urbi et Orbi” que permitió a los más de 1.300 millones de católicos obtener la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de sus culpas, en un momento tan difícil, con medidas de confinamiento que afectan a más de 3.000 millones de personas.

Sus palabras llenaron de paz y esperanza a miles y miles de católicos alrededor del mundo, destacando frases como las siguientes:

* “Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido (...) Nos encontramos asustados y perdidos”.

* “Pidamos el cese de esta pandemia, el alivio de los que sufren y la salvación eterna de los fallecidos”.

* Francisco dedicó unas palabras a los “médicos, enfermeros, encargados de reponer los productos en los supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad, voluntarios, sacerdotes, religiosas” y a todos aquellos “que comprendieron que nadie se salva solo (...) Ante el miedo, han reaccionado dando la propia vida”.

*También tuvo un recuerdo especial para los “padres, madres, abuelos y abuelas, docentes” que enseñan a los niños, “con gestos pequeños y cotidianos, cómo enfrentar y transitar una crisis readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración”.

* Opinó que las personas han avanzado durante años sintiéndose “fuertes y capaces de todo, codiciosos de ganancias”, dormidas “ante guerras e injusticias”, sin escuchar a los pobres y los enfermos, y pensando en que estaban “siempre sanos en un mundo enfermo”.

* “Nos sorprendió una tormenta inesperada”, dijo, como a los discípulos del pasaje bíblico.

* “La tempestad desenmascara nuestra vulnerabildiad y deja al descubierto esas falsas y superflues seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas”.

*“La tempestad pone al descubierto todos los intentos de encajonar y olvidar lo que nutrió el alma de nuestros pueblos”.

* “Hemos continuado imperturbables pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo (...) Hay que restablecer el rumbo de la vida” hacia Dios, dijo Francisco.

* “Todos debemos ser uno”, y destacó la labor de quienes no siembran pánico, sino corresponsabilidad.

* “El comienzo de la fe es saber que necesitamos la salvación, no somos autosuficientes. Solos nos hundimos, necesitamos al señor como los antiguos marineros las estrellas. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida. Entreguémosle nuestros temores para que él los venza”.

* “La fuerza de Dios es convertir en algo bueno todo aquello que nos sucede, incluso lo malo”.

* “Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela los corazones”, dijo en su bendición al mundo.

* “No nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: No tengáis miedo, y nosotros junto con Pedro, descargamos en ti todo nuestro agobio, porque sabemos que tú nos cuidas”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad