jueves 06 de agosto de 2020 - 3:00 PM

El 3,8% de los fallecidos por COVID-19 en Colombia no tenían enfermedades de base al contraer el virus

Aunque a primera vista pueden parecer pocos, estos casos demuestran que es posible que una persona ‘saludable’ y sin comorbilidades presente síntomas graves por coronavirus.
Escuchar este artículo

“¿Es cierto que si no tengo antecedentes de enfermedades como diabetes, obesidad o problemas renales, entonces no tengo riesgo de registrar síntomas graves o de morir si contraigo el coronavirus?”.

Falso. Tenga cuidado con estas afirmaciones y la sensación de seguridad que esto trae consigo, pues puede llevar a que no tomemos las medidas de precaución necesarias.

Según el Instituto Nacional de Salud (INS), aproximadamente el 3,8% de los casos de pacientes fallecidos con COVID-19 en Colombia no reportaban comorbilidades antes de contagiarse. En otras palabras, si bien la probabilidad de tener síntomas graves es menor si soy una persona ‘saludable’, esto no quiere decir que el riesgo no exista.

En el país se han registrado 376 muertes de pacientes con COVID-19 sin antecedentes de enfermedades de base. Además, en el caso de las personas que lograron recuperarse se han identificado secuelas como disminución del volumen pulmonar, disnea de esfuerzo, atrofia muscular o alteraciones en la circulación.

En otras palabras, también es probable que una persona ‘saludable’, después de contraer el virus, termine con secuelas en los casos de mayor gravedad y con infecciones en órganos como pulmones, hígado o los riñones.

En el caso de Santander, 32 de los 79 fallecidos reportados por la Secretaría de Salud Departamental (con corte a 30 de julio ) se encuentran en estudio por no presentar una o más enfermedades crónicas de base que justificara su deceso.

Y si bien las estadísticas reflejan que la edad y las comorbilidades son factores claves que inciden en la gravedad de los casos con COVID-19, no son lo único que influye. Diversos factores que van desde los hábitos que mantiene el paciente hasta la misma naturaleza del virus podrían explicar estas situaciones.

Según el doctor Carlos Ibarra, subgerente de médicos del Hospital Universitario de Santander, si bien aún faltan estudios concluyentes sobre el virus, existen cepas de este más agresivas y letales que podrían explicar la gravedad de cada caso.

Adicionalmente, indica que la carga viral o la cantidad del virus que contiene una persona en su cuerpo puede ser un factor influyente, por lo que se llega a reducir la capacidad respiratoria del paciente y así mismo deteriorar su salud y resistencia con mayor rapidez.

Por otra parte, información recogida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los hábitos y las conductas como el tabaquismo pueden llegar a agravar los síntomas generados por el COVID-19 y obstaculizar el proceso de recuperación.

Según la entidad, “un grupo de expertos el 29 de abril de 2020 estableció que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer COVID-19, en comparación con los no fumadores”.

A pesar de que no hay evidencia de la existencia de un tratamiento para el nuevo coronavirus y tampoco para quienes no poseen otras enfermedades, a todos los pacientes hospitalizados se les aplica dexametasona como único medicamento respaldado por la OMS. Esto reduce el riesgo de muerte en pacientes sometidos a respiradores o ventilación.

Así mismo, médicos del departamento han implementado un procedimiento para que no se agraven los síntomas. Este consiste en la identificación de los síntomas de infección respiratoria, aislamiento, identificación de los riesgos médicos y detección de los cambios inflamatorios y lesión pulmonar del paciente, de acuerdo con el médico infectólogo del H US, Agustín Vera.

Ibarra menciona que del total de casos atendidos en el HUS, solo tres pacientes han tenido casos agravados sin comorbilidad. Sin embargo, explica que por las bajas cifras que presenta Santander frente a otros departamentos, aún es pronto para presentar conclusiones sobre este tipo de muertes.

A pesar de que el INS brinda unas cifras sobre comorbilidades, hay que recordar que los datos cuentan por comorbilidad y no por paciente, por lo que hay casos con más de una enfermedad. Estas cifras recuerdan a los colombianos que el no padecer una enfermedad fuera del COVID-19 no significa que este no sea riesgoso e incluso mortal en pacientes sanos.

Así mismo, el doctor Ibarra hace énfasis en que, a pesar de que pueden existir factores que expliquen mejor este tipo de muertes, la reacción de cada persona al patógeno es impredecible.

Por lo mismo, los médicos del departamento reiteran la importancia de las recomendaciones establecidas por las autoridades competentes para evitar exponer a los ciudadanos, como el aislamiento preventivo, lavado constante de manos y uso de tapabocas para que no se den complicaciones en la recuperación y propagación del virus.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad