martes 10 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

“Necesitamos que las Alcaldías prohíban la venta de pólvora”

Una mujer de 21 años y un hombre de 34 son los primeros lesionados con pólvora en el departamento, en los primeros diez días de diciembre. Los casos ocurrieron en Charalá y Rionegro, municipios que no prohibieron el uso de este material explosivo.
Escuchar este artículo

Charalá y Rionegro se convirtieron en los primeros dos municipios de Santander en reportar personas lesionadas por el uso de pólvora. De acuerdo con la Secretaría de Salud del Departamento, estas alcaldías reglamentaron su uso, pero no prohibieron su venta.

Pese a que durante la noche de las velitas y la madrugada del 8 de diciembre no se registraron quemados por manipulación de pólvora, bastaron unas horas para que la cuenta, que inició la temporada navideña con cero quemados, empezara a subir.

Van dos quemados

En Charalá, un hombre de 34 años, resultó con quemaduras de primer grado en sus manos tras estallarle un ‘volcán’. Inmediatamente fue atendido por las entidades de salud del municipio.

El segundo caso ocurrió en Rionegro, donde una mujer de 21 años, de nacionalidad venezolana pero radicada en Bucaramanga, resultó lesionada en cara, cuello, tórax y extremidades superiores al manipular un volador. Debido a las lesiones se hizo necesario su traslado al pabellón de quemados del Hospital Universitario de Santander, HUS.

De acuerdo con Carlos Enrique Ramírez, jefe de la Unidad de Quemados y del Servicio de Cirugía Plástica del HUS, la mujer tiene comprometido el 15% de su cuerpo con quemaduras de segundo grado, superiores y profundas.

Luis Alejandro Rivero, secretario de Salud de Santander, lamentó la situación e hizo un llamado a los alcaldes a no solo reglamentar el uso y venta de pólvora sino a prohibirla.

Lea también: “Ni un quemado más con pólvora en Santander”.

“En medio de lo lamentable, afortunadamente no son niños o adolescentes quienes resultaron quemados. Seguimos haciendo el llamado a todos los santandereanos a que evitemos la manipulación de pólvora y a las autoridades competentes de cada municipio a emitir el decreto de prohibición. Rionegro y Charalá reglamentaron la venta de pólvora, pero no la prohibieron, allí empezamos a ver las consecuencias de la decisión”, señaló el funcionario.

Ocho municipios no han emitido decreto

Guadalupe, Socorro, Molagavita, Onzaga, Betulia, Matanza, Suratá y Puerto Parra aún no han emitido una determinación frente al uso de este material pirotécnico.

A través de una circular, la Secretaría de Salud de Santander recomendó la emisión de decreto para la prohibición absoluta de fabricación, almacenamiento, transporte, comercialización, manipulación y uso de la pólvora.

“Lo anterior evidenciando que en el período de vigilancia intensificado del año anterior en los 47 municipios donde se realizó decreto de prohibición, se evitaron totalmente o se disminuyeron las lesiones por artefactos pirotécnicos frente a los casos registrados en años anteriores”, se lee en el documento.

No obstante, por ley en todo el país los menores de 18 años no pueden manipular, vender o comprar pólvora.

En Bucaramanga existen dos decretos vigentes, el 228 de 2013 y el 225 de 2017, mediante los cuales se prohíbe el uso, distribución, fabricación, almacenamiento, comercialización, expendio y utilización de cualquier elemento pirotécnico. Floridablanca y Piedecuesta cuentan con normatividad similar. Girón aún está por definir que reglamentación adopta.

Frente a la red hospitalaria el Secretario de Salud expresó que los hospitales del departamento deberían encontrarse en alerta amarilla, pendientes de lo que pueda ocurrir, para brindar atención oportuna.

Además, el funcionario, enfatizó en la importancia de reportar los casos de quemaduras en menores de edad.

“La recomendación es que cuando se queme un niño, que ojalá no ocurra, los padres no lo escondan por temor a las investigaciones sino que lo lleven de inmediato a un centro de salud”, mencionó.

Le puede interesar: No hubo quemados con pólvora ni accidentes fatales durante la noche de Velitas en Bucaramanga.

En caso de una quemadura, el jefe de la Unidad de Quemados del HUS, señala que es fundamental enfriar la herida lavando con abundante agua, no usar ningún producto químico o jabón y consultar de manera inmediata al centro médico más cercano.

135 quemados en Colombia

El fin de semana de Velitas dejó 94 quemados con pólvora en el país, según reveló este lunes el Instituto Nacional de Salud, INS y en lo que va de diciembre se han registrado 135 personas lesionadas por la misma causa, 47 de ellos niños.

El sábado, cuando se celebró la noche de las Velitas, fueron 58 los heridos y el domingo, 36, la mayoría de ellos como consecuencia de la manipulación de la pólvora (65%).

El boletín de vigilancia intensificada que adelantan las autoridades sanitarias, reveló que 32 adultos (36%) y dos menores de edad (5%) estaban bajo los efectos del alcohol al momento de resultar lesionados.

Los ‘totes’ siguen siendo los artefactos más peligrosos y han sido los causantes del 28% de las lesiones. Le siguen los cohetes, luces de bengala, voladores y volcanes.

El Valle del Cauca lidera la lista de los departamentos que más han registrado casos, en total 17. El año pasado, en la misma fecha había reportado 31 casos.

Para el período 2018-2019 se reportaron 190 casos del 1 al 8 de diciembre.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad