viernes 14 de junio de 2019 - 12:00 AM

Meta del 3,6%, muy ambiciosa: expertos

En las proyecciones también se estima que la inflación de 2019 se ubicará en 3,2%.

La principal apuesta del Gobierno Nacional es por la reactivación del crecimiento económico y la inversión privada, así se destacó durante la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo 2019, documento que forma el eje central de la institucionalidad fiscal del país.

Así mismo, el Gobierno aseguró que la Ley de Financiamiento es un elemento principal, debido a la reducción implementada en la carga tributaria empresarial.

“Las reducciones que experimentarán a partir de este año las empresas en el costo de invertir, gracias a la Ley de Financiamiento, representarán un importante impulso a la inversión, la generación de empleo y el emprendimiento, con el cual la economía podrá crecer a mayores tasas de forma sostenida”, afirmó Alberto Carrasquilla Barrera, ministro de Hacienda y Crédito Público.

A pesar de que en el contexto económico global hay gran incertidumbre, Carrasquilla Barrera estima que la economía podría crecer 3,6% este año.

“Los resultados económicos recientes dan muestra de estos efectos: el índice de confianza comercial se encuentra en niveles históricamente altos y que la inversión extranjera directa creció 68% en el primer trimestre”, puntualizó el Ministro.

No obstante, para Gregorio Gandini, analista independiente de mercados, esta es una meta ambiciosa y si bien está en línea con el 3,5% ajustado por el Banco Mundial requiere un crecimiento importante en el resto del año.

En especial en el sector de construcción que se contrajo en el primer trimestre.

“Además es necesario vigilar de cerca el consumo de los hogares con tasas de desempleo en dos dígitos para abril”, aseveró Gandini.

Por su parte, Carrasquilla sostuvo que “la mayor inversión tendrá un impacto importante en las tasas de crecimiento que la economía puede alcanzar de forma sostenida alrededor del 4% en el mediano plazo. Nuestra apuesta es que, por medio de las diversas iniciativas que está implementando el Gobierno, el crecimiento se acelere de 2,6% el año pasado a una tasa de crecimiento superior a 4% hacia 2022”.

Por su parte, los analistas de Bancolombia aseguran que las perspectivas de crecimiento de mediano plazo también han estado muy por encima de lo que ha ocurrido efectivamente.

“Al revisar estas cifras surgen varias observaciones interesantes. La más importante es que a medida que ha transcurrido la última década, las proyecciones oficiales han pasado de subestimar a sobreestimar el crecimiento de la economía. En efecto, en 2010 y 2011 la expansión del PIB fue superior a lo contemplado en el MFMP. Para 2013 y 2014 los registros efectivos estuvieron muy cerca de los pronósticos oficiales. Finalmente, a partir de 2015 los crecimientos efectivos han decepcionado de forma consistente lo que se planteó en el MFMP”, señalaron.

Ajuste al déficit fiscal
Entre tanto, la estrategia fiscal del Gobierno Nacional consistente con una senda decreciente de déficit fiscal y de deuda pública. Carrasquilla aseguró que la meta de déficit fiscal del plan financiero de 2019 y 2020 es de 2,4% y 2,2% del PIB, respectivamente.
“Entre 2018 y 2019, el Gobierno realizará el ajuste más grande en el déficit fiscal desde que existe la Regla Fiscal, de 0,7pp del PIB. El resultado proyectado para 2019 es consistente con un superávit primario de 0,6% del PIB, el primero desde 2012 y el más alto desde 2008. En 2020 también se obtendrá un superávit primario, de 0,7% del PIB, derivado de la reducción del déficit fiscal a 2,2% del PIB. La obtención de estos superávits primarios es fundamental para lograr estabilizar y posteriormente reducir la deuda pública”, explicó Carrasquilla.
Según el jefe de la cartera de Hacienda “la reducción total en el gasto ascenderá a 2,3 pps del PIB entre 2019 y 2030, mientras los ingresos tributarios estarán sustentados en los efectos positivos que tendrán en el mediano plazo la Ley de Financiamiento y la implementación de la factura electrónica.
“La estrategia de ajuste del gasto está basada, por un lado, en una reducción del gasto en intereses soportada en la reducción de la deuda pública. Por otro lado, la disminución en el gasto de funcionamiento e inversión será posible gracias a mejoras en la focalización de los programas sociales, la sustitución de pasivos con alto costo financiero, la priorización en la asignación del gasto eficiente y la eliminación de duplicidades en las funciones de las entidades del Estado. El Plan Nacional de Desarrollo contiene buena parte de las medidas que van a hacer posible estos ajustes”, puntualizó.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad