lunes 15 de junio de 2020 - 12:00 AM

Los jugadores de barriada también extrañan los partidos de fútbol

Escuchar este artículo

Patear un balón, compartir con los amigos, ganar un partido y luego sentarse a charlar, mientras se hidratan, es algo que anhelan la gran mayoría de los futbolistas aficionados de Bucaramanga y el área metropolitana.

Tristemente, la pandemia de COVID-19, tiene todos los torneos suspendidos y la fecha de regreso sigue en veremos.

Esto tiene a más de uno extrañando todo lo que vivían en las canchas, como Édinson Mancilla Rangel, futbolista aficionado, quien participa en varios torneos de barriada de la ciudad, como en la Copa Libertadores del Norte de Bucaramanga, competencia que se juega en las canchas de los barrios Café Madrid y Kennedy.

“Lo que más extraño es reunirme con mis amigos y jugar fútbol”, contó Mancilla, quien juega como extremo o lateral por izquierda.

Lea también. Tribuna Deportiva: Lo mejor del deporte mundial analizado en Vanguardia

Quieren volver

Así como Mancilla, son cientos los jugadores que participan en torneos en Manzanares, Prados del Mutis, Estoraques, Nueva Granada y otras canchas.

“Esta es una pasión muy fuerte, es algo que uno no puede describir. La sensación de pararse en una cancha, escuchar el pito, y estar ahí es algo único. Es algo que se vive con mucha pasión”, explicó Mancilla, de 38 años de edad.

Sin embargo, sus guayos, canilleras, medias largas y ropa deportiva están guardadas, por eso sueña con volver a vestirse de ‘cortos’, para mostrar de nuevo su talento en una cancha, al menos de forma aficionada, ya que no pudo ser profesional.

“Creo que todo niño al que le gusta al fútbol tiene ese anhelo. No tuve ninguna posibilidad”, agregó.

Lea también. El entrenador Guillermo Sanguinetti habló de los temas de actualidad de Atlético Bucaramanga

Dispuestos a cuidarse

El gran ‘espejo’ que tienen los futbolistas de todo el mundo es la Bundesliga, primer gran campeonato en regresar y donde se está cumpliendo un estricto protocolo de bioseguridad.

Este es el ‘camino’ que quieren seguir en el fútbol aficionado, guardando las proporciones, pues no se cuentan con los mismos recursos.

“Los compañeros de barriada hemos hablado de que cuando inicie el fútbol profesional colombiano, creo que estamos muy próximos a jugar barriada. No sabemos qué condiciones nos van a poner, aunque imaginamos que van a existir protocolos, como es debido, pero creo que para septiembre estaremos jugando”, finalizó Mancilla, quien no ve la hora de volver a patear un balón, junto a sus amigos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad