domingo 08 de marzo de 2015 - 12:01 AM

Mar

No será nunca comprensible que los Alcaldes elegidos popularmente, durante lo que va de este milenio en un mismo pueblo; entre 2003 y 2013, tuviesen que abandonar su cargo a destiempo por pleitos legales. Este engendro se cuajó en esta tierra: la Alcaldía de Floridablanca.

El primer mandamás de esta fila fue Jairo Ulloa, quien abandonó la Alcaldía para fugársele a la justicia hasta el año pasado, cuando al fin lo capturaron entre otras cosas por peculado. El último es Carlos Roberto Ávila, quien sale de su cargo pues cuando fue concejal, en 2008, le aprobó al entonces Alcalde, Eulises Balcázar, una prima técnica irregular que le representó un incremento salarial del 50 por ciento. Balcázar también dejó la Alcaldía destituido por la Procuraduría. Igual suerte corrió su sustituto Néstor Díaz, cuando se probó que, antes de ser Alcalde, en 2007, logró elegirse diputado a pesar de una inhabilidad legal.

Ahora, con Ávila, por la misma razón, se van nueve concejales en ejercicio.

Cuando el saliente mandatario fue elegido, después de recoger 24 mil votos – cifra baladí en un municipio de 264 mil habitantes –, la abstención fue del 70 por ciento. No le sorprendería a nadie que ahora, que la Alcaldía queda nuevamente a la deriva y el Concejo medio cojo, a los florideños les repugne aún más la política. Sobre todo porque mientras el caos ha reinado, la gente ha visto crecer la pobreza, el valor histórico del casco antiguo se diluyó entre moles de cemento, Metrolinea se instaló a medias (sin el gran portal que prometieron), la movilidad colapsó, Cañaveral se convirtió en cloaca por la inseguridad y, sin un plan inteligente para ello, se aceleró la construcción alrededor del anillo vial.

Me da mucha pena decirlo así pero hoy no hay cómo contradecir a los florideños que digan, como alguna vez lo dijo un alto funcionario del Estado, que lo público es un “mar de mierda”. Ojalá, sin embargo, no renuncien a volcar eso: es imprescindible y posible.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad