domingo 26 de enero de 2020 - 6:50 PM

Las sentidas palabras del basquetbolista santandereano Hansel Atencia a su ídolo, Kobe Bryant

El basquetbolista santandereano Hansel Atencia, que actualmente brilla en la Liga Profesional de Islandia, le dedicó unas sentidas palabras a su ídolo deportivo, Kobe Bryant, quien falleció en las últimas horas en un accidente en helicóptero.
Escuchar este artículo

Hansel, uno de los jugadores de mayor proyección en el país, desde niño se destacó por sus habilidades en la Escuela de Baloncesto Iván Olivares y posteriormente dejó su huella como armador de las selecciones Santander, el equipo del colegio Virrey Solís, en el baloncesto escolar y universitario de Estados Unidos y también en selección Colombia, donde constantemente es convocado.

En medio del dolor por la pérdida de su referente deportivo, Hansel, de 21 años, compartió el siguiente texto en su cuenta de Facebook.

“Si ustedes me conocen, se imaginarán el dolor que estoy sintiendo por esta noticia.

Kobe, el impacto que has tenido y seguramente seguirás teniendo en mi vida es enorme. Me enamoré de este deporte por tí, por todas esas jugadas imposibles que hacías noche tras noche.

Desde pequeño siempre quería imitarte, siempre me imaginaba haciendo todas tus jugadas, incluso las practicaba con mi balón imaginario en mi habitación antes de ir a entrenar o jugar.

Le puede interesar: Santandereano Hansel Atencia, entre los mejores del baloncesto universitario de EE.UU.

Eres la razón por la que me motivaba a seguir adelante y a creer en mí sin importar las otras voces; cada vez que las cosas no salían como quería, ese ‘Kobe’ en mi interior no me dejaba rendirme. Eras la única razón por la que empecé a ver la NBA, porque la verdad no me importaba ver a nadie más, incluso hoy en día, no me emociono como me emocionaba cuando te veía.

Me acuerdo que incluso cuando no pasaban tus partidos por TV, buscaba la forma de vérmelos por internet, sin importar la hora que fuera. Cuando hablaban mal de tí, era como si estuvieran hablando mal de mi mamá y hay muchos testigos, pero tranquilo que te seguiré defendiendo por siempre.

Lloré viéndote jugar tu último partido porque la verdad no podía creer que no te iba a ver jugar más. Siempre había querido conocerte para poderte dar las gracias por todo lo que has hecho por mí, pero hoy que me doy cuenta que no va a ser posible, decidí escribirte esto.

Gracias por enseñarme que el baloncesto es mucho más que un juego y por hacerme ver que lo importante de todo esto es saber inspirar e impactar a muchas vidas a que sean mejores cada día.

Siempre te estaré agradecido. Que en paz descanses Kobe.

Y una cosa más, no les de pena abrazar y decir “te quiero” porque la vida es muy corta y el mañana no es una promesa”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad