miércoles 24 de abril de 2019 - 12:00 AM

¿Es viable una ley que le quite a los niños el celular?

El proyecto que hace trámite en el Congreso, de acuerdo con expertos, vulnera los derechos de los menores consagrados en la Constitución.

El artículo 16 de la Constitución de Colombia dice “Todas las personas tienen derecho al libre desarrollo de su personalidad sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico”.

De acuerdo con esta norma, el proyecto de Ley del representante a la Cámara por el partido Liberal, Rodrigo Rojas, que “busca prohibir el uso de celulares en los colegios”, estaría atentando contra los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Según Rojas “no desconocemos el gran aporte que hace la tecnología a la humanidad, pero para las personas más pequeñas el acceso sin supervisión puede generar problemas”.

Sin embargo, Diego Hernández, docente de Derecho de la Universidad Industrial de Santander, UIS, considera que la Constitución política y el sistema jurídico colombiano establecen que los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho pero actúan en el mundo de la realidad a través de sus representantes legales y en esa medida “el uso de los dispositivos móviles por parte de los niños, niñas o adolescentes requiere previamente de los padres y hace parte de esa libertad que el constituyente le da a los papás de trazar un objetivo para sus niños, niñas y adolescentes; en esa medida hay que entender que cualquier proyecto de Ley que busque reglamentar el uso de estos dispositivos tiene que entrar en ponderación con esa libertad que la Constitución le entrega a los representantes legales de los menores”.

De acuerdo con Hernández, el proyecto que hace trámite en el Congreso sería “una intromisión inadecuada y creo que ese establecimiento de regios criterios para el uso de dispositivos móviles deben tratarlos los padres con sus hijos”.

Le puede interesar: Con proyecto de ley pretenden prohibir uso de celulares en colegios de Colombia

En este mismo sentido, David Murillo, docente de Derecho de la Universidad Libre, considera que con este proyecto se estaría frente a una vulneración del derecho al libre desarrollo de la personalidad (artículo 16) y además podríamos estar frente a la vulneración al derecho a la información y la comunicación, ya que hoy por hoy varios de los métodos educativos incluyen el uso de plataformas y celulares para nuevas didácticas, por lo que también se podría afectar el derecho a la educación.

Nuevos retos

El proyecto de ley dice que los establecimientos educativos deberán incorporar las prohibiciones mediante un reglamento o manual de convivencia, en los términos que establezca el Gobierno Nacional.

Sin embargo, Hernández, considera que “el reto no es para los niños sino para los docentes que tradicionalmente han utilizado una metodología y didáctica que requiere de una atención permanente”, por tanto, el estudio se debe acompasar bajo la nueva perspectiva doctrinal de lo que es la tecnología y la internet al proceso de enseñanza desde la escuela y “resultaría bastante torpe que nativos digitales, como los entiende la doctrina de la sicología, tengan que restringir el acceso y uso de esos dispositivos por criterios de enseñanza tradicional”.

En este mismo sentido, Pedro Osorio, Vicepresidente de la Federación Nacional de Educadores, Fecode, dijo “rechazamos tajantemente el trámite que se está gestando de la norma en definitiva es colocar un obstáculo al desarrollo”.

Según Osorio, se ha demostrado que en las instituciones educativas el conocimiento ha mejorado sustancialmente con el apoyo de las tecnologías y una de ellas es el celular, por tanto que se reglamente el uso de los celulares dentro de las aulas es una cosa muy diferente a que prohiba su uso.

De acuerdo con el vicepresidente de Fecode, ni siquiera en los países más avanzados se ha prohibido el uso de la tecnología, a excepción de Francia, pero es una medida muy reciente.

Vale la pena recordar que en septiembre del año pasado, por disposición del presidente de Francia, Emmanuel Macron, “los niños, de hasta 15 años, tienen prohibido sacar el móvil, utilizarlo durante el horario escolar, incluso durante los recreos”.

Cuestión de seguridad

Otro de los argumentos del ponente del proyecto es que “la seguridad también se debe tener en cuenta. El uso, sin supervisión de un adulto responsable, facilita el acceso a actividades que son riesgosas para los menores”.

Frente a este aspecto, el docente de la UIS señala que “el argumento de la seguridad tiene que ver con que los padres determinan en qué momento los niños están aptos para usar el dispositivo y qué tipo de aplicaciones va a usar: “el prohibicionismo no es muy adecuado; en el marco de lo que la Constitución ha establecido, el prohibicionismo trae siempre mayores problemas para los ciudadanos, en cambio el ejercicio tranquilo de la libertad ofrece la posibilidad que el ciudadano tenga mejores características”.

Osorio manifiesta que con respecto al tema de la falta de seguridad para los menores de edad, es una competencia no solamente de las familias y de los establecimientos educativos, sino también a nivel estatal; sobre el particular la Corte Constitucional ha hecho audiencias para pronunciarse sobre el manejo de las redes sociales en las nuevas tecnologías.

De igual manera, para el docente de la Universidad Libre, “estamos frente a un tema cultural y de educación familiar, por tanto, es potestad y obligación de los padres de familia regular el uso de las nuevas tecnologías, ya que muchos colegios en el país las utilizan como una estrategia pedagógica”, y de ahí la importancia de generar conciencia en las familias.

Peligros en línea

El Intendente Elkin Sánchez, de la Unidad Básica de Investigación Criminal de Infancia considera que aunque los celulares se han constituido en un elemento importante y trae muchos beneficios, también tiene otras consecuencias cuando no se la da buen uso.

Explicó que uno de los principales problemas a los que se ven expuestos los menores son a los perfiles falsos que están utilizando para aprovecharse y seducir de cierta forma a los adolescentes sobre todo lo que tiene que ver con web cam y prostitución.

El intendente dijo que se han conocido casos de adolescentes que envían fotografías íntimas y después son extorsionados con la amenaza de subirlas a las redes.

En el caso de los niños más pequeños los peligros a los que se ven expuestos es el uso de personas como Momo que los incitaban al suicidio.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad