miércoles 29 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

En un acto simbólico, mujeres le piden a la Corte Constitucional colombiana libertad para decidir sobre sus cuerpos

En el marco de la marcha por el Aborto Libre, Feminista y Antirracista organizada por Somos Un Rostro Colectivo para conmemorar el 28 de septiembre, tendrá lugar un acto simbólico que busca rodear a la Corte Constitucional como apoyo al fallo que este órgano debe expedir, en los próximos meses, sobre la eliminación del delito de aborto del Código Penal como lo demanda el movimiento Causa Justa.
Escuchar este artículo

“Libertad para decidir” es la consigna que miles de mujeres marchantes esperan que la Corte Constitucional y la ciudadanía en general escuche el próximo #28S, Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro, iniciativa que surgió en 1990 en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe; y que año tras año convoca movilizaciones para exigir que se garantice el aborto legal y seguro para mujeres y niñas sin que se pongan en riesgo sus vidas.

Este mensaje respalda la discusión de que todas las maternidades sean deseadas y, por tanto, respalda la toma de decisiones libres e informadas. También, el hecho de que ninguna mujer, adolescente o niña debería ser señalada, discriminada o criminalizada por ejercer su libertad reproductiva.

Frente a este último aspecto, cabe resaltar que, en Colombia, se registran anualmente alrededor de 400 casos de mujeres que han sido criminalizadas y enfrentan procesos judiciales por haber accedido a un aborto; a pesar de haber tomado una decisión libre y consciente, incluso, dentro de las causales permitidas; en ese contexto se ha podido identificar una persecución contra mujeres en condiciones de vulnerabilidad, quienes en mayor proporción enfrentan un proceso penal. Los porcentajes lo demuestran, ya que las condenas contra mujeres que deciden abortar representan el 7,6 % de los casos, mientras que, para los delitos de violencia intrafamiliar y acceso carnal violento, las condenas representan un 1,14% y 3,38% de los casos.

Al respecto, Laura Castro González, coordinadora de La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres resalta que “las mujeres seremos libres cuando se garanticen las decisiones sobre nuestro cuerpo y sobre nuestro proyecto de vida, por eso con este acto simbólico de “abrazar” a la Corte Constitucional le mandamos un mensaje de apoyo a este tribunal, y le decimos que las organizaciones de mujeres y feministas esperamos que el próximo fallo, en el que se decide la eliminación o no del delito de aborto del Código Penal, sea una decisión favorable en la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, como la interrupción voluntaria del embarazo”.

Además de movilizarse por la libertad para decidir, la marcha por el Aborto Libre, Feminista y Antirracista, también reflexionará por la memoria y la dignidad de las mujeres.

Conmemorar el 28 de septiembre es una Causa Justa

Por segundo año consecutivo, el movimiento Causa Justa organiza, del 25 al 29 de septiembre del 2021, el Festival Causa Justa, cuyas actividades presenciales y virtuales son muestra del apoyo que ha despertado en el país y en América Latina la solicitud que el movimiento le hizo a la Corte Constitucional para que se elimine el delito de aborto del Código Penal colombiano (Artículo 122), por vulnerar los derechos fundamentales de las mujeres y del personal de la salud.

El Festival Causa Justa es una apuesta del movimiento para conmemorar el #28S y para continuar exigiendo que el Estado brinde acceso a abortos seguros en todo el territorio nacional; garantice la ciudadanía plena de las mujeres; elimine las barreras estructurales que impiden a las mujeres el acceso oportuno a la IVE; y respete la libertad sobre las decisiones relativas al cuerpo y al proyecto de vida: “libertad para decidir sin la intervención de terceros; libertad para abortar sin la amenaza de ir a la cárcel”.

Cristina Rosero, del Centro de Derechos Reproductivos, que hace parte de Causa Justa, contó a Vanguardia que es importante que el aborto sea legal, es decir, sea abolido del código penal, porque así como está ahora es muy inseguro para la vida de las mujeres, ya que “no cuentan con la suficiente información y acuden a lugares en donde no se realiza con las mejores condiciones y ponen en riesgo, su vida y su salud. La Corte está en un momento histórico en el que puede cambiar esta situación puede mejorar la vida de las niñas y las mujeres en Colombia y puede dar un paso muy importante para que el país siga siendo un referente en la protección de los derechos humanos de las mujeres en todo el continente”, señala Rosero.

Foto: Alexa Rochi. Causa Justa/VANGUARDIA
Foto: Alexa Rochi. Causa Justa/VANGUARDIA

¿Qué hace falta para que la Corte tome la decisión?

“La Corte Constitucional que tienen sus manos la demanda que fue presentada por el movimiento Causa Justa, de más de 90 organizaciones y más de 134 activistas en todo el país y que fue presentada el 16 de septiembre del 2020 es decir, ya cumplimos un año de haber presentado esta demanda. La Corte la admitió de manera rápida, en un mes, y lo que dijo fue que el movimiento con esta demanda, había logrado sembrar la duda sobre la inconstitucionalidad del Código Penal en esa parte del delito de aborto.

“Ya la Corte agotó una etapa en la cual permitió las intervenciones ciudadanas y de expertos internacionales en el tema. Se lograron más de 114 intervenciones que combinan expertos y expertas nacionales e internacionales que apoyan los argumentos de la demanda y que le piden a la Corte la eliminación del delito aborto del Código Penal. En este momento estamos en una etapa en la que vamos a esperar de la decisión, que hasta este momento se tiene programada aproximadamente para el 19 de noviembre y pues creemos que la Corte tiene sus manos todos los documentos necesarios, no solamente jurídicos, sino también desde el punto de vista médico, desde el derecho internacional, los derechos humanos sobre cómo se presenta la criminalización en la realidad”.

En las regiones de Colombia, por ejemplo, incluso personas que defienden los derechos humanos son reservados o se manifiestan en contra del aborto, ¿cómo comprender el contexto en el cual abortan las mujeres y las niñas?

“Creo que esta observación es muy importante y creo que también muestra precisamente la razón por la cual el movimiento Causa Justa se enfoca en la despenalización del aborto en Colombia. Es que la criminalización precisamente genera una serie de estereotipos alrededor del tema. El hecho de que todavía tengamos un régimen en el que, por una parte, el derecho al aborto es fundamental en las tres causales, pero por otra parte es un delito en el resto hace que se creen unos estigmas, una idea de que el aborto es un tema reprochable, algo malo, y no necesariamente se comprende la realidad de las mujeres y las niñas que se ven en algún momento de sus vidas con la necesidad de acceder a este procedimiento por cualquier razón: haber sido víctimas de violencia, no haber tenido acceso a métodos anticonceptivos, no haber tenido acceso a la información sobre educación sexual para tomar decisiones de manera adecuada.

“Entonces, un primer paso, sin duda, para nosotras, es precisamente la eliminación del delito de aborto, porque éste es un foco en donde se crean muchos estigmas y muchos prejuicios alrededor del tema y por lo que ha demostrado la evidencia, comparada con otros países donde hay una legislación que despenaliza, es que precisamente la despenalización trae consigo un ambiente más favorable para poder conversar sobre la salud sexual y reproductiva y permite que las personas averigüen mejor para tomar decisiones de una manera libre y más responsable.

“Hay un segundo paso que es muy importante y que también es un objetivo del movimiento Causa Justa y es la despenalización social del aborto. Lo que se busca con esto es precisamente ir superando estos prejuicios o estas ideas un poco sesgadas sobre por qué se accede el aborto y porque se necesita. Por supuesto, la gran mayoría de estas ideas hacen parte de unas concepciones tradicionales que sitúan a las mujeres, por lo general, únicamente en un rol de madres o en un rol de cuidadoras como el único proyecto de vida válido, pero es necesario que como sociedad avancemos a un momento en donde se comprenda que es válido que las mujeres no deseen ejercer la maternidad como parte su proyecto de vida y se comprenda que es mejor que todas las personas puedan tomar estas decisiones libres, de modo que su proyecto de vida se vea realizado y puedan realmente acceder a los servicios que necesitan para que este proyecto de vida se vuelva realidad”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad