sábado 05 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Por primera vez en Santander aplican novedosa técnica para tratar arritmias cardíacas

Se trata de un procedimiento quirúrgico, más confiable y duradero, para pacientes con fibrilación auricular, que es uno de los trastornos del ritmo cardíaco más comunes en la población, el cual puede desencadenar enfermedades cerebrovasculares.
Escuchar este artículo

Una mujer, de 62 años de edad, con insuficiencia mitral (una especie de trastorno de la válvula mitral del corazón) y fibrilación auricular (arritmia cardíaca) fue la primera paciente en Santander, en recibir la cirugía de corazón abierto con la técnica llamada ‘Maze 4’, también conocida como ‘Laberinto’.

El procedimiento fue dirigido por el servicio de Anestesia y Cirugía Cardíaca del Instituto del Corazón de Bucaramanga. Es aplicada en pacientes con patología valvular y que además padecen fibrilación auricular, un tipo de arritmia que de no ser tratada de forma efectiva, puede generar complicaciones a nivel cerebral y coronario.

Carlos Ocampo, cirujano cardiovascular del Instituto del Corazón de Bucaramanga, quien participó en este procedimiento, explicó que después de la intervención, el paciente “mejora el gasto cardíaco y el desempeño del corazón, evitando la formación de trombos en la aurícula con una tasa de éxito muy favorable”.

Es decir, en pacientes con fibrilación auricular paroxística, que es aquella arritmia en la que se presentan episodios al menos una vez por semana, el porcentaje de mejoramiento es de un 85% a un 90%, mientras que para arritmias más crónicas o persistentes se puede hablar de un 65% a un 70% de mejoramiento.

Lea también: Más de 170 inscritos en las primeras horas de Metrobici

Para Ocampo, ‘Maze’ es el método más eficaz para tratar este problema de salud pública. “En sus inicios esta técnica (implementada en 1987) se basó en realizar, en forma de laberinto, unos cortes y suturas en el corazón bloqueando algunas vías eléctricas aislando aquellos focos donde se producía la arritmia, evitando así que la sangre reposada generara trombos por la no contracción de las aurículas. Hoy la técnica evolucionó y en su cuarta generación se sustituyen dichas incisiones por dos formas invasivas”.

Una de estas formas invasivas es la ablación por radiofrecuencia bipolar, la cual utilizando una pinza especial emite una ondas regulando el ritmo cardíaco. Y, la otra, es la crioablación, que con una sonda alimentada por óxido nitroso genera una temperatura de menos 60 grados quemando así el foco de arritmia.

De acuerdo con el cirujano, la evolución de la técnica consiste en mejorar la metodología para que el procedimiento sea más confiable y duradero.

La llegada de esta técnica a la región permite a los pacientes que su corazón vuelva a tener el ritmo normal, que el desempeño del corazón mejore. La contracción de la aurícula genera el 30% del gasto cardíaco, cuando se logra devolver ese gasto se evitará que se formen trombos en la aurícula.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad