jueves 07 de diciembre de 2023 - 1:19 PM

Comisión de acusaciones abre indagación contra magistrado Francisco Farfán

El magistrado de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema pidió ser investigado, tras un informe periodístico que delató presuntas filtraciones de su despacho hacia el clan Gnecco del Cesar.
Compartir

La Comisión de Investigación y Acusaciones de la Cámara de Representantes anunció este jueves la apertura de una indagación preliminar en contra del magistrado Francisco Javier Farfán Molina, de la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia.

La Comisión no determinó quién será el representante encargado de examinar las actuaciones de Farfán. De hecho, con un comunicado de prensa aseguró que la indagación inicia “por presuntas conductas a establecerse”.

No obstante, apuntó que el procedimiento inicia “en razón a la solicitud de investigación solicitada (sic) por el mismo magistrado”, así como por “el traslado de una información por parte de la Corte Suprema de Justicia”.

El magistrado Farfán pidió ser investigado luego de una aparente filtración de su despacho hacia el clan Gnecco, del departamento del Cesar, revelada por un informe periodístico de Noticias Caracol.

Puede leer: ¿Qué representa para Colombia la reintegración a la Unasur cinco años después?

De acuerdo con documentos expuestos por el noticiero, Francisco Farfán ordenó interceptar ocho líneas telefónicas. De ellas, cinco eran del clan liderado por la procesada por homicidio y secuestro Cielo Gnecco.

Las interceptaciones llegaron como parte de una investigación penal, por compra de votos, contra el senador José Alfredo Gnecco Zuleta, a quien su tía Cielo le avisó sobre la intervención a los teléfonos, según una conversación que reposaba en el despacho de Farfán.

La Sala de Instrucción determinó en febrero del año pasado, con un auto inhibitorio, que esa investigación debía archivarse, sin tener en cuenta la verificación de los audios.

Sin embargo, la Corte Suprema informó el 19 de octubre que, luego de conocerse las presuntas irregularidades, “dispuso el desarchivo y revisión inmediatos de las diligencias dentro del proceso”.

Luego de ese desarchivo, Francisco Farfán envió el expediente entero a la Comisión de Investigación y Acusaciones de la Cámara de Representantes y a la Fiscalía General de la Nación. La Corte Suprema, luego, pidió a la Comisión acelerar el proceso.

De acuerdo con el alto tribunal, el objetivo es que, luego de “las investigaciones pertinentes”, “se aclare tanto su conducta como la de los servidores judiciales de su despacho e investigadores de la policía judicial que tuvieron a su cargo el manejo del expediente y el trámite de las diligencias allí adelantadas”.

Cuando se conoció la nota periodística, Farfán aseveró que las acusaciones no son ciertas, por lo que compulsó copias para que se investigue a miembros de su oficina y a él mismo. Asimismo, denunció a Cielo Gnecco por injuria y calumnia.

También puede leer: La Procuraduría investiga las agresiones verbales contra Martha Lucía Zamora

Además de la solicitud de que la Comisión indague a Francisco Farfán y a sus colegas de Sala, el togado precisó que envió copias a la Fiscalía General de la Nación “para que se investigue si los funcionarios a cargo del asunto, o investigadores del caso, pudieron incurrir en alguna de las filtraciones a que se refiere Cielo Gnecco”.

“Su mentira radica precisamente en atribuirme la calidad de fuente de la información que le comunica a su sobrino, porque ello es absolutamente falso y tendencioso”, manifestó la denuncia de Farfán. En ella subrayó que Gnecco le atribuye a él el delito de revelación de secreto, que aparece en el artículo 418 del Código Penal.

En la denuncia, de cuatro páginas, el magistrado Farfán mencionó que las declaraciones de la baronesa política del Cesar no son ciertas, sino un montaje con el que se busca dañar la credibilidad de la magistratura de la Corte Suprema, que investiga al congresista Gnecco por presunta compra de votos en el Cesar.

“No es cierto que le haya enviado ninguna razón a Cielo Gnecco para comunicarle que tanto ella como su sobrino José Alfredo Gnecco estaban siendo objeto de una interceptación de comunicaciones ordenada por mi Despacho”, agregó el magistrado.

Le puede interesar: Elección de Fiscal General se dará hasta 2024: la sala plena de la Corte Suprema está incompleta

“Nunca he tenido conversación alguna con dicha señora, ni le he enviado razones a través de terceros, en punto de una interceptación telefónica ordenada por mi propio Despacho, lo cual resulta además contrario a la lógica y al sentido común”, insistió.

El magistrado, que también es el encargado de investigar a Arturo Char por corrupción electoral, dijo: “si el Magistrado sustanciador ordena la interceptación telefónica como diligencia reservada, difícil resultaría creer que le comunique a los mismos interceptados que no hablen por ese medio. Habría sido más fácil y sencillo, si se le quisiera favorecer, simplemente no disponer tal diligencia”.

Actualmente, el caso desarchivado de José Alfredo Gnecco por presunta compra de votos está en manos de la magistrada Cristina Lombana, dado que Farfán se declaró impedido para conocer de ese y de otro proceso penal contra el excongresista. El togado, además, pidió una licencia no remunerada para defenderse.

La licencia acoge al juez Farfán del 20 de noviembre al 19 de diciembre de 2023, un día antes del inicio de la vacancia judicial. Luego, seguirá con el beneficio desde el 11 de enero hasta el 10 de abril del próximo año. El jueves pasado, 30 de noviembre, Farfán Molina viajó a Valledupar, de donde es oriundo.

Con información de Colprensa

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad