viernes 08 de julio de 2022 - 12:00 AM

Urge la reparación de las fachadas de casonas viejas de Bucaramanga

En el centro de la ciudad se ven muchas casas viejas, muchas ellas a punto de colapsar. Esto podría causarles daños a las personas que pasen por los frentes de estos obsoletos predios.

Hace algunos días, una vivienda ubicada en la calle 32 con carrera 26 de Bucaramanga, cerca al Parque de Los Niños, se vino al piso tras la arremetida de las lluvias. Los muros de dicha edificación, que era una construcción antigua, se debilitaron y en medio del desplome ocasionaron momentos de angustia.

Y aunque por fortuna no se registraron víctimas humanas, el desplome ‘puso el dedo en la llaga’ en un problema que ha venido en aumento en la capital santandereana y que tiene que ver con la falta de mantenimiento en el que se encuentran estas casonas.

La verdad es que estas obsoletas edificaciones hoy están convertidas en un completo peligro para la integridad física de los transeúntes, sobre todo en esta época de fuertes lluvias.

Tales habitaciones, la mayoría de ellas en el Centro, fueron construidas hace varias décadas y requieren, con urgencia, de un trabajo de cuidado o de preservación. Algunas de ellas son lotes de engorde y, por fortuna, casi todas están deshabitadas.

Si bien los materiales con los que se construyeron estas casas fueron buenos, se han venido deteriorando con el tiempo.

Augusto Tobón, secretario de Planeación, dijo que “de la mano de especialistas y con el acompañamiento de integrantes de la Oficina de Gestión del Riesgo, se hará un balance de la situación real del riesgo en el que se encuentran estas viviendas”.

Le recomendó a la población tener mucho cuidado al transitar por estas calles, pues por consecuencia de la lluvia las fachadas de algunas casonas se podrían desplomar por la antigüedad y originar lesiones.

Ante el riesgo de que más estructuras puedan caer, los vecinos de estos predios solicitan que se adecúen cintas de seguridad para que no se expongan ante los posibles colapsos.

De manera oficial se han detectado 67 casas viejas, 30 de ellas en la zona centro de Bucaramanga, que registran un avanzado estado deterioro. La propia Oficina de Atención al Riesgo les ha advertido a los propietarios de estas edificaciones, sobre la imperiosa necesidad de hacer las reparaciones del caso.

Si bien el Municipio conoce el problema que representan las casas en ruinas y los paredones en mal estado, el proceso para las soluciones avanza con lentitud.

De entrada, la Alcaldía se enfrenta a un impedimento jurídico para proceder con la demolición de los predios. Y es que sin el visto bueno del dueño de las viejas casonas, nada se puede hacer.

Según trascendió, existen varios procesos para intervenir predios que amenazan a la población, pero la falta de colaboración de los dueños ha imposibilitado la actuación oficial.

Lea además: Postes atravesados en Bucaramanga

$!Urge la reparación de las fachadas de casonas viejas de Bucaramanga
PARA TENER EN CUENTA
Una radiografía de las urbanizaciones viejas de Bucaramanga, de manera especial de la zona Centro, concluyó que el 25% de las construcciones de esa parte de la capital santandereana, hace rato cumplió su tiempo de vida útil.
Es decir, tales edificaciones no solo llevan más de seis décadas de construidas; además fueron levantadas con materiales rústicos como el bahareque, el cual las hace menos resistentes a fenómenos naturales como un aguacero o un temblor.
También muchos de estos predios registran serias averías en sus redes de servicios públicos, lo cual repercute de manera directa en el hundimiento de sus pisos.
Por otra parte, varias de esas habitaciones no cuentan con las mínimas normas de mantenimiento urbanístico requeridas, acelerando su proceso de envejecimiento.
La Alcaldía tiene claro que tales viviendas pueden sufrir un repentino colapso, tal y como ocurrió el pasado martes en el sector que bordea al Parque de los Niños.
Hay varias casas que conservan los techos originales e incluso en muchos locales se adelantaron reformas de una manera antitécnica, violando disposiciones urbanísticas.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad