miércoles 14 de abril de 2021 - 12:00 AM

Acualago sigue abandonado y sin nadie que responda por su mantenimiento

En un foco de contaminación está convertido el parque Acualago, situado en el barrio Lagos. El escenario requiere de una urgente brigada de mantenimiento.

La maleza, de manera literal, devoró las ya deterioradas instalaciones de Acualago. Como si fuera poco, el también llamado ‘parque acuático’ del área metropolitana tiene sus piscinas completamente sucias y llenas de moho, sin contar que el lugar completa más de tres años ‘abandonado a su suerte’.

Además de la maleza, el sitio es un auténtico foco de contaminación y es la principal causa de la proliferación de los criaderos de zancudos, que incluso tienen en emergencia a los vecinos del barrio Lagos.

Ante el evidente desaseo, el propio vecindario les solicitó a las autoridades de salud que adelantaran en la zona una brigada de fumigación.

Hace algunos meses, funcionarios de Floridablanca liberaron peces larvarios (Guppies) en las piscinas de Acualago, con el fin de combatir y controlar biológicamente los criaderos de mosquitos transmisores del dengue. Meses después, los vecinos de Acualago denunciaron que la estrategia “fue un fracaso” y el problema sigue vigente.

La falta de mantenimiento del lugar se agudizó tras la aparición de la pandemia. Y aunque el escenario ya había cerrado sus puertas antes de la llegada de la COVID-19, el tema se ha convertido en un asunto de salud pública.

Los más perjudicados con esta situación son los vecinos del sector, entre ellos los residentes en el Condominio El Lago Club: “Esta problemática es insostenible. Este es un criadero de zancudos y nadie atiende nuestra denuncia. Ninguna autoridad responde por el mantenimiento de este lugar”, dijo Gerardo Antonio Castro, vecino del sector.

Otros vecinos que residen en las casas adecuadas al rededor de este lugar se encuentran preocupados, pues el asunto ha ido empeorando.

Algo de historia

Hace siete años, en 2014 para ser más exactos y durante la administración del hoy desaparecido gobernador Horacio Serpa, se inauguró con bombos y platillos lo que en ese entonces parecía ser un ‘mega parque’ acuático de Floridablanca.

En 5.6 hectáreas, empresarios privados y la Gobernación hicieron una inversión de 30.000 millones de pesos para instalar las 15 atracciones que tenía Acualago, antes Parque Recreacional El lago.

Tres años después, en 2017, el escenario cerró sus puertas y desde entonces se mantiene abandonado ante la mirada estupefacta de la comunidad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad