domingo 25 de julio de 2021 - 12:00 AM

¿El Proyecto de Inversión Social, una reforma progresiva?

Si bien la reforma que se tramita es razonable y oportuna, puede mejorarse eliminando la normalización tributaria y retomando algunas modificaciones al impuesto de renta de las empresas.
Escuchar este artículo

El Proyecto de Inversión Social, como el Gobierno Nacional ‘bautizó’ a su tercera reforma tributaria, cumplió con algunas de las promesas realizadas después del retiro de la anterior iniciativa. Se radicó el documento sin tocar impuestos al consumo, sin ninguna modificación del IVA; ni aumenta la carga tributaria de las personas naturales. Tampoco subirá los impuestos de ningún asalariado, independientemente de su nivel de ingresos.

Como ya se conoce, el recaudo provendrá del aumento de impuestos a las empresas que se habían beneficiado de los recortes de impuestos impulsados por las reformas tributarias de 2018 y 2019. Se incluyen, además, medidas de reducción de gastos no esenciales del Estado, y una nueva normalización tributaria que les permitirá a los evasores de impuestos legalizarlos pagando menos impuestos.

Para Luis Carlos Reyes, director y cofundador del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, la reforma que se tramita es progresiva, razonable y oportuna, y responde a las principales exigencias de quienes se opusieron al proyecto retirado. No obstante, puede mejorarse eliminando la normalización tributaria y retomando algunos aspectos de las modificaciones al impuesto de renta de las empresas propuestas en el proyecto de reforma anterior y en la propuesta de la Red de Trabajo Fiscal.

“Estas reducirían la carga tributaria de las pequeñas y medianas empresas, recaudando los fondos necesarios para financiar al Estado a través de la eliminación de rentas exentas y otros beneficios tributarios, además de incorporar mecanismos adicionales en contra de la evasión y la elusión tributaria”, reiteró Reyes.

Según un análisis realizado por el Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, a continuación se discuten los principales aspectos del proyecto de ley de reforma tributaria:

Las propuestas
Impuesto de normalización tributaria
“El impuesto de normalización tributaria les permite a quienes hayan ocultado activos legalizar su posesión pagando un impuesto de normalización del 17%. Dado que la base gravable del impuesto sería del 50% cuando los activos se repatrían con vocación de permanencia y se avalúan a valor de mercado, la tarifa efectiva podría bajar al 8,5% sobre el valor real de los activos”, explicó Luis Carlos Reyes, director y cofundador del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana.
Si el Congreso de la República aprueba este artículo este sería el sexto año gravable seguido en el cual habría normalización tributaria. “La medida puede enviar la señal a los evasores de que cumplir con sus obligaciones tributarias es mal negocio, premiando estrategias agresivas de planeación tributaria que le apuestan a un tratamiento favorable de la evasión de impuestos”, reiteró Reyes.
Impuesto sobre la renta de las empresas
Con respecto a la tarifa del impuesto sobre la renta de las empresas, que aumenta del 31% al 35%; mantiene el descuento del 50% del ICA, creado por la reforma tributaria de 2019, pero se anula el descuento del 100% actualmente programado para 2022; Reyes aseguró que no es claro si estas medidas son temporales.
“Por un lado, el proyecto de ley faculta al Gobierno para revisar estas medidas cinco años después de su entrada en vigencia y determinar (sin que el Congreso participe en esta decisión) si es conveniente que continúen. Por otro lado, si bien el Congreso tiene la prerrogativa de darle al Ejecutivo facultades extraordinarias, el Artículo 150 de la Constitución Política prohíbe conferir estas facultades extraordinarias para modificar leyes estatutarias o para decretar impuestos, y estas provisiones podrían encontrar obstáculos de constitucionalidad”, anotó el análisis.
Lucha contra la evasión
El articulado también plantea mecanismos contra la evasión, como la georreferenciación en la venta de inmuebles para evitar su subvaloración– y el fortalecimiento de la factura electrónica.
“Estas propuestas hacían parte de la reforma tributaria retirada y es conveniente que se mantengan. Nuestra recomendación es que también se tengan en cuenta los mecanismos contra la elusión y evasión descritos en la propuesta de la Red de Trabajo Fiscal, los cuales complementarían las propuestas del Gobierno”, afirmó Reyes.
Austeridad
En la tributaria también se plantean medidas de austeridad que incluyen facultades extraordinarias al Presidente de la República para suprimir, fusionar, reestructurar, modificar y disponer la escisión o disolución y consiguiente liquidación de entidades.
“Recortar el gasto es una fuente limitada de recursos para la financiación de la inversión social, y en el mediano y largo plazo será necesario aumentar el recaudo tributario”, manifestó el informe del Observatorio Fiscal.
Gasto social
La reforma tributaria permite financiar los programas sociales que también buscaba financiar el proyecto retirado en mayo.
Para Reyes, los programas sociales, como el Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef), incentivos a los empleadores, entre otros, aumentar la empleabilidad.
“Como lo han demostrado distintas investigaciones rigurosas, reducir los costos de contratación en Colombia ha llevado a un aumento en el empleo, en la formalidad, y en el ingreso de los trabajadores, por lo cual programas como el subsidio del 25% de un salario mínimo por la contratación de jóvenes de 18 a 28 años, y del 10% para otros empleados, puede hacer un aporte importante a la recuperación del empleo conforme el país sale de la crisis de la pandemia”, destacó Reyes.
Día sin IVA
Para el Observatorio Fiscal, esta es una iniciativa que complica de forma innecesaria el sistema tributario, no provee un alivio sustancial a las finanzas familiares de los consumidores y es presa fácil del clientelismo político. Así mismo considera idóneo prescindir de esta medida.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Luisa Fernanda Ruiz Villamizar

Periodista de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2009. En el 2016 empecé a cubrir la sección de Economía.

Desde estos espacios ha podido participar en trabajos premiados en Colombia y Santander como, Premio Departamental de Periodismo Económico de la Cámara de Comercio De Bucaramanga y Premio Periodismo Social, de Asocajas, en la categoría de Mejor Artículo de Prensa.

@lruiz07

lruiz@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad