martes 21 de septiembre de 2021 - 9:16 AM

Video: Nervios a flor de piel en isla española por temblores y lava

La lava expulsada por el volcán de la Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma, se desplaza a unos 120 metros por hora, una velocidad muy inferior a la inicialmente calculada, por lo que la llegada del magma hasta el mar podría tardar mucho más de lo previsto.
Escuchar este artículo

Varios sismos remecieron hoy isla española de La Palma, al noroeste de la costa continental africana, y mantuvieron en vilo a la población mientras ríos de lava continuaban fluyendo hacia el mar y una tercera fisura se abrió en la ladera del volcán.

Además: La UE ofrece apoyo y activa sus satélites para seguir la erupción en La Palma

Después de fluir cuesta abajo por la isla desde la erupción del pasado domingo, la lava se está acercando gradualmente a la costa, una zona con mayor densidad de población.

Las autoridades informaron que un río de lava se acercaba al barrio de Todoque, donde viven más de 1.000 personas y los servicios de emergencia estaban preparando evacuaciones.

Hasta ahora unas 6.000 personas han sido desalojadas en La Palma y 183 casas han resultado dañadas, dijo la portavoz del Poder Ejecutivo Isabel Rodríguez después de una reunión del gabinete en Madrid. La Palma, con una población de 85.000 personas, forma parte del archipiélago volcánico de Islas Canarias.

La nueva fisura está 900 metros (3.000 pies) al norte de la cordillera Cumbre Vieja, donde comenzó la erupción volcánica tras una semana de miles de temblores pequeños.

$!Video: Nervios a flor de piel en isla española por temblores y lava

El fenómeno, conocido como enjambre sísmico, permitió a las autoridades prever la posibilidad de una erupción y evacuar a más de 6.000 personas para evitar víctimas.

La nueva fisura se abrió tras un temblor de magnitud 3,8, según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan).

Lea aquí: El movimiento de la lava se ralentiza en La Palma, España y no llegará al mar esta noche

Para hoy, la lava había cubierto 106 hectáreas (unos 260 acres) de terreno, según el Programa de Observación Terrestre de la Unión Europea, Copernicus.

Unas coladas imparables de lava de hasta seis metros (casi 20 pies) de alto descendieron por las laderas, quemando y aplastando todo a su paso.

El presidente regional de Canarias, Ángel Víctor Torres, dijo que las autoridades pedirán ayuda financiera a la Unión Europea para ayudar a la reconstrucción.

Agregó que los daños ya ascendían a mucho más de 400 millones de euros (470 millones de dólares), con lo que el archipiélago califica para recibir ayuda de emergencia de la UE en caso de catástrofes.

Dijo que solicitaría dinero para reconstruir las redes de suministro de agua y carreteras y crear alojamiento temporal para las familias que perdieron sus hogares y tierras de cultivo, y en ocasiones sus medios de vida.

Tenga en cuenta: Video: La lengua de lava invade las carreteras de El Paso en España

Las autoridades informaron que los ríos de lava parecían haber perdido velocidad y que esperaban que no lleguen al mar hasta el miércoles, según la agencia privada de noticias española Europa Press.

Cuando las coladas lleguen al Océano Atlántico podrían provocar explosiones y nubes de gas tóxico. Los científicos que monitoreaban la lava estimaban que estaba a más de 1.000 grados centígrados (más de 1.800 grados Fahrenheit).

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad