miércoles 24 de noviembre de 2021 - 4:00 PM

Antonio Guterres: tenemos la obligación moral de que este proceso tenga éxito

La conmemoración del quinto aniversario del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc, organizado por el sistema de justicia transicional, logró reunir al presidente Iván Duque y el expresidente Juan Manuel Santos.
Escuchar este artículo

Este miércoles el Sistema Integral de Paz conmemoró el quinto aniversario de la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Estado Colombiano y las Farc. En este encuentro hablaron el expresidente Juan Manuel Santos, el presidente Iván Duque y el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, entre otras personalidades. Pero también lo hicieron las víctimas, quienes le hicieron una fuerte crítica a la forma como se ha implementado el proceso.

El evento se desarrolló de manera presencial en Bogotá y fue transmitido de manera virtual. Uno de los mensajes más importantes estuvo a cargo del Secretario General de las Naciones Unidas, de quien todos los asistentes agradecieron su presencia y lucha por la paz en Colombia.

“Este aniversario brinda una oportunidad para celebrar logros de la implementación del Acuerdo Final de Paz, reconocer los desafíos que enfrenta y renovar nuestro compromiso colectivo para hacer realidad su promesa de construir una paz estable y duradera”, dijo Guterres.

El Secretario General de las Naciones Unidas agregó que después de más de cinco décadas de conflicto y conscientes del sufrimiento que causó “tenemos la obligación moral de garantizar que este proceso de paz tenga éxito. El Acuerdo Final de Paz no solo buscaba silenciar las armas, también estableció una hoja de ruta destinada a transformar las causas profundas del conflicto y comenzar a curar las heridas para que las atrocidades cometidas por todas partes no vuelvan a ocurrir”, enfatizó.

Guterres agregó que los logros del proceso son innegables y Colombia debe estar orgullosa de ellos, especialmente en el trabajo de la Jurisdicción Especial Para la Paz (JEP) “hemos visto imputaciones históricas por crímenes de guerra, y reconocimientos de responsabilidad sin precedentes, hemos visto encuentros emotivos y hemos visto como familias salen por fin de la incertidumbre, sobre la suerte de sus familiares desaparecidos”.

Puede leer: Santos dice que hay acercamientos para diálogos entre Duque y el Eln

Duque y Santos

La intervención del presidente de Colombia, Iván Duque, y del expresidente Juan Manuel Santos tuvo como precedente, un saludo cordial entre ambos, minutos antes de empezar el encuentro.

Durante la conmemoración, el primero en tomar la palabra fue el expresidente Santos, quien reconoció que Iván Duque se montó en el tren de la paz y que este está buscando la manera de reanudar conversaciones de paz con el Eln.

Ante este posible acercamiento Santos dijo que Duque contará con todo su apoyo y el de la comunidad internacional “porque la paz no es de nadie en particular, sino de todos los colombianos y del mundo entero y por ella debemos trabajar hasta el fin de nuestros días”.

Por otro lado, el expresidente reconoció que Rodrigo Londoño, exjefe de las Farc, ha cumplido con su palabra, cuando dijo que su compromiso era trabajar para consolidar la paz.

Por último, Santos dijo que el balance del acuerdo es positivo porque más del 95% de los excombatientes siguen el proceso, la JEP ha creado siete macrocasos con más de 1.000 comparecientes y la Comisión de la Verdad ha escuchado a más de 26.000 personas, sin embargo, mostró su preocupación frente al asesinato de excombatientes y líderes sociales.

Por su parte el presidente Iván Duque hizo un balance de la implementación del acuerdo de paz y prometió entregar el Museo de la Memoria Histórica de Colombia antes de que acabe su mandato.

Duque agregó que, aunque han tenido que sortear múltiples obstáculos, incluyendo la aparición de la pandemia, “nos alegra que el 95% de las personas que han estado en proceso de reincorporación, tienen acceso a la seguridad social, a los bienes y servicios del estado y hemos logrado que quienes permanecen en las ETCR empiecen a construir soluciones de propiedad y vivienda”.

Dijo también que a pesar de los obstáculos ya son más de 3.000 proyectos productivos individuales y se ha dado un salto enorme en los colectivos, además de que se ha logrado concretar 14 planes territoriales.

Por otro lado, el primer mandatario dijo que el anhelo que tienen los colombianos es que la verdad sea total “que no sea una verdad adaptada, que sea una verdad oportuna y que se entienda por parte de los victimarios que, si no la comparten en el momento debido, la sanción también estará presente, como un mecanismo para mostrar que nadie está por encima del estado ni lo puede manipular”.

Agregó Duque que si bien se habla del concepto restaurativo “también hay un anhelo de las víctimas al ver la sanciones porque de ellas también dependerá la reconformación en el alma de quienes en el fondo de su corazón portan un terrible dolor”.

Frente al Eln dijo que el mensaje que se le ha dado a esta guerrilla es contundente: “Alcanzar la paz requiere un compromiso que no sea de palabra, ni discursivo, y eso implica la liberación de todos los secuestrados y ponerles fin a todos los actos criminales. Pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla a la Colombia que construye la Paz todos los días”.

Rodrigo Londoño

Rodrigo Londoño, exjefe de las Farc y actual presidente del Partido Comunes, dijo durante la conmemoración que “no han sido fáciles estos años por cuenta de los incesantes ataques contra el acuerdo y la falta de voluntad del estado para su implementación integral, aun así, manifestamos que nada ni nadie podrán minar nuestra convicción de que el camino emprendido es el correcto”.

Londoño aprovechó el encuentro para volver a pedir perdón a las víctimas de nuestras acciones por el conflicto, “la comprensión de su dolor crece a diario en nosotros y nos llena de aflicción y de vergüenza, firmamos la paz para que nunca se vuelvan a vivir hechos como los que sucedieron, para que ningún colombiano vuelva a derramar lágrimas por cuenta de la violencia, lo decimos de corazón y solo conquistaremos la paz, si caminamos juntos hacia ella”.

Por último, le dijo al expresidente Santos que fue un acierto “haber conformado el componente especial de la policía que nos ha venido acompañando en este proceso de reincorporación a la sociedad colombiana, resalto su profesionalismo y compromiso con la paz y gracias presidente Duque por haber extendido su misión”.

Sistema integral de paz

En esta conmemoración también hablaron el presidente de la JEP, el magistrado Eduardo Cifuentes, la directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UPBD), Luz Marina Monzón, y el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux.

El primero en tomar la palabra fue el magistrado Cifuentes quien dijo que, a pesar de las críticas de algún sector, la JEP ha sido efectiva. “Desde que entró en funciones la JEP ha dictado más de 50.000 providencias. Una vez sancionada la ley estatutaria en junio de 2019, vital para el ejercicio jurisdiccional, solo pasaron 19 meses para que formularán las imputaciones, en el caso 01 sobre secuestro, que abarcó 21.396 hechos punibles y sólo 24 meses para que se hiciera lo propio en el caso 03, sobre ejecuciones extrajudiciales, en el cual se documenta la existencia de 6.403 hechos de esa naturaleza”.

Luz Marina Monzón, por su parte, dijo que por primera vez Colombia cuenta con una estrategia nacional-territorial dirigida por la UPBD con participación de organizaciones, víctimas, pueblos étnicos y entidades que pone en marcha 20 Planes Regionales de Búsqueda e involucra a 27.000 personas.

Agregó que se han hallado con vida a cinco personas, en estos tres años;que si no fuera por la labor de la Unidad no hubieran encontrado y reencontrado a sus familias.

Por último, Francisco de Roux, mostró su preocupación por la situación de los líderes sociales en el país y de los excombatientes “son más de 1.000 líderes asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz (...). Cada mes, desde el día que hicieron la dejación de armas, hemos tenido en promedio cinco excombatientes de las Farc asesinados”.

Agregó además que la ausencia del estado en algunos territorios, tras la firma del acuerdo de paz “permitió que la guerra de la coca y la minería ilegal penetraran en los territorios que dejaron las Farc y que volvieran las minas antipersonales en las playas de los ríos, la destrucción de la naturaleza con la deforestación del Amazonas y el terror de las comunidades”.

Por último, concluyó que el discurso de la paz se ha ido desviando “Se le sacó del estado de opinión y hoy en la campaña política es políticamente incorrecto hablar de paz (...), no la mencionan porque la paz no da votos. Tenemos que rescatar la grandeza de esa paz que el país quiere”.

Lea también: Senador propone descuentos en trámites y universidades para quienes se vacunen

Víctimas

Durante esta conmemoración también hablaron las víctimas. Diana Sofía Rodríguez, oriunda de Isnos Huila y quien busca a su padre Edwin Raúl Martínez, fue una de ellas.

“Así como el tiempo apremia en actos protocolarios como este, lo es mucho más en la búsqueda de personas desaparecidas como mi padre, del que no sabemos absolutamente nada, desde que fue retenido por las Farc hace 13 años”, dijo enfáticamente.

Bajo esta misma línea le solicitó al Gobierno y a todos los organismos, mayor diligencia para la implementación, pero especialmente para la búsqueda “las acciones no se pueden quedar en autos y correspondencias de una dependencia a otra, es insuficiente y no lo que esperábamos que se diera con la implementación de los acuerdos”.

Por último, dijo que se siente cansada, triste y contenta. “Cansada de la burocracia y el protocolo, triste porque los hechos de desaparición siguen ocurriendo y las garantías que da el estado para dar el paso hacia el posconflicto no se dan, y contenta porque más allá de tantas adversidades seguimos acá soñando, sostenidos por la esperanza infinita y más de 100.000 razones de desaparecidos para insistir” y pidió menos protocolo y más calle.

Bajo esta misma línea, Débora Vargas dijo que a pesar de las dificultades el proceso se ha mantenido, pero dijo que la voluntad que tiene el estado debe ser más eficiente.

“Necesitamos que la paz no solo sea la firma del acuerdo, sino que se vea en realidades, en las carreteras, que tenemos en las comunidades, que la economía pueda mejorar para las víctimas, que no es solamente la reparación a medias sino una reparación completa integral, que exista una reconciliación definitiva”.

Por último, dijo que la vida no tiene precio y que tiene sentimientos encontrados porque “muchos compañeros y compañeras han perdido la vida y no han visto los frutos definitivos de un proceso de paz, pero creemos y seguimos confiando que la paz se construye entre todos los colombianos, no solamente las víctimas, sino entre todos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad