martes 29 de agosto de 2023 - 4:30 PM

¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

Los tres principales componentes del precio de venta de un galón de gasolina corriente en Colombia son: el ingreso al productor, los impuestos y la logística de distribución.
Compartir

Cuando usted va a tanquear su carro o moto con un galón de gasolina, que le puede estar costando entre $13 mil y $14 mil en promedio, tenga en cuenta que este combustible tiene tres grandes componentes para definir su precio.

El primer referente para estructurar dicho precio es lo que se le paga a Ecopetrol, que tiene sus dos refinerías en Barrancabermeja y Cartagena, que pesa entre 65 % y 66 % del valor de la gasolina, es decir, lo que se le da a la compañía petrolera por refinar el crudo. El otro elemento son los impuestos que paga cada persona cuando llena su vehículo con este combustible, que representa el 20 % del total.

¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

Y el tercer punto corresponde a la logística para transportar y almacenar este combustible, que equivale al 15 %. Es decir, lo que se paga por llevar de un punto a otro la gasolina a cargo de las empresas mayoristas y las minoristas en las estaciones de servicio, a lo largo y ancho del país.

Esta fórmula para definir el precio del combustible es la que ha generado últimamente críticas, rechazo y discusión entre analistas, expertos, gremios y sectores políticos. Y que se vio reflejado en diferentes manifestaciones nacionales en Colombia para rechazar el alza de precios de combustibles.

$!¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

¿El problema es el fondo?

Por ejemplo, Colombia Soberana, movimiento de izquierda que le hace oposición al Gobierno de Gustavo Petro, argumenta que el Gobierno obliga a los colombianos a pagar combustible de acuerdo con la cotización internacional del petróleo y no por lo que cuesta producirlo en Colombia.

“Sobre ese valor (y los que se pagan al resto de la cadena) recae además una sinnúmero de impuestos nacionales y locales que terminan construyendo la cuarta parte del precio final”.

Y es que, en 11 meses, el precio del galón de gasolina corriente ha aumentado $4.451, tras la decisión del Gobierno nacional de disminuir el significativo impacto fiscal en el Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (Fepc).

¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

En el caso de no contar con el Fepc, el precio de la gasolina estuviera en $3.400 por encima del precio de venta promedio en este momento y el diésel en $ 7.300 más.

Cabe recordar que el déficit del Fepc en 2022 correspondió a $36,7 billones y se estima que en 2023 sea de $17,8 billones, del cual 77 % correspondería a Acpm.

Ante esto, el experto en hidrocarburos y energía Sergio Cabrales, profesor de la Universidad de los Andes, explica que lo que hace el fondo es cubrir la diferencia entre el precio internacional y el nacional. Es decir, lo que paga una persona por la gasolina, ese 66 % o $9.274 que va a Ecopetrol, no corresponde exactamente con el precio que ganaría la compañía, si vendiera la gasolina en Estados Unidos, por ejemplo, si lo exportara.

¿Qué pasa con los impuestos?

“Ante esta panorama hay que traer a la discusión los impuestos. No nos pueden decir que paguemos a precios internacionales y, además, $2.600 en impuestos. Es decir, si vamos a pagar y no nos van a subsidiar, pues tampoco que nos cobren todos los impuestos, solo la sobretasa son $1.328. Además, hay impuestos nacionales de $616 pesos e IVA de $416”.

Según Cabrales, la diferencia en la actualidad son alrededor de $1.800 pesos, es decir, lo que está cubriendo el Fondo de Estabilización de Precios, que serías tres meses más de aumentos, y si se le quitan los impuestos ($2.600), se podría bajar la gasolina o no subirla.

¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

El senador santandereano Jota Pe Hernández también señaló que no es lógico que los colombianos estén pagando la gasolina a precio internacional, cuando más de la mitad que se consume es refinada en el país.

Los impuestos más relevantes del precio de la gasolina son el IVA, el impuesto nacional, la sobretasa y el impuesto al carbono, que sumados dan alrededor de $2.618.

“Gran parte de esos $14 mil, que hoy cobran por un galón de gasolina corriente, se va en los diferentes impuestos que están incluidos en la fórmula actual... Recordar que cuando hablan de que hay un déficit en el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles es una plata que se saca del Estado para pagársela a una empresa del Gobierno”, reiteró Hernández.

A renglón seguido, Cabrales precisó que no tiene sentido la propuesta de que Ecopetrol subsidie directamente el precio porque esta compañía no es 100 % del Estado colombiano, es una empresa mixta. “Con eso se está castigando al 11 %, que corresponde al menos a 250 mil inversionistas pequeños, ellos estaría subsidiando la gasolina del resto. A Ecopetrol hay que pagarle, a pesar de que se importa parte de la gasolina”.

$!¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

José Ignacio López, director de Investigaciones Económicas en Corficolombiana, le dijo a La República: “Hay que reconocer que hay un componente impositivo importante en la estructura del precio del combustible. Cualquier movimiento en impuestos va a afectar las cuentas fiscales”, indica López, quien agregó que el Gobierno ha hecho una labor responsable al cerrar la brecha de precios.

Lea también: Atención: estos son los detalles de cómo funcionaría la tarifa diferencial de gasolina para los taxistas

Impuestos variables

Por su parte, Julio César Vera, presidente de la Fundación Xua Energy, detalló que los impuestos en el precio final al consumidor final corresponden al 19 %, aproximadamente, en la gasolina corriente y 15 % en el diésel. Hoy son cinco, cuatro de carácter nacional: IVA al ingreso al productor, impuesto nacional a la gasolina o al Acpm, IVA al margen mayorista y el impuesto al carbono; y uno de carácter regional y local, que es la sobretasa.

“En el caso de la sobretasa, que significa más o menos la mitad de dichos impuestos para la gasolina corriente y una quinta para el diésel o Acpm, esta representa recursos para la financiación de proyectos viales, de infraestructura y de transporte masivo en las principales ciudades del país, y no sería viable hacer ajustes en la misma”, aclaró Vera.

$!¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

Sin embargo, según el experto, en el caso del IVA al ingreso al productor, que si bien es cierto su tasa hoy es menor a la tasa general del resto de la canasta de bienes y servicios del país (5 % vs 19 %), para evitar la volatilidad y aumento de dicho impuesto cada vez que se incremente el precio del producto, se podría pensar en volverlo un impuesto fijo de indexación anual, como se tuvo entre el 2012 y el 2016, para lo cual se requiere el trámite de una ley.

“De otro lado, en el caso del impuesto nacional a los combustibles, se podría pensar en volverlo impuesto variable, que cambie con el nivel de los precios internacionales del petróleo y de los combustibles y mitigar los efectos de los ajustes en el precio del producto a los consumidores finales”, propuso Vera.

¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan

Asimismo, en el caso del impuesto al carbono (a las emisiones de CO2 que generan los combustibles), el presidente dijo que no se puede hacer mucho, dado que su nivel es bajo, 5 dólares por tonelada de CO2 emitida, mientras a nivel internacional se habla de impuestos de 50 dólares o más. “Al contrario, existe presión a partir de los convenios internacionales a que Colombia aumente dicho impuesto en general en el país”.

$!¿Es conveniente cambiar la fórmula para fijar el precio de la gasolina en Colombia? Analistas hablan
Según el documento técnico ‘Análisis sobre el Fepc que cita cifras de Fondo Monetario Internacional, 47 % de los recursos destinados a la política de estabilización de precios de la gasolina y el Acpm beneficia a 20 % de los hogares con mayores ingresos, mientras que 20 % de hogares con menor ingreso recibe solamente 7 % del total.
Un alza pertinente en este momento

En este sentido, Julio César Vera, presidente de la Fundación Xua Energy, precisó que Colombia hoy tiene un esquema tarifario de precios de los combustibles que tiende a reconocer el costo de oportunidad de dichos recursos naturales no renovables, es decir, la mejor alternativa de realización o venta de los mismos. Y esto está asociado a la venta en el mercado internacional de referencia en la costa del Golfo de México.

“El problema ha sido que, por garantizar estabilidad en los precios y mitigar los efectos sobre los consumidores finales en momentos de coyuntura, como la pandemia, el incremento fuerte de precios internacionales se presentó en el 2022 y no se trasladó a los ciudadanos dicho costo de oportunidad. Esto ha generado importantes subsidios, que afectan las finanzas públicas y la inversión social del Estado, dado que son asumidos por el Gobierno a través del Fondo de Estabilización de Precios”, explicó Vera.

Agregó que, desde el punto de vista económico, social y fiscal, es pertinente los ajustes que ha venido haciendo el Gobierno nacional con la gasolina corriente.

“Y con los ajustes de $600 por galón de los últimos meses, esto permitirá hacia el fin de año equiparar el precio interno con el precio internacional, donde hoy tenemos un diferencial versus dicho precio de cerca de $2.400 por galón”.

Vera consideró que modificar la estructura de precios para asociarlos a costos de producción y no costos de oportunidad, desde el punto de vista económico y social, es equivocado e implicaría que el crudo que se cargue en las refinerías para producir los combustibles, que es principalmente el de regalías, se le pague a las regiones a un valor muy inferior al de mercado.

“Esto no sería lógico por lo que significan las regalías en materia de inversión para los departamentos, además sería dar una señal que nuestros recursos económicos no renovables, los cuales se agotan en el tiempo, se les da un menor valor al que realmente tienen”, advirtió el experto.

Además en el caso de la gasolina, estimó que Colombia seguirá importándola y este producto sí necesariamente se pagaría a precio internacional más los costos de traerlo, para venderlo a un precio inferior con costos económicos para los colombianos y menor posibilidad de inversión social por tener que dedicar una importante fuente de recursos a este propósito.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad de las finanzas públicas, en la medida que el recaudo por venta de combustibles sea menor, se deberá evaluar cómo se sustituyen estos ingresos o cuales gastos se deberán recortar para que el equilibrio entre ingresos y gastos no se altere. La realidad es que mientras exista un subsidio a los combustibles, de alguna forma u otra la sociedad lo va a terminar pagando.
Andrés Velasco, director técnico del Comité Autónomo de la Regla Fiscal, Carf.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad