lunes 25 de noviembre de 2019 - 3:53 PM

La luz azul, el verdadero riesgo de los celulares contra la salud

Celulares, neveras, routers y microondas: todos los aparatos electrónicos que utilizamos en nuestra vida diaria emiten radiación, que es energía.
Escuchar este artículo

Esa energía tiene la capacidad de viajar por el espacio en forma de ondas conformadas por partículas, las cuales vibran una determinada cantidad de veces por segundo, lo que puede afectar las moléculas de otros objetos; por lo general, entre más vibren, más calor producen y más pueden afectar negativamente a los organismos vivos.

Los aparatos que utilizamos diariamente se valen de la radiación electromagnética, particularmente, la luz, las ondas de radio y las microondas. Cada vez que los conectamos a una fuente de poder, comienzan a liberar energía hacia el medio ambiente.

Como lo explica el ingeniero biomédico, Rubén Arregoces Miranda, “objetos como las neveras y los secadores de cabello no afectan negativamente la salud humana porque estamos expuestos a ellos durante poco o tiempo y emitan ondas de frecuencia baja o extremadamente baja”. Por lo demás, todos ellos, especialmente los microondas, están recubiertos de materiales especiales que minimizan la dispersión de esa energía.

Lea también: El cambio de WhatsApp web que se volvió viral.

Lo mismo aplica para los celulares y los computadores, sean portátiles o de escritorio; se valen de las ondas de radio para los servicios de comunicaciones, liberan ondas de baja frecuencia cuando están encendidos o conectados, cuando no lo están, no emiten radiación alguna. A la larga, esa particularidad de su funcionamiento es inofensiva y no representa un riesgo para la salud del ser humano. Usted no tiene que preocuparse porque ir con el celular en el bolsillo vaya a darle cáncer, por ejemplo. Lo que sí debe preocuparle es la pantalla.

Bájele a la luz

Las pantallas de los celulares, los televisores, las tabletas y los computadores se valen de la tecnología LED (“diodo emisor de luz”) para iluminarse. Esta tecnología está hecha para asemejarse a la luz del sol y alumbrar sin molestar los ojos. Sin embargo, hay factores que contribuyen a que altere el bienestar físico y mental de los seres humanos.

La combinación entre luces LED, una pantalla y el horario nocturno es contraproducente para el descanso de una persona, porque esta luz contiene luz azul - violeta, también llamada “luz azul”. El problema es que nuestro organismo está programado para reaccionar a esa luz de una forma particular.

Le puede interesar: WhatsApp lo dejará oír audios sin necesidad de abrir la aplicación.

Cuando nuestros ojos se exponen a la luz azul - violeta, el sistema nervioso concluye que es de día, tal manera que inhibe la producción de melatonina, la hormona encargada de regular el ciclo circadiano o de sueño. Según explica Rubén Arregoces, “el cerebro queda en un estado de confusión, reduce la dosis de melatonina y eso evita que entre en el estado de relajación que necesita para que durmamos”. El resultado es fatiga, estrés, mal humor y dificultades para aprender y concentrarse.

¿Qué hacer?

Muchos dispositivos vienen con la opción de un “modo nocturno” o “modo de lectura”, el cual filtra la luz azul y hace que la pantalla se vea más anaranjada. El ingeniero Arregoces advierte que esta medida “no reduce la emisión al 100 %”. Lo mismo aplica para las gafas con filtros especiales, que solo limitan la cantidad que llega a los ojos en un 20 %. Lo mejor que se puede hacer para evitar los efectos de la luz azul es no mirar estos objetos durante al menos una hora antes de ir a dormir, usar los filtros correspondientes durante la noche y esforzarse por mantener buenos hábitos de sueño.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad