sábado 21 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Bucaramanga redujo su desigualdad en ingresos hasta 2016, luego se incrementó por pandemia

Los hallazgos llevaron a los investigadores a mirar con preocupación las tendencias al incremento de la desigualdad de ingresos, incluso desde antes de pandemia.

Los indicadores que miden la desigualdad de ingresos, conocidos como Gini y Palma, han presentado trayectorias diferentes en varias ciudades capitales del país. En Barranquilla, Bucaramanga, Pereira y Cartagena los tiempos en los que la desigualdad se redujo fueron distintos, según lo concluye un estudio de la Universidad del Rosario y Universidad Tecnológica de Bolívar.

El estudio reveló que Bucaramanga redujo hasta el 18% la desigualdad de ingresos de sus habitantes entre 2005 - 2008 y 2011 - 2016. “Bucaramanga también tuvo un buen ritmo de reducción hasta 2016, llegando a tener el Gini de Uruguay, el país menos desigual de América Latina”, dijo Silvia Otero Bahamón, profesora de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, al presentar los resultados de la investigación.

Los investigadores del estudio “Ciudades desiguales: Retos y soluciones para las desigualdades urbanas en Colombia y América Latina” evidenciaron que en Bucaramanga la tendencia fue un poco distinta respecto a Barranquilla y Pereira porque los más ricos también mejoraron sus ingresos. La diferencia se dio en las extraordinarias tasas de crecimiento de los ingresos laborales de los más pobres hasta el 2014.

A pesar de lo que se cree, los ingresos de ayudas provenientes de remesas o de programas como Familias en Acción no fueron definitivos para reducir la desigualdad de ingresos en las ciudades que más redujeron la desigualdad, es decir, en Barranquilla y Bucaramanga.

Gini

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, precisó que Bucaramanga ha avanzado en la formalidad del mercado laboral, pero, desde una perspectiva de la última década, los niveles de desigualdad de ingresos han incrementado, pasó de 0,43 a 0,48 en su coeficiente de Gini.

“Bucaramanga presentó un retroceso en su pobreza monetaria entre los años 2012 y 2019, además para 2019 la ciudad era un receptor de migrantes venezolanos”.

Según Oviedo, Bucaramanga sufrió una afectación importante en plena pandemia en su incidencia de pobreza monetaria en puntos porcentuales, pero luego vivió una corrección significativa.

“¿Qué pasa en Bucaramanga? Lo que tenemos es un incremento de la desigualdad porque la parte más baja de la distribución no pudo corregir los efectos redistributivos de la generación de empleo, contrario a la parte alta de la distribución”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad