martes 17 de octubre de 2023 - 12:00 AM

“Las reformas, como herencia, le dejarán deudas los jóvenes, quienes se enfrentarán a un mercado laboral menos flexible”

Según la experta, las reformas les dejaran una deuda como herencia a los jóvenes que, además, afrontarán un mercado laboral menos flexible, lo que genera mayor preocupación entre gremios y analistas.
Compartir

Las reformas laboral y pensional, las posturas de gremios y empresarios sobre estas, y la forma en cómo el Gobierno Petro las ha diseñado para favorecer a empleados formales y aumentar la cobertura pensional, han sido los temas recurrentes a lo largo de este 2023.

Por eso, Vanguardia aprovechó para conversar con Ana Fernanda Maiguashca, presidente del Consejo Privado de Competitividad, sobre estos temas, en el pasado congreso anual de Asocajas.

* La reforma laboral sigue levantando dudas entre gremios por los costos, ¿desde el Consejo Nacional de Competitividad cómo analizan esta situación?

Nuestra camiseta es representar la productividad en el país, eso es lo que defendemos. Nos preocupa que este proyecto sea una reforma que se mueve hacia más inflexibilidad, en lugar de mayor flexibilidad. Si algo que nos dicen los datos de desempleo, de informalidad, de participación femenina, es que ese empleo formal tiene una puerta de ingreso que es demasiado alta para las personas que vivimos en este país. Tenemos que bajarla y, por lo tanto, más allá de los costos lo que creemos es que esta reforma tiene una talla única, que no les queda a todos los ciudadanos que viven en Colombia.

“Las reformas, como herencia, le dejarán deudas los jóvenes, quienes se enfrentarán a un mercado laboral menos flexible”

* ¿Se requieren entonces más tallas?

Necesitamos mayor flexibilidad, a pesar de que en el proyecto nuevo se ven algunos puntos en ese camino como la cotización por tiempo parcial, pero no son lo suficientemente ambiciosos para lo que necesitamos los colombianos, sobre todo las mujeres, los jóvenes, las personas que trabajan en la ruralidad. Me parece que sigue siendo una reforma en que, excesivamente, el Estado determine el modelo con el que tenemos que laborar las personas y lo que nos dice el mercado es que el resultado de eso ha sido malo porque tenemos demasiadas personas excluidas.

* ¿La flexibilidad se refiere a rebajarles a los empresarios los costos para contratar a un empleado o a la forma de la cotización por horas? ¿Cuáles es la flexibilización que pide del mercado?

Creo que en todos los sentidos. Hay una primera realidad, que es fundamental que reconozcamos, es que el 90 % de las empresas en Colombia son micro, pequeñas y medianas. Esto puede generar trabas para la formalidad y no nos referimos a esas grandes empresas, nos referimos a ese cúmulo de empresas pequeñas y microempresas que día a día se esfuerzan para cumplir todos los requisitos de la formalidad y la contratación.

A estos generadores de empleo tendríamos que estar haciéndoles la vida más fácil. En ese sentido, creo que, de alguna manera, se ha satanizado el discurso de los empresarios porque a ellos solo les importan los costos. Aquí lo importante es que la gente tenga la oportunidad de tener un trabajo digno, con condiciones formales, con protección social. Ahí es donde tiene que estar el entorno de protección bien diseñado.

Lea también: Estas serían las consecuencias económicas, si se cortan las relaciones comerciales entre Colombia e Israel

* ¿Cuál sería la propuesta para flexibilizar ese mercado laboral?

Primero, que se revise en efecto la capacidad de la contratación por tiempos parciales. También existe evidencia que cuando se reducen esas cargas laborales no salariales la formalidad responde. A nosotros, en el Consejo Privado de Competitividad, no nos gusta la idea de tener una regla del juego para los pequeños y una regla del juego para los grandes porque eso puede incentivar a que los pequeños se queden pequeños, pero sí deberíamos estar pensando en una rampa o en un camino progresivo donde cada vez hagamos esa formalidad más atractiva.

Hoy en día, esa formalidad se logra un poco con la reforma. Seguramente hay empresas que pueden cargar con esos costos sin afectarse, pero no son el grueso de las empresas colombianas, y la productividad en el país no va a la velocidad del más rápido, sino va a la velocidad de ese tejido empresarial que hace que hoy tengamos la productividad laboral más baja de todos los países miembros de la Ocde.

Esa es la realidad con la que tenemos que convivir y eso no lo vamos a cambiar sencillamente porque legalmente digamos que tenemos que mejorar las condiciones de los trabajadores, esas se generan si producimos más producto y para generar más producto necesitamos que estas empresas tengan cómo sobrevivir y crecer.

“Las reformas, como herencia, le dejarán deudas los jóvenes, quienes se enfrentarán a un mercado laboral menos flexible”

* Entramos a la recta final del año cuando se discute el salario mínimo y usted decía que este es una puerta alta para la formalidad, ¿desde el Consejo Privado de Competitividad cómo analizan esta puerta cuando en pocas semanas arranca la discusión del alza?

Considero que es una realidad que tenemos que enfrentar, sabiendo que la mayoría de las personas ocupadas en Colombia no ganan un salario mínimo, ganan menos de un mínimo. Cada vez que tenemos estas discusiones estamos hablando de subir esta puerta, por lo tanto, en esa mesa de discusión al menos tendría que haber alguien representando los intereses de las personas que están desempleadas y de quienes están en la informalidad, no estamos hablando de empresas y trabajadores, quienes ya están representadas en la mesa. Esta no es una discusión de los costos, esta es de participación de la población más vulnerable que sistemáticamente ha estado excluida de esta discusión.

* Ya se habla de un alza por encima del 10 % por la inflación en el país, ¿cómo ve ese posible aumento?

Evidentemente, los incrementos en salario mínimo por encima de la expectativa de inflación nos hacen, precisamente, generar mayores rigideces, porque en lugar de mirar hacia el futuro y decir la inflación va a bajar, incluso digo voy a traerme la que ya se dio en el pasado y con esa hago los ajustes, por lo tanto perpetúo un fenómeno que nos daña a todos y que impide que la Junta Directiva del Banco de la República pueda bajar su tasa de interés con mayores libertades. Eso afecta no solamente el proceso productivo sino la carga financiera de los hogares.

“Las reformas, como herencia, le dejarán deudas los jóvenes, quienes se enfrentarán a un mercado laboral menos flexible”

* También cursa una reforma pensional, ¿qué aspectos destaca y cuáles deben cambiar?

Deberíamos tener un debate integrado con la reforma laboral, porque lo que ocurra en la reforma pensional tendrá un impacto poco o nulo, en tanto no esté amarrado con lo que ocurra en el mercado laboral. Nos preocupa en primer lugar una población que envejece y en donde cada vez habrá menos jóvenes, así como vamos cada vez tendremos menos jóvenes que, además, tampoco estarán participando del mercado formal.

La idea de que tengamos un pilar contributivo, que nos lleva a la prima media, nos hace pensar en que hoy estamos haciendo una reforma que no está mirando hacia el futuro o lo que pasará con la evolución demográfica.

* ¿Habrá más cargas para los actuales jóvenes?

Esto va a imponer unas cargas fiscales de recursos que, en lugar de irse a la población más pobre que es la que en realidad no va a lograr ni siquiera tener la necesidad de cotización, se irá de nuevo a la población que ya tiene un amparo. Creo que el foco del presupuesto, el apoyo, el gasto público tiene que estar en esas personas más vulnerables. Hay otros elementos de la reforma ya más técnicos como el problema de desacumulación.

“Las reformas, como herencia, le dejarán deudas los jóvenes, quienes se enfrentarán a un mercado laboral menos flexible”

* ¿Eso qué quiere decir?

Realmente es un problema de inconsistencia en cómo vamos a soportar ese sistema pensional del futuro, una herencia que le estamos dejando a los jóvenes que, además, les estamos haciendo menos flexible el mercado laboral, eso nos genera mayor preocupación.

Le puede interesar: Grupo Éxito tendrá nuevo dueño y no será Gilinski: ¿quién es?

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad