viernes 23 de agosto de 2019 - 12:00 AM

De visita por mi barrio: Hoy, el ‘Alfonso López’ de Bucaramanga

Hoy estamos en uno de los barrios más antiguos de Bucaramanga: ‘Alfonso López’. Justo en ese sector, situado unas cuadras abajo del edificio de la Gobernación de Santander, se escribió buena parte de la historia de la ciudad durante el siglo pasado.

En sus comienzos, en los años 30, le decían ‘Barrio Piñitas’. Sin embargo, tras los dos gobiernos del desaparecido mandatario Alfonso López Pumarejo, 1934-1938 y 1942-1945, los vecinos decidieron bautizar al sector con el nombre del Presidente.

El céntrico barrio es uno de los más tradicionales de la meseta de Bucaramanga y, de manera precisa por su ubicación, es una área de progreso y desarrollo.

Sus vecinos son emprendedores y en muchas de sus casas funcionan microempresas del calzado y del área de la joyería.

Otra gran nota para resaltar del barrio ‘Alfonso López’ es el hecho de ser un valioso referente cultural e histórico.

De visita por mi barrio: Hoy, el ‘Alfonso López’ de Bucaramanga

Los vecinos se empeñaron en crear allí un espacio que, durante hace más de diez años, ha sido el sitio encuentro y de tertulia en Bucaramanga: la Casa Cultural El Solar, que está bajo la batuta de l gestor Alfredo Ortiz.

Otro ícono histórico del barrio es la casa natal de Custodio García Rovira, quien fuera el primer santandereano en llegar a la Presidencia de la República.

En 1966, a través de la Ley 48, esta vivienda se declaró como ‘Monumento Nacional’. Y pese a su importancia, de manera desafortunada, este mítico predio se está cayendo a pedazos por la falta de mantenimiento y la evidente indiferencia del gobierno local.

En este barrio, lleno de tradición, también existió durante varias décadas la vieja edificación de la Concentración ‘Camacho Carreño’, recientemente demolida por el Municipio para construir allí una moderna edificación académica.

La concentración escolar Camacho Carreño fue fundada el 14 de febrero de 1952 y desde de sus albores ha estado entre los más notorios establecimientos educativos oficiales de la capital santandereana.

Lea también: ¿Qué semejanzas y diferencias tenemos con la mejor ciclorruta del país?

BARRIOGRAFÍA

Nombre: ‘Alfonso López’.

Comuna: García Rovira, la # 5.

Ubicación: De la calle 33 a la 45 y entre las carreras Quinta y Novena.

Sectores vecinos: La Joya, García Rovira, Centro y Campohermoso.

Estratos: 2 y 3.

Número de viviendas: 792 casas y cerca de 300 apartamentos.

Población: 3 mil 180 habitantes.

Templo religioso: Los fieles católicos acuden a la Parroquia San Laureano.

Establecimientos educativos: Allí funciona la Concentración ‘Camacho Carreño’, que por labores de reconstrucción hoy está en la sede del Instituto Centrabilitar. También se cuenta con el Centro Educativo San Juan Eudes.

Templo: Los católicos acuden a la Parroquia de San Laureano.

Organismo cívico: La Junta de Acción Comunal que presiden Eucardo Agudelo, Hugo Duarte, María Esther Corredor, Eliseo Morales, Raúl A. Londoño y Eliécer Bueno, entre otros dirigentes populares.

Centros culturales: La Casa ‘El Solar’ y el predio natal de Custodio García Rovira.

Centros de servicios: Los Distritos 1 y 2 de la Empresa del Alcantarillado de Santander, la Cdmb y el Centro de Salud La Joya.

Grupos de la tercera edad: Están los grupos ‘Seguir Viviendo’ y ‘Paz y Alegría’.

Principales problemas comunitarios: El mal estado de las vías y el deterioro de los andenes.

Algunos establecimientos comerciales: Cafetería Crostini, Ferretería La Reforma, Micromercado Óptimo, ‘Merka...ya la Sexta’, Servicentro Express, La Esquina del Buen Sabor, Calzado Saprissa ‘Paso a Paso’, Zapatería Damayfer y las Joyerías Meliyersi, Melissa y Diamante.

SU HISTORIA

De visita por mi barrio: Hoy, el ‘Alfonso López’ de Bucaramanga

Después de los barrios Chorreras de Don Juan, García Rovira y San Francisco, el ‘Alfonso López’ aparece como otro de los sectores ‘añejos’ de Bucaramanga. Y es que el barrio data de 1932.

A decir verdad en ese tiempo no era propiamente un lugar residencial. Era, más bien, una amplia zona compuesta por inmensas fincas tabacaleras, que solo visitaban los trabajadores de la zona.

Por su proximidad a las Chorreras de Don Juan, en donde alguna vez funcionara el antiguo acueducto, los dueños de esos terrenos decidieron parcelar sus haciendas y venderlas.

La intensa actividad comercial y productiva que durante la primera mitad del siglo había demandado el empleo de muchos bumangueses, fue la responsable del crecimiento urbanístico del ‘Alfonso López’.

Por allí incluso funcionó el primer matadero de Bucaramanga, el cual fue trasladado después a La Feria.

Las tejas de arcilla para las cubiertas de casas, hechas con barro, muros de tapia pisada y caña brava, desplazaron a las tabacaleras y a las ‘Piñitas’ que le dieron el prestigio al barrio en el pasado.

En 1955, cuando fue necesario abrir la carrera 9ª y la zona céntrica de la meseta dejó de ser residencial para darle paso definitivamente al comercio, el ‘Alfonso López’ tomó más protagonismo. Por ser una zona del occidente de la meseta, se diseñaron allí casas para familias de estratos bajos que, tras los convenios con el ICT y la Alianza para el Progreso, consiguieron techos dignos.

Entre los primeros pobladores del barrio, hoy recordamos a: Pedro Duarte Castillo, Juan Bautista Quintero, David Bueno, Alfredo Hernández, Ana Victoria Barajas y Pedro David Galvis. También debemos mencionar a las familias Hernández, Gutiérrez, Plata, Calvete y Corredor.

Le puede interesar: ‘Bucaramanga del Ayer’: Hoy, la Casa Wessels

El 15 de diciembre de 1964 se le entregó la personería jurídica a la Junta de Acción Comunal. El barrio terminó por consolidarse. Hoy el vecindario

sigue al lado de la Alcaldía, la Gobernación, la Iglesia San Laureano y la Concentración Camacho Carreño, que hoy está en proceso de reconstrucción.

HABLAN LOS VECINOS

María Esther Corredor: “Agradecemos a Vanguardia por visitar nuestro sector, habitado por una comunidad que trabaja por el bienestar de todos sus vecinos”.

Eliseo Morales: “Rescato la labor académica que se cumple en el barrio. También desde el comité de conciliación, la Junta Comunal ha logrado varios avances”.

Raúl Alberto Londoño: “Nuestra gente es una de las más unidas de la Comuna Cinco de Bucaramanga. Aquí hemos crecido a punta de trabajo comunitario”.

Eucardo Agudelo: “Por intermedio de la Junta de Acción Comunal hemos impulsado importantes obras de infraestructura y de servicios en nuestro barrio”.

Alfredo Ortiz: “Nuestra casa cultural ‘El Solar’, del barrio ‘Alfonso López’, es un espacio para la comunidad en el que se conjugan el arte, la poesía y la pintura”.

Eliécer Bueno: “Quiero resaltar el protagonismo que ha tenido el barrio ‘Alfonso López’ en materia deportiva en la capital santandereana”.

$!De visita por mi barrio: Hoy, el ‘Alfonso López’ de Bucaramanga
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad