jueves 14 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Cerros Orientales de Bucaramanga: Lo bueno y lo malo de intervenirlos

Líderes de opinión hablaron con Vanguardia sobre los pro y contra de hacer intervenciones en los Cerros Orientales de Bucaramanga. El Municipio destinó $10.509 millones para la adecuación de senderos y miradores en dicha reserva natural de la capital santandereana.
Escuchar este artículo

La Alcaldía de Bucaramanga avanza en la construcción del Parque Metropolitano Bosque de Los Caminantes, que se ubicará en los Cerros Orientales. Lo proyectado por el Municipio es adecuar senderos peatonales y hacer miradores en un área de reserva natural cercana a los 9.400 metros cuadrados o 0,94 hectáreas.

Este proyecto suscitó controversia en la capital de Santander. Mientras un sector de la ciudadanía apoya tal intervención en dicha área de protección, otros por el contrario la consideran “perjudicial” para este ecosistema que alberga un bosque.

Lea también: ‘No se tiene licencia ambiental para obras en Cerros Orientales de Bucaramanga’

Vanguardia consultó la posición de seis líderes de opinión de la ‘Ciudad Bonita’, quienes expusieron sus argumentos en pro y en contra de la construcción de dicho parque metropolitano.

Lo proyectado

En los 9.400 metros cuadrados de área protegida el Municipio pretende adecuar escaleras y pasamanos, hacer movimientos de tierra para nivelar el suelo, y aplicar un componente ‘amigable’ con el ambiente para que la superficie no se vuelva fangosa ni deslizante; inicialmente se habló de pavimento terrizo (90% natural).

Construcción de ocho miradores y de bancas en cemento, instalación de baldosa en espacios de descanso, adecuación de cunetas en los caminos y alumbrado público, son las intervenciones que se piensan hacer en concreto y suelo duro en los Cerros Orientales.

“No habrá restaurantes, ni cafeterías, ni locales comerciales, ni parqueaderos, ni baños. No se harán edificaciones, ni juegos infantiles y tampoco gimnasios”, aseguró el Alcalde (D) de Bucaramanga, Manuel Azuero.

El Municipio aún no tiene la licencia ambiental que debe tramitar ante la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, para poder intervenir dicho terreno protegido.

Por ahora, las obras avanzan únicamente en las dos zonas de acceso que se contemplaron construir para el referido parque, una se ubica en el sector de Morrorrico y la otra en Cabecera, en inmediaciones de la Unab.

¿Las adecuaciones perjudicarán dicho ecosistema?

Jairo Puente, ingeniero químico y experto en gestión ambiental, considera que “el proyecto sí atenta contra los cerros. En el 2000 trabajaba en la UIS y ese año se realizó un estudio ambiental con una universidad de Austria, en el cual se concluyó que en Bucaramanga existen islas de calor y que tienen relación con la deforestación urbana. La otra conclusión fue que de los Cerros Orientales desciende gran parte de las corrientes de aire, que refrescan a la ciudad y que contrarrestan los grados de contaminación.

“Al adecuar estos senderos se abriría la puerta a varias cosas negativas, como gran presencia de gente que deje cantidades de basura. No me parece correcto intervenir los cerros con obras, ya que se trata de un área protegida. Lo que hay que hacer es asignar guardabosques y brindar algún tipo de asistencia a los invasores, para mejorar lo que ya existe”, agregó Puente.

Cerros Orientales de Bucaramanga: Lo bueno y lo malo de intervenirlos

Erwing Rodríguez-Salah, ambientalista y miembro del Comité para la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán, expresó que “comparto la idea de la Administración Municipal y su proyecto del Parque Metropolitano Bosque de los Caminantes, sin perder de vista un principio fundamental: las adecuaciones necesarias, como las que conducen a facilitar el acceso a las personas de diversas edades, deben apuntar a la máxima utilización de la madera, muy amigable y en plena sintonía con el entorno, y a la mínima utilización del cemento, que discrepa completamente con el ambiente; esto con el fin de tratar de conservar, al máximo, el estado original y belleza natural de los Cerros Orientales”.

Carlos Sotomonte, quien esta semana fue nombrado como Alto Comisionado para la Defensa del Páramo de Santurbán por parte del alcalde electo de Bucaramanga, manifestó que “mientras se trate de adecuaciones con responsabilidad ecológica estoy de acuerdo con el proyecto. De lo contrario, no lo apoyo de ninguna manera.

“Hay formas de protección de reservas naturales, como la adecuación de parques, que tienen intervención en una zona natural pero con un impacto mínimo; eso sí, que de ninguna manera se permitan urbanizaciones. Adecuar estos senderos ecológicos permitiría conectar a Bucaramanga a través de corredores ambientales internos. Se podrían unir los cerros con la escarpa occidental, que es un proyecto enmarcado en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT”, añadió Sotomonte.

¿Sufrirá la fauna y flora?

Orlando Beltrán, director de la Asociación Defensora de Animales y de la Naturaleza, Adán, argumento que “con este proyecto sí se ocasionarán daños en este ecosistema, puesto que las obras lo fragmentarán. Entre más libre de caminos, senderos y carreteras esté un bosque, más se protegerán las especies animales que allí habitan y que resultarían perjudicadas con la sola presencia humana.

“Allí hay mucha fauna, que poco a poco ha sido desplazada por el hombre. Antes había presencia de tigrillos, zorros perrunos y de niño, incluso alcancé a ver venados en los cerros. Actualmente hay faras o zarigüeyas en gran cantidad, y una gran variedad de aves. Con la instalación de alumbrado público que pretenden hacer, se alteraría significativamente el hábitat y las condiciones en las que viven estas especies”, agregó Beltrán.

Henry Sarmiento, subsecretario de Medio Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga e ingeniero ambiental de profesión, cree que “lo que se hará es la adecuación de algunos senderos, que permitan avistamientos, ecoturismo y que los bumangueses conozcan los cerros y se apropien de ellos. En ninguna medida se perjudicará la función ecológica con esta iniciativa.

“La biodiversidad (flora y fauna) no se perjudicará. En flora, solo se talarán dos árboles, uno porque ya está volcado y el otro porque tiene un estado fitosanitario crítico. La intervención en los cerros será muy baja. Como toda intervención del ser humano, sí se va a causar una alteración menor, pero los impactos a corto, mediano y largo plazo serán mucho mejores”, agregó Sarmiento.

Cerros Orientales de Bucaramanga: Lo bueno y lo malo de intervenirlos

Manuel Azuero, alcalde (D) de Bucaramanga, señaló que “de ninguna manera se perjudicará la fauna ni la flora. Por la no ejecución del proyecto sí, porque por la falta de protección es que los cerros y su biodiversidad han sido destruidos. La ciudad ha crecido en detrimento de los cerros, y en detrimento de su fauna y flora”.

¿Este parque servirá para la protección y preservación de los cerros?

Henry Sarmiento, subsecretario de Medio Ambiente de Bucaramanga, considera que “los cerros no tienen una protección real en la actualidad, solo en el papel. La falta de planes de manejo y de seguimiento por parte de la Cdmb ha causado que muchas zonas protegidas terminen invadidas. Este proyecto del Municipio busca garantizar la preservación y el uso sostenible de este ecosistema”.

Jairo Puente, ingeniero químico y experto en gestión ambiental, piensa que “este proyecto no se debería hacer; es que ni siquiera tiene licencia ambiental. Bucaramanga ya respira un aire contaminado y este tipo de reservas naturales deben preservarse. Se deberían implementar guardabosques para la protección y conservación de los cerros”.

Manuel Azuero, alcalde (D) de Bucaramanga, argumentó que “el componente fundamental de este proyecto es la protección de 43 hectáreas de bosque, que eran propiedad privada y que ahora son propiedad pública, y que prácticamente no se intervienen en la ejecución de esta iniciativa, ya que la obra ocupará menos de una hectárea del área protegida.

“La obra es necesaria para generar que, los senderos que ya existen, sea incluyentes y los puedan visitar tanto niños, jóvenes y adultos mayores. Queremos que este proyecto sirva de vínculo entre la comunidad y la ecología, y que los bumangueses sean conscientes de la importancia de la preservación de los cerros para siempre”, agregó Azuero.

Cerros Orientales de Bucaramanga: Lo bueno y lo malo de intervenirlos

Orlando Beltrán, director de Adán, señaló que “alterar los senderos que ya existen desde hace décadas, con la aplicación de cemento o pavimento, es perjudicial para el sostenimiento y conservación de este ecosistema que tiene un delicado equilibrio. Se deben poner en marcha acciones pero para recuperar los terrenos que se han perdido o que están invadidos, y establecerse un programa de mantenimiento y conservación de este ecosistema”.

Carlos Sotomonte, nombrado Alto Comisionado por la Defensa del Páramo de Santurbán, cree que “si este tipo de proyectos se hacen de forma asertiva con el medio ambiente, sí sirve para la preservación de reservas naturales. En la medida en que crece la ciudad, se deben buscar espacios verdes de esparcimiento. Si se hacen de forma ecológica estos senderos en los cerros, el proyecto sí puede proteger y preservar el bosque, su fauna y flora”.

Erwing Rodríguez-Salah, ambientalista, comentó que “siempre he estado de acuerdo con la preservación de los Cerros Orientales, en prevalencia del interés general de la ciudadanía, y su blindaje definitivo contra la presión de los intereses particulares de los proyectos urbanísticos habitacionales”.

Dato: 20% es el avance que, aproximadamente, registra la construcción del Parque Metropolitano Bosque de Los Caminantes. Se espera que las obras culminen este diciembre.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad