martes 14 de junio de 2022 - 12:00 AM

Un torrencial aguacero dejó estragos en el área metropolitana de Bucaramanga

Un colapso total del territorio metropolitano se vivió, tras el aguacero que arreció al caer la tarde de ayer. Las autoridades pronosticaron lluvias intensas el resto de la presente semana y declararon la alerta roja por deslizamientos.

Inundaciones, afectaciones en viviendas, daños en vehículos, taponamientos de vías, árboles caídos y redes de servicios públicos colapsadas, entre otras emergencias, hicieron parte del saldo que arrojaba, al cierre de esta edición, la lluvia torrencial que azotó a Bucaramanga y su área metropolitana al caer la tarde de ayer.

Una de las emergencias más fuertes la vivió la comunidad de los barrios Quebrada La Iglesia y San Martín, en Bucaramanga, en donde las aguas taponaron cañerías y una estela de lodo dejó a docenas de familias afectadas.

Lea además: El otro drama del barrio San Martín

En el barrio El Jardín, también en Bucaramanga, se desbordó la quebrada La Iglesia, generando la inundación de vías y generando alarma entre el vecindario.

El municipio de Floridablanca también sufrió emergencias, tras el desbordamiento de una quebrada en el sector de Lagos II. Mientras tanto, en la zona del Colegio Agustiniano, donde ocurrió la avalancha del 28 de enero de 2020, un taxi quedó atrapado por las aguas represadas. Tanto el conductor como la pasajera tuvieron que ser evacuados por los organismos de socorro.

Por los lados de Piedecuesta, en el área de la Españolita, el agua alcanzó a subir cerca de un metro y medio, lo que hizo colapsar la autopista y generar un trancón por varias horas.

El Río de Oro, por su parte, causó estragos en el asentamiento José Antonio Galán, en los límites con Girón, tras el desbordamiento de sus aguas. Escenas de pánico vivieron varias familias que construyeron sus ranchos en inmediaciones del afluente.

Alerta por lluvias

De acuerdo con información del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, el volumen de las precipitaciones registradas ayer fue de 50 milímetros, durante una hora y media aproximadamente. Se trata de un registro significativamente alto, si se tiene en cuenta que un día de lluvia moderada en Bucaramanga, como ha sucedido en días anteriores, cae en promedio 20 milímetros de agua.

La fuente meteorológica advirtió que en regiones como Santander se les debe prestar “especial atención” a las lluvias actuales debido a su gran intensidad y ante la alta probabilidad de eventos como deslizamientos de tierra.

En territorio santandereano se pronosticaron precipitaciones por el resto de la presente semana.

En el informe técnico que se generó ayer, el Ideam alertó que existe alerta roja “por alta probabilidad de ocurrencia de deslizamientos en otros municipios de Antioquia, Boyacá, Caldas, Caquetá, Casanare, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Córdoba, Huila, Meta, Nariño, Putumayo, Quindío, Risaralda y Valle.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad