martes 09 de abril de 2019 - 12:00 AM

Financiera Maicito: rapidez, respaldo y confianza

Entidad santandereana que respalda los sueños de sus clientes, brindándoles soluciones financieras óptimas.

Como una distribuidora de alimentos con Promasa (a base de maíz) y Pastas Doria en Bucaramanga y el área metropolitana inició Maicito, hoy cuenta con 22 años de experiencia como organización empresarial y 10 como financiera.

De sus inicios se derivó su nombre para luego posicionarse en el mercado santandereano como una marca con un amplio portafolio de servicios.

“A partir del quinto año ampliamos nuestra cobertura de distribución a todo el Cesar y el sur de la Guajira, con sucursales en Valledupar, Riohacha y Maicao, e igual triplicamos nuestro portafolio con productos de compañías de liderazgo nacional y complementamos nuestro portafolio con Condimentos el Rey, Papeles Nacionales y Nabisco Royal”, cuenta Luis Miguel Saavedra, gerente.

Y antes de cumplir 10 años en el mercado se crearon dos compañías jurídicamente independientes, pero económicamente vinculadas a Maicito Distribuciones. Papelería y Suministros para Santander y Norte de Santander, de útiles escolares y suministros de oficina con sede en la ciudad de Bucaramanga y Odín con sede en Valledupar, para el canal TAT de Unilever Andina S.A.

Y es que para el empresario, los tres aspectos que han llevado a Maicito a ser sostenible en el tiempo han sido: “Primero, tener el conocimiento, destreza y pasión por lo que se realiza; segundo, contar con los recursos técnicos, humanos y financieros apropiados; y tercero, encontrarse en permanente actualización e innovación”. Esto ha permitido que la entidad se centre en tres divisiones: financiera, inmobiliaria y comercial.

Amplio portafolio

Maicito ubicado en el barrio Girardot ofrece servicios como créditos a corto, mediano y largo plazo para capital de trabajo, inversiones y desarrollo de proyectos empresariales, distribución de productos de consumo masivo como alimentos, aseo y confitería, y la división inmobiliaria en la cual vendemos, arrendamos o permutamos inmuebles urbanos y rurales.

Pero hacer realidad los sueños de sus clientes por medio de la financiación no es el único objetivo de la entidad, porque también se enfoca en suministrar meriendas escolares a diferentes colegios y apadrinar pequeños de escasos recursos económicos, logrando así, grano a grano, crear una vida sostenible y generar progreso para los futuros emprendedores.

“Durante todos estos años han sido muchos los desafíos a enfrentar, tales como hacernos conocer dentro del mercado financiero; definir el perfil de los clientes a los que queremos llegar; invertir en recursos técnicos y capital de riesgo para esta actividad; dotar a la compañía de personal idóneo para asesorar a nuestros clientes en sus actividades de inversión y en resolución de dificultades, más que solo prestar dinero a buenas tasas”, explica el gerente.

Cambios y adaptación

De acuerdo con el empresario, entre las claves para no cerrar las puertas de Maicito ha sido la capacidad de adaptación de la organización con respecto a la actividad comercial, las dificultades económicas, nuevas tecnologías, cambios en el consumo, entre otros factores.

“Estamos atentos a los cambios sociales, culturales y económicos de la región, porque de eso dependen muchas de las decisiones para crecer, invertir y diversificar el negocio. El estudio del mercado debe ser constante, los clientes y sus necesidades van cambiando y hacia allá debemos ir nosotros para brindar las soluciones que requieren. Además, no podemos ser ajenos a los cambios tecnológicos que nos obligan a transformar los procesos y los servicios, innovando en tecnología y capacitándonos de forma permanente”, cuenta Luis Miguel.

Para conquistar clientes y conservarlos, afirma el empresario, es necesario ser competente, lo que significa ofrecer calidad, muy buen servicio, un portafolio que se adapte a sus necesidades, rapidez en brindar soluciones y confianza.

“Por ejemplo, en la división de los créditos somos muy ágiles en la aprobación. Por supuesto se deben cumplir ciertos requisitos, pero entendemos las necesidades y premura de los clientes, por eso, acuden a nosotros”, anota.

Más apuestas

El empresario asegura que aún hay mucho campo que explorar y más servicios que ofrecer.

“Es importante ir más allá de las necesidades inmediatas y apuntarle al futuro. Por ejemplo, en la división de inmobiliaria estamos planeando ofrecer servicios de diseños o soluciones para la construcción que le den un valor agregado a los clientes o ampliar la distribución de productos alimenticios, aseo y confitería que nos permita llegar a otras regiones del país y ofrecer precios más competitivos”, concluye Luis Miguel Saavedra.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad