sábado 05 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

La Línea: un sueño que tardó un siglo en hacerse realidad

La Línea es la obra de infraestructura más importante en la historia de Colombia y se convertirá en un símbolo de la capacidad del país para salir adelante en momentos difíciles.
Escuchar este artículo

El Túnel de La Línea, el más largo de América Latina y que atraviesa la Cordillera Central de los Andes, fue inaugurado ayer por el presidente colombiano, Iván Duque, quien destacó que la obra, la más importante de la ingeniería nacional, es “el sueño de un país, de más de un siglo”.

La obra, que tiene una longitud de 8.650 metros, es la principal de un complejo vial que comunica a las localidades de Cajamarca, en el departamento del Tolima, con Calarcá, en el Quindío, lo que disminuirá en 50 minutos el tiempo de viaje entre el suroeste y el centro del país, y será crucial para agilizar el transporte de carga desde el puerto de Buenaventura, en el Pacífico.

Lea también: Todo lo que debe saber del Túnel de la Línea que se inaugura este viernes

“Esta es la obra de infraestructura más importante que se ha hecho en la historia de nuestro país, es un proyecto de país”, dijo Duque al inaugurar el complejo de túneles, que incluye en una de sus entradas un monumento con los nombres de los 6.050 trabajadores, mujeres y hombres, que participaron en la construcción.

Todos los estándares

La ministra de Transporte, Angela Orozco, indicó que a pesar de la serie de inconvenientes, las obras se ejecutaron con todos los estándares de calidad. “Las fallas se fueron superando en el transcurso de este Gobierno. Se fortalecieron las obras que habían abandonado. Aquí le quedan al país muchos aprendizajes y es lo que he pedido que hay que documentar. Por ejemplo, el tema contractual. Hoy en día tenemos pleitos con el contratista. Sabemos que nos fue mal con él, pero hay que decir que el proyecto era más que un solo contrato”.

Obra estratégica

El Gobierno destacó que el Túnel de La Línea “es parte de una vía estratégica para impulsar la economía y competitividad del país que, al reducir costos de operación, busca una mejor comercialización de productos que pasan por el puerto de Buenaventura”.

Junto al Túnel de La Línea, el Gobierno inauguró otros cuatro túneles del complejo, cinco viaductos, dos intercambiadores viales y 13,4 kilómetros de vía nueva que conforman una parte de la doble calzada que conecta a Calarcá con Cajamarca.

En abril de 2021 se pondrá en servicio la totalidad del proyecto Cruce de la Cordillera Central, cuya inversión asciende a 2,9 billones de pesos.

Beneficios

El proyecto permitirá la generación de recursos anuales por $292.000 millones, que se verán reflejados en protección a la vida de los usuarios que transitan el alto de La Línea, disminución de la accidentabilidad y siniestralidad en la carretera, mejoramiento en el nivel de servicio del corredor vial, conservación y sostenibilidad ambiental en el ecosistema estratégico de la Cordillera Central, disminución de contaminación por fuentes móviles, aumento de los flujos de comercio exterior, aumento de la competitividad del país, mejoramiento en la conexión del interior del país con el puerto de Buenaventura, ahorros por más de $270.000 millones anuales en costos de operación y logística del transporte, reactivación del desarrollo económico regional en el Eje Cafetero, potencialización de las actividades turísticas regionales y generación de empleo durante la operación vial.

$!La Línea: un sueño que tardó un siglo en hacerse realidad
Los sobrecostos
La Contraloría General, que justo esta semana visitó el proyecto y verificó que todo está listo para la apertura del túnel, explicó que “por los atrasos que acumuló cuesta hoy un 500 % más de lo que originalmente debía valer”.
En ese sentido, Uriel Orjuela Ospina, presidente de la Veeduría Técnica Especializada del túnel de la Línea, indicó que hay un parte alentador tras la culminación de obra, “que encontramos colapsada y nos complace verla terminada por etapas”.
Por esa razón, dijo que el país debe aprender de las lecciones que deja La Línea: “Un proyecto de esta magnitud hay que pensarlo mejor en el sentido de adjudicárselo a un solo contratista porque la capacidad operativa, técnica y administrativa desborda y más con la complejidad de la obra”.
“Hay una complejidad de la obra, esa cordillera tiene ocho fallas geológicas muy grandes, entre esas la de la Soledad”, recordó la ministra de Transporte, Angela Orozco.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad