sábado 25 de marzo de 2023 - 12:00 AM

Reforma política, primer golpe a la coalición Petro en el Congreso

Tras el hundimiento de la reforma política, el ministro del Interior, Alfonso Prada, dijo que volverán a presentar la iniciativa y buscarán un gran acuerdo nacional. Los esfuerzos del Ejecutivo ahora se centrarán en las reformas laboral, pensional y de salud.
Compartir

En medio de contradicciones, imprecisiones y con la formalidad de que aún hay tiempo para tramitar un nuevo texto, el gobierno Petro sufrió el pasado jueves la primer gran derrota política, el hundimiento de la reforma política, un hecho que se calculaba desde diciembre pasado.

Además: Fiscalía suspende nuevas órdenes de captura contra miembros de las disidencias

Ante la pérdida del apoyo de la mayoría de los partidos y por la presencia de varios ‘micos’, el ministro del Interior, Alfonso Prada, le pidió a la Comisión Primera del Senado hundir el texto de la iniciativa, aunque siempre habló de retiro del proyecto, esto para no aceptar la fuerte derrota, la primera en el Congreso desde agosto, cuando asumió el poder el presidente Gustavo Petro.

Reforma inviable

Prada así lo anunció en la Comisión Primera en donde intervino luego de que el Pacto Histórico y la oposición se volvieron a enfrentar por los presuntos ‘micos’ que se pretendían meter en el trámite del quinto debate, entre ellos que un congresista pudiera ir al Gobierno y luego volver al Congreso.

“He firmado la carta con la cual le solicito a la Comisión Primera el retiro del acto legislativo de la reforma política”, indicó el ministro Prada, tras destacar que el presidente de la República invitó a todos los partidos políticos y distintos sectores del país para que se busque un acuerdo para tener una nueva reforma.

Y para intentar tapar el golpe político, el presidente del Senado, Roy Barreras, tras romper el documento de la reforma política para pedir el retiro del acto legislativo, aseguró que aún “nos queda mucho tiempo, el Gobierno tiene tres años para tramitar una nueva reforma política”.

Sin embargo, esa confianza de Barreras casi de inmediato quedó por el suelo cuando el propio ministro Prada aseguró que no será tan rápido, pues explicó que en el próximo semestre el país adelantará las elecciones regionales, lo que sería inconveniente para hablar de modificaciones al sistema político del país.

Pero en medio de la polémica de si retiró o se hundió la reforma, el ministro Prada defendió uno de los puntos que más ha generado molestia, como es permitir pasar a los congresistas al Ejecutivo y que luego, si desean, regresen al Legislativo. “Comparto que se levanten las inhabilidades como la de que los congresistas puedan estar en un Gobierno al que hayan apoyado”, destacó el ministro ante la comisión.

Otro “mico” que acompaña la Presidencia es el llamado transfuguismo, una propuesta que está desde el comienzo del debate del proyecto.

El hundimiento del proyecto arrancó el miércoles en la misma Comisión I, en donde Prada informó que el presidente Gustavo Petro le había pedido que retirara el proyecto si no se lograban hacer cambios de profundidad.

Y fue muy temprano en la mañana del jueves cuando el propio mandatario anunció que el proyecto no iba más. En reacción a un comunicado de la bancada de representantes a la Cámara del Pacto Histórico, expresó que el acto legislativo así no es viable.

“Creo que en la reforma política no queda ningún tema progresista. Sin listas cerradas y cremalleras, es decir, que permitan igualdad de curules para hombres y mujeres, y sin financiación estatal de las campañas, la reforma no aporta a un avance en la calidad de la política”, escribió en su cuenta de Twitter.

Los representes a la Cámara petristas en su comunicado señalaron que “hacemos el llamado al Gobierno nacional para que archive el proyecto y pueda elaborar una nueva propuesta concertada con los distintos actores políticos y sociales, que transforme la política en Colombia”.

Justificaron su solicitud en que durante el trámite de la reforma política se han introducido ‘micos’ que demostraron la falta de voluntad política por parte de algunas bancadas en el Congreso de la República para modificar las reglas de juego.

“También se ha demostrado hasta dónde llegaría la clase política y politiquera para poder perpetuarse y cuáles son los cambios que están dispuestos a hacer. Como resultado, el texto de la reforma política el día de hoy es completamente diferente, pues tiene varias disposiciones que se consideran problemáticas”, señaló la bancada petrista.

Lea también: “Los consensos han sido aparentes”: Alejandro Gaviria criticó el trámite de la reforma a la Salud

Lupa sobre los ponentes

Otra polémica que se dio con el hundimiento de la reforma es la responsabilidad de quienes firmaron la ponencia, que fueron todos de la bancada de gobierno, comenzando por el presidente del Senado, Roy Barreras, y el coordinador ponente, Ariel Ávila, además de Fabio Amín y Julián Gallo.

Una profunda crítica que se dio en ese sentido la hizo la representante a la Cámara Jennifer Pedraza, quien sostuvo que “el Oscar a la mejor lavada de manos va para... Le recuerdo, señor Roy Barreras, que usted presentó ponencia positiva a este adefesio de reforma política. Ahora los ‘micos’ de la reforma política fueron a espaldas de todo el mundo. A otro perro con ese hueso”.

El tema de la ponencia positiva incluso llevó a que la senadora Angélica Lozano saliera a defender a su compañero de la Alianza Verde, Ariel Ávila, quien esta semana no estuvo en la discusión del proyecto por andar en un viaje parlamentario en el exterior.

“Ariel Ávila viajó a un foro internacional de derechos humanos desde el domingo. Firmó la ponencia el viernes para que su ausencia no retrasara la discusión. Difiero del contenido, por cumplir término pudo equivocarse”, escribió en un trino la senadora Verde, tras la polémica formada.

Otro momento polémico que tuvo el ‘entierro’ de la reforma se dio con los enfrentamientos que tuvieron los senadores Roy Barreras y María José Pizarro con el senador opositor Jota Pe Hernández (Jonathan Pulido), esto porque él les responsabilizó de estar apoyando los ‘micos’ de la reforma, además que se unieron para obstaculizar el hundimiento del proyecto.

“Lo logramos, hundimos la reforma política. Cínicamente, el Gobierno le miente a Colombia, diciendo que no les gusta la reforma política, pero fueron ellos mismos los que la firmaron y la presentaron. Fueron los senadores del Pacto Histórico quienes impedían que se hundiera”.

La senadora Pizarro, en respuesta al senador Jota Pe, le dijo que “somos un proyecto político construido en décadas de resistencia, perseguido y asesinado. Como herederas, defenderemos sin duda las reformas que estén alineadas con el proyecto de cambio. La reforma política que se archiva hoy, no es la original que el Pacto propuso”.

Una voz más que salió a criticar al partido de gobierno fue la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia, quien indicó: “Estoy confundida. Veo que el Pacto Histórico repudió la reforma política. ¿De quién era la reforma política? El Pacto Histórico fue el autor de la iniciativa e introdujo muchas de las disposiciones cuestionadas. Ayer, cuando se iba a votar para hundirla, María José Pizarro y Alexander López se opusieron y la torpedearon”.

Le puede interesar: Polémica: Embajador de Colombia en México propone al gobierno de Amlo pactar con narcos

Gobernabilidad en jaque

El fracaso con la reforma llevó a que uno de los principales socios del presidente, el senador Inti Asprilla, le hiciera un llamado al mandatario nacional. “Se ha hundido la reforma política. Ojalá hacia futuro, el presidente Gustavo Petro entienda que es importante escuchar a quienes hemos luchado por el proyecto y tenemos un espíritu crítico y analítico, en vez de darle prelación a la lagartearía que le dice que sí porque es el presidente”.

Lo sucedido con la reforma además llevó a que incluso se piense en la necesidad de cambiar, desde mitad de año, la gobernabilidad política en el Congreso. “Tal está siendo el desconcierto político, la falta de gobernabilidad y la carencia de viabilidad de las reformas que el Gobierno nacional propuso, que en Colombia se está gestando una nueva realidad política y por ello el Congreso debe replantear los acuerdos políticos alcanzados en julio de 2022 y renegociar unas nuevas mayorías legislativas”, planteó el analista John Mario González.

Por ahora son pocos los que le caminan a la propuesta de un gran acuerdo nacional para tramitar una nueva reforma política.

Lo cierto es que el archivo de la esta iniciativa legislativa se cosolidó como la primer gran derrota del presidente Petro en el Congreso, una reforma a la que el mismo ministro Prada advirtió que en un futuro no le podrá alcanzar el tiempo, por lo que ahora prefieren apostarle a las reformas sociales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad