viernes 10 de mayo de 2019 - 12:00 AM

¿Guerra en Gaza?

La situación en la Franja de Gaza se ha convertido en un ciclo repetitivo: cohetes son disparados desde Gaza hacia Israel, Israel bombardea Gaza, la violencia se detiene, pero la población civil paga el precio.
Escuchar este artículo

Medio Oriente fue escenario, el pasado fin de semana, de un repunte de la tensión armada entre el Ejército israelí y la milicia palestina Hamas, que terminó en una frágil tregua tras la mediación egipcia, para poner fin al mayor brote de violencia que no se vivía en la zona desde la guerra de 50 días en 2014.

Los dos días de violencia, desatada por francotiradores de Hamas que hirieron a dos soldados israelíes el pasado viernes, se saldaron con 29 muertos (25 de ellos palestinos), producto del intercambio del disparo de 700 misiles lanzados desde lado palestino hacia el sur israelí, y de bombardeos israelíes a 350 objetivos en Gaza.

Luego de los buenos oficios de Egipto, que ha jugado un papel diplomático importante en la región, erigiéndose como mediador imprescindible en el conflicto palestino-israelí, la calma retornó a Gaza. Pero la experiencia ha demostrado que en cualquier momento una tregua en este punto del mapa puede romperse.

No hay que olvidar que Israel y Hamas son enemigos acérrimos y han librado tres guerras, además de numerosos enfrentamientos a menor escala, desde que el grupo islamista tomó el control de Gaza en 2006.

Estado de guerra

La situación existente entre Israel y Hamas, en la Franja de Gaza, es un estado permanente de guerra, que ha sido interrumpido por ceses al fuego que se han conseguido gracias a la mediación de actores externos, especialmente Egipto, ilustra Jaime Rosenthal, profesor de la Universidad Externado de Colombia.

Pero advierte que seguramente con este último cese el fuego hay una tensa calma y que en cualquier momento pueda ser rota y reiniciarse las hostilidades y la violencia en la zona.

Otro elemento adicional, según Rosenthal, es el hecho de que Hamas haya tomado la decisión de organizar y enviar cada viernes, a las fronteras con Israel, a centenares de palestinos a protestar, lo que han llamado la “Marcha del Retorno”, que ha derivado en violencia y en muertes de manifestantes. Desde hace tres meses, 29.000 palestinos han sido heridos, de ellos 7000 por disparos israelíes.

“Eso es lo que podríamos llamar una especie de círculo vicioso que no termina por resolverse”, opina el experto.

En ese orden de ideas, explica que hay que tener claro que la Franja de Gaza, es un cuasi-Estado gobernado por un movimiento considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, que dentro de sus principios básicos está el no reconocimiento de la existencia del Estado israelí y su intención declarada de luchar por su destrucción.

La Franja de Gaza, por otro lado, limita con poblados israelíes que están a lo largo de la frontera sur de Israel, habitado por civiles, “que son los que están permanentemente afectados por estos ciclos de violencia por el lanzamiento de misiles que generan una presión muy grande para las autoridades israelíes”.

La razón por la cual se vivió esta escalada de violencia y ataques iniciados por Hamas, Rosenthal la atribuye al hecho de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está a punto de anunciar su plan de paz para Medio Oriente.

A su juicio, lo que hizo Hamas en los últimos días, apunta a decirle a Trump, a Estados Unidos, y al mundo que cualquier plan que tenga en mente tiene que tenerlos en cuenta y el mensaje implícito, “es que si no es con nosotros, no habrá paz”.

Presión a Israel

Mauricio Jaramillo, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario de Bogotá, interpreta las acciones de Hamas como un llamado de atención a la comunidad internacional, para que se ejerza presión sobre Israel.

“Poner el conflicto palestino-israelí en la agenda de la región, ya que a veces tiende a no ser suficientemente visible y no considerarse como importante, especialmente eclipsado por otros temas actuales, como Irán, Corea del Norte, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, etc”, considera.

En ese contexto, se destaca el empeoramiento de la crisis económica en Gaza. El enclave palestino, de casi dos millones de habitantes y 365 km2 de extensión, ha sufrido las secuelas del bloqueo israelí tras más de una década y una serie de ataques militares. En resumen, Gaza pasó a convertirse en una ‘bomba de relojería’.

Jaramillo anota en ese sentido, que “estamos hablando de un estado al que se le han limitado buena parte de los impuestos, Israel les ha retenido parte del presupuesto que les corresponde a los palestinos, tiene bloqueada la Franja de Gaza y las fronteras de Cisjordania”.

Lo que resulta peor de toda esta crisis, opina el experto, es que Estados Unidos ha jugado un “papel nefasto” desde que Trump llegó a la Presidencia.

“Trump lo que ha hecho es alterar equilibrios mínimos para que haya una situación de negociación”, dice Jaramillo recordando que el año pasado trasladó la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jesuralén, desatando la ira palestina y de países árabes, entre ellos Irán que financia a Hamas.

Así las cosas, hoy las posibilidades de que EE.UU. medie un proceso de paz en Medio Oriente son nulas, y según él, su retórica solo alimenta los sectores más radicales tanto de Israel como de Palestina. No en vano el presidente Benjamin Netanyahu ha salido victorioso para un quinto mandato en Israel.

Lea también: Tensión en Oriente Medio por derribo de avión ruso en Siria

$!¿Guerra en Gaza?
“CALDO DE CULTIVO” DE RADICALES
Alexander Montero, profesor de Geopolítica de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Santo Tomás, insiste en que el Medio Oriente “es una gran una maldición que se llama petróleo”.
Advierte que las condiciones de vida en Gaza son críticas, y que no dependen de Hamas, dependen del bloqueo israelí y especialmente “de la sin salida y la desesperanza al Israel ha sometido a la población”. Esto, agrega, es “caldo de cultivo” de grupos fundamentalistas violentos.
Igualmente subraya que el presidente Donald Trump está ad portas de presentar el “Plan del Siglo”, su propuesta de paz entre Israel y Palestina, a la califica como “absurda” y condenada al fracaso, y que gira en torno a aspectos cruciales como Jerusalén, delimitación de fronteras, prisioneros y refugiados palestinos, fondos y fuerza militar independiente palestina.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad