martes 12 de enero de 2021 - 3:00 PM

Denuncian afectaciones por incursión del Clan del Golfo en Norte de Santander

La Fundación Progresar que opera en Norte de Santander denunció “graves y reiteradas” violaciones a los derechos humanos en algunas veredas de los municipios de Cúcuta, Puerto Santander y Tibú, a raíz de la incursión paramilitar del 'Clan del Golfo' realizada el pasado 14 de diciembre.
Escuchar este artículo

La organización denunció que desde la incursión paramilitar, inicialmente en el área rural de Cúcuta, los miembros de este grupo al margen de la ley se han expandido a otros sectores del municipio de Tibú como las veredas La Silla, Totumito-Carboneras y El Empalme.

“El 28 de diciembre, 53 familias de los cuales 66 son niños y niñas de la vereda La Silla, debieron refugiarse en la iglesia local para protegerse de los combates presentados entre paramilitares identificados como Autodefensas Gaitanistas y guerrilleros del Eln”, dice el informe.

Lea también: Cerca de 15 personas resultaron heridas por la explosión de una granada en Barranquilla

Añade que hasta el 6 de enero permitieron el ingreso a la zona, de una delegación de la alcaldía de Tibú y la Personería Municipal, manteniendo a toda la comunidad en estado de confinamiento y la prohibición del uso de comunicaciones.

Del mismo modo, denunciaron que durante el puente de reyes, desplazaron de manera forzada hasta la escuela de la vereda 'El Ambato' en el municipio de Tibú, las primeras 40 familias, 14 de las cuales son migrantes venezolanas.

“La comunidad ha sido clara en solicitar a diferentes autoridades civiles de carácter local y departamental, garantías reales que permitan proteger su vida y permitan retomar la movilidad y sus labores de sustento diario, así mismo han pedido a todos los actores del conflicto armado respeto a la población civil y al territorio”, dice la denuncia.

Además: Envían a prisión a hombre que asesinó a su compañera sentimental por no prestarle dinero

La organización expone que hay alrededor de diez veredas en estado de alerta de los municipios de Cúcuta y Tibú, ante la latente posibilidad de cualquier otro hecho violento que afecte a la comunidad.

Cabe mencionar que en esta misma zona durante 2020, fueron asesinados tres líderes sociales, se cometieron dos masacres que dejaron 12 personas muertas y alrededor de 300 personas fueron desplazadas.

“De acuerdo a lo anterior y ante la gravedad de estos hechos, hacemos un llamado urgente al Gobierno Nacional, a las autoridades departamentales y locales, para atender de manera inmediata esta emergencia humanitaria”, reposa en la denuncia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad