miércoles 06 de septiembre de 2023 - 9:30 AM

Pymes son la base para cimentar la transformación social e impulsar la economía de América Latina, en especial Colombia

Invertir en las pequeñas y medianas empresas, que en países como Colombia representa más del 90 % del tejido empresarial, necesita de un gran apoyo financiero.
Compartir

Los bancos públicos de desarrollo reconocen la fuerza transformadora de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en las comunidades de decenas de países, en especial, de aquellos que forman parte de América Latina y el Caribe.

Las pymes, cuando reciben acompañamiento, financiamiento accesible y asesoría, no solo cambian la vida de quienes trabajan para ellas, sino la de su entorno social.

Esto permite -y motiva- a más personas a iniciar el camino para salir de la pobreza.

Esta gran conclusión se expuso en la Cumbre Finanzas en Común (FiCS), que se realiza del 4 al 6 de septiembre en Cartagena, Colombia. Y reúne a los Bancos Nacionales de Desarrollo, financiadores e inversores como el BID y el Banco Mundial.

Los bancos de desarrollo han entendido que este compromiso es a la medida y que las fórmulas universales no siempre se aplican, incluso, en los mismos sectores.

Parte de esas experiencias -estudiadas en la Cuarta Cumbre Finanzas en Común- son el corazón de la construcción de la nueva generación de financiamiento y de la inclusión financiera de las iniciativas micro, pequeñas y medianas empresas.

Le puede interesar: Arranca el tercer pago de Tránsito a Renta Ciudadana, así lo anuncia Prosperidad Social y Banco Agrario, ¿cómo será la transferencia?

El fondeo

Invertir en este segmento tan variado, que en países como Colombia representa más del 90 % del tejido empresarial, necesita de un gran apoyo financiero.

Pymes son la base para cimentar la transformación social e impulsar la economía de América Latina, en especial Colombia

Y para generar interés en estas inversiones se requieren fondos creativos, atractivos y diversos que reduzcan los riesgos asociados a esas iniciativas de fondeo con el fin de que participen de manera abierta y decidida inversores globales con afinidad al propósito general marcado por los bancos públicos de desarrollo.

En la actualidad, iniciativas como el crowdfunding de acciones o fondos regionales estimulan la inversión, promueven el desarrollo y distribuyen los riesgos.

Para este propósito el fortalecimiento y desarrollo de segmentos alternativos en los mercados de capitales, con incentivos gubernamentales de emisión -como las garantías-, son parte de las posibles recetas de soluciones para el fondeo.

El crecimiento de las emisiones sociales en América Latina y el Caribe es un indicador positivo del compromiso de la región con el desarrollo sostenible.

En los últimos tres años estos proyectos con destino a las pymes de la región sumaron 18.000 millones de dólares y se reflejaron en un positivo impacto sobre la generación de empleo, la promoción de la igualdad de género y la protección al medio ambiente.

Así lo reseña el informe “Emisiones sociales en América Latina y el Caribe: una perspectiva de los últimos tres años”, publicado por la Iniciativa de Finanzas Sociales (SFI) en 2023.

El país con mayor volumen de emisiones sociales en la región fue México, con 6.000 millones de dólares en los últimos tres años. Le siguen Brasil, con 4.000 millones de dólares; Colombia, con 3.000 millones de dólares; y Argentina, con 2.000 millones de dólares.

Y por sectores, los más beneficiados han sido los proyectos asociados a energía renovable, transporte sostenible, agricultura y educación.

Pymes son la base para cimentar la transformación social e impulsar la economía de América Latina, en especial Colombia

Apropiación tecnológica

Las pymes luchan por conseguir fondos para la inversión en tecnología, especialmente, en regiones con enormes limitaciones de capital.

Y una manera de salir de ese círculo es mediante el apoyo, directo o indirecto, a ese renglón clave para la economía. Otra barrera identificada, y en algunas oportunidades asociada a la primera, son los altos costos de adquisición, capacitación e integración que ponen a prueba los recursos limitados.

De ahí que la asistencia, acompañamiento, entrenamiento y capacitación -y no solo el crédito- sean parte de la solución propuesta.

Para mejorar el acceso al financiamiento de mercado para las empresas en crecimiento en la región, la educación financiera específica es parte de la respuesta.

Promover la adopción de tecnología implica conocimiento para que, a través de la educación, las pymes puedan desarrollar capacidades y adaptar soluciones a sus diversas necesidades. Demostrar el éxito a través de proyectos piloto y proporcionar apoyo financiero fomenta la innovación.

Romy Calderón, jefe del programa de Estudios Económicos e Información de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (Alide), comentó: “los avances tecnológicos han sido una bendición para brindar servicios, reducir costos, aumentar el alcance de los servicios y su rapidez. Pero también ayuda todo esto en el aspecto climático, cero papel. La productividad de los trabajadores financieros ha aumentado”.

Pymes son la base para cimentar la transformación social e impulsar la economía de América Latina, en especial Colombia

Calderón comentó que “todo esto ha permitido llegar a lugares donde no se podría llegar a través de un teléfono. Clave fortalecer la conectividad digital desde los gobiernos, debería existir internet gratis. Se han masificado los sistemas de pago digitales en pequeñas empresas, se ve también en pequeños exportadores. Existe una gran ventana de oportunidad para las pymes, pero sin conectividad no es posible. Debe ser un compromiso de los bancos de desarrollo”.

Además, compartir experiencias exitosas inspira a otros y considera los contextos locales mejora la resonancia.

El apoyo continuo, los centros de innovación y los premios aceleran la adopción y muestran el retorno de la inversión y la planificación para convencer a las mipymes de su escalabilidad.

Según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), las pymes que utilizan tecnologías digitales son más productivas, rentables y tienen más probabilidades de crecer y de crear empleo.

De acuerdo con ese organismo, el 67 % de las pymes de la región utilizan, al menos, una tecnología digital. Esto representa un aumento del 10 % respecto al año anterior, pero también una carencia del 33 % de este universo. Las tecnologías digitales más utilizadas son el Internet (97 %), el correo electrónico (96 %), software de gestión (89 %), páginas web (83 %) y redes sociales (77 %).

Pymes son la base para cimentar la transformación social e impulsar la economía de América Latina, en especial Colombia

Otra de las barreras analizadas está en la forma de proveer a las pymes la solvencia que necesitan para avanzar en el objetivo. Decidir estratégicamente dónde invertir esfuerzos y recursos es uno de los principales desafíos.

En este punto el seguimiento y la asesoría es la base que debe estar unida al desembolso y giro de los recursos. En este sentido las asociaciones público – privadas podrían desempeñar un rol definitivo en el logro de la sostenibilidad financiera de los proyectos hasta hacerlos autosuficientes.

Lea también: Con ideas innovadoras, jóvenes en Colombia podrán ganar hasta 15.000 dólares

Conectividad

Las limitaciones de infraestructura retrasan la llegada de soluciones y deben ser motivo de inversión asociada a proyectos de desarrollo potencial para pymes.

La conectividad deficiente obstaculiza la implementación de tecnología. Un frente de trabajo de los bancos públicos de desarrollo deberá estar en promover proyectos donde el acceso a Internet en América Latina y el Caribe sea un elemento clave para combatir las desigualdades.

Pymes son la base para cimentar la transformación social e impulsar la economía de América Latina, en especial Colombia

En esta región la penetración de Internet sigue siendo mayor en las áreas urbanas que en las rurales. Y de cierta manera, el acceso a la conectividad está asociado con el arraigo de la pobreza.

Hoy los países con menor acceso a Internet en América Latina y el Caribe son: Guatemala (43 %), Haití (32 %), Nicaragua (32 %), Bolivia (31 %) y Honduras (29 %).

Lea también: ‘Paso a paso’ para que taxistas actualicen el Runt y puedan recibir la compensación por el alza de la gasolina

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad