domingo 01 de septiembre de 2013 - 12:38 PM

Unicef promueve estrategia para erradicar la explotación sexual

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, prepara una nueva estrategia que se desarrollará en todo el territorio colombiano, con el fin de erradicar la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes por medio del sector turístico.

Esta iniciativa, tratada dentro del marco de la campaña mundial en contra de la violencia en infantes y jóvenes 'Haz visible lo invisible', hace un llamado de atención a la sociedad civil frente al abuso sexual, el cual se constituye como un grave delito y una clara vulneración a los derechos humanos.

De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo, OMT, una de las formas más comunes en las que se presenta la explotación sexual infantil y adolescente, está asociada a contextos de viajes y turismo, donde extranjeros llegan a otros países para buscar a niños o jóvenes, que posteriormente son tratados como mercancías y vendidos a grupos traficantes de personas a cambio de dinero, comida, ropa u otros accesorios.

Un total de 109 establecimientos turísticos en Colombia, entre hoteles y restaurantes, han obtenido la certificación The Code (www.thecode.org), una iniciativa global cuya misión es prevenir la explotación sexual comercial de los menores de edad. Esta movilización busca que todos los colombianos asuman la prevención de este delito, como un asunto en el que todos pueden ayudar a combatir.

La Escnna, es aquel abuso sexual cometido en contra de una persona menor de 18 años, en el que a la víctima o a un tercero, se le ofrece dinero u otros objetos por tener relaciones sexuales o utilizarlos como material pornográfico. Es de esta manera que la víctima es tratada como mercancía o cosa, que es vendida y comprada por un adulto, lo que representa una forma actual de esclavitud.

Este es un crimen condenado por diferentes instrumentos internacionales ratificados por el país y un delito según el Código Penal colombiano, reformado por las Leyes 1329 y 1336 de 2009, que conlleva a penas de hasta 32 años de cárcel.

De acuerdo con Viviana Limpias, Representante Adjunta de Unicef Colombia, “la explotación sexual no guarda relación con la decisión de las niñas, niños y adolescentes para desarrollar su sexualidad. Es un delito en el que no existe consentimiento, porque, aunque la víctima afirme que está de acuerdo, continúa siendo una vulneración de los derechos y los victimarios siguen siendo los responsables ante la ley. Por eso ver la explotación sexual como algo natural es un error, pues impide su reconocimiento como delito y dificulta su prevención y castigo”.

Según la Unicef, en Colombia aún existe una cultura permisiva y tolerante frente a esta situación, esto obedece a algunos factores relacionados como el machismo, la cosificación de la mujer y la falta de sensibilidad frente al carácter prevalente de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

 

Dato

Según estimaciones de la organización global Ecpat, la explotación sexual comercial afecta al menos a unos 2.000.000 de niños, niñas y adolescentes en el mundo. Además, se puede afirmar que alrededor del 70% de las víctimas son niñas y el 30% niños.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad