lunes 21 de septiembre de 2020 - 12:00 PM

Hombre que vendió carne de burro y caballo al PAE también distribuiría a salsamentarias de Bucaramanga

Fernando Trujillo Gómez, alias El Padrino o El Gemelo, quien hacía pasar carne de caballo y burro como si fuera de res para alimentar a estudiantes de Bucaramanga y otros municipios de Santander, también sería distribuidor de algunas salsamentarias y plazas de mercado de la ciudad.
Compartir

De acuerdo con algunos elementos de prueba en poder de la Fiscalía, Trujillo Gómez además de falsificar documentación para hacer pasar las carnes de equino y burro por res, modificarlas con químicos y venderlas a operadores del Plan de Alimentación Escolar, también habría obtenido contratos de venta de este elemento a otros sectores comerciales.

“Está acreditado que él mataba burros o caballos, los maquillaba y los vendía a operadores del PAE. Pero no solo los comercializaba a ellos. Vendían también en salsamentarias y plazas de mercado. Están investigando las líneas de distribución”, dijo una fuente.

Vanguardia también conoció que la investigación por la venta de carne de caballo y burro en Santander sigue en curso y habrá una tercera etapa.

Los hechos

La Fiscalía estableció que en colegios de Bucaramanga y Santander se suministró a los estudiantes carne de burro y caballo. Un proveedor de los operadores del Programa de Alimentación Escolar, PAE, alteraba con químicos esta carne y la comercializaba con documentación falsa entre 2018 y 2019.

La información salió a la luz pública el pasado 18 de septiembre después de que el comerciante de identificado como Fernando Trujillo Gómez, alias El Padrino o El Gemelo, quien habría estructurado el engaño, fuera enviado a prisión por un juez de control de garantías, tras la imputación de la Fiscalía.

Las investigaciones de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos de la Fiscalía, en trabajo articulado con la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional, permitieron conocer que Trujillo Gómez, en asocio con otras personas, compraba caballos y burros, muchos de ellos enfermos o muertos, en la Costa Atlántica.

Al parecer, con guías de movilización falsas trasladaba los animales hasta Bucaramanga y allí los sacrificaba. La carne era tratada con químicos para alterar la contextura, intentar hacerla más blanda y darle un color rojizo. Luego, la empacaban al vacío y le ponían sellos de empresas dedicadas a la comercialización de carne de res. Como un producto vacuno era facturado y soportado para distribuirlo.

Mediante este engaño, alias El Padrino o El Gemelo vendió semanalmente entre 2.000 y 2.500 kilogramos de carne a los operadores del PAE en Bucaramanga y Santander. La actividad ilegal la habría realizado entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, y les representó ingresos superiores a los 500 millones de pesos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo digital de Vanguardia desde 2014 y de la Unidad Investigativa desde 2018.

Desde estos espacios ha participado en trabajos premiados en Santander y Colombia.

Desde 2019 hace parte de la red nacional de chequeadores con NoSeaPingo, de Vanguardia.

@bridgesdani

dpuentes@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad