viernes 15 de septiembre de 2023 - 8:20 AM

El sello mundial de la obra del artista Fernando Botero

En cada uno de estos destinos, Fernando Botero ha demostrado su habilidad para capturar la esencia de lo humano a través de su distintiva visión artística, marcada por la exuberancia y la monumentalidad.
Compartir

En la rica paleta de artistas que ha dado Colombia, sin duda, Fernando Botero se alzó como una de las figuras más destacadas, reconocido internacionalmente por su distintivo estilo que desafía las convenciones del realismo y la proporción.

Imagen del Banco de la República en la que se aprecia el Torso, una de las obras emblemáticas de Fernando Botero, expuesa en los Campos Elíseos de París, Francia. / TOMADA DEL BANCO DE LA REPÚBLICA
Imagen del Banco de la República en la que se aprecia el Torso, una de las obras emblemáticas de Fernando Botero, expuesa en los Campos Elíseos de París, Francia. / TOMADA DEL BANCO DE LA REPÚBLICA

Su trayectoria, prolongada y prolífica, ha dejado un legado artístico que resuena tanto en la cultura colombiana como en la escena artística mundial. Algunas de sus obras y exposiciones más relevantes han consolidado su estatus legendario en el mundo del arte como lo fue el día que expuso en los Campos Elíseos, en donde se revelaron 31 desnudos de bronce del artista en una de las avenidas más concurridas del mundo.

Lea también: Atención: Murió Fernando Botero, uno de los artistas plásticos más reconocidos de Colombia

Desde su natal Colombia hasta las metrópolis más destacadas del mundo, sus esculturas han encontrado hogar en distintas latitudes, yendo mucho más allá de los límites de las galerías y los museos.

El sello mundial de la obra del artista Fernando Botero

Lea también: Luto en Colombia: Reacciones a la muerte del maestro Fernando Botero

Madrid, España, ha sido una de las ciudades privilegiadas en recibir la obra de Botero. En 1994, la capital española vibró con la exposición de sus esculturas gigantes en el Paseo de la Castellana, donde las voluminosas figuras de este artista sorprendieron y deleitaron a locales y turistas por igual.

En Estados Unidos, Botero ha tenido una presencia significativa en diversas ciudades. En Nueva York, por ejemplo, sus esculturas han adornado lugares emblemáticos como la Park Avenue, brindando un toque de gracia y grandiosidad a la ya de por sí majestuosa arteria de la ciudad.

En 2004, la obra del artista llegó a Singapur, donde inauguró una exposición. Su serie de esculturas se exhibió en el Elizabeth Walk Park, convirtiéndose en una de las muestras artísticas más destacadas de la ciudad-estado en ese año. Las imponentes piezas de Botero, con su estilo característico, ofrecieron un interesante contrapunto a la moderna arquitectura de Singapur.

Un trabajador recoge basura cerca de la escultura Mujer con cigarrillo del artista colombiano Fernando Botero, exhibida en Elizabeth Walk Park en Singapur, el 6 de diciembre de 2004. La exposición retrospectiva de esculturas y pinturas al aire libre de Botero es la primera en el sudeste asiático y será oficialmente lanzado el 08 de diciembre. Archivo / VANGUARDIA
Un trabajador recoge basura cerca de la escultura "Mujer con cigarrillo" del artista colombiano Fernando Botero, exhibida en Elizabeth Walk Park en Singapur, el 6 de diciembre de 2004. La exposición retrospectiva de esculturas y pinturas al aire libre de Botero es la primera en el sudeste asiático y será oficialmente lanzado el 08 de diciembre. Archivo / VANGUARDIA

Por último, el artista ha sido parte del paisaje artístico desde 2013 en Mónaco. En esa ocasión, Botero sorprendió a la comunidad local e internacional con una exposición en el corazón del Jardín de San Martín, un espacio en el que sus esculturas dialogaron armoniosamente con la naturaleza.

Los visitantes observan las obras de arte ''Mujer'', a la izquierda, y ''El robo de Europa'' realizadas por el artista colombiano Fernando Botero en la Villa Hajo Rueter en Eltville, a unos 30 kilómetros (20 millas) al oeste de Wiesbaden, Alemania. Esto ocurrió en 1998. Quince esculturas se exhibieron en esta exposición. Archivo / VANGUARDIA
Los visitantes observan las obras de arte ''Mujer'', a la izquierda, y ''El robo de Europa'' realizadas por el artista colombiano Fernando Botero en la Villa Hajo Rueter en Eltville, a unos 30 kilómetros (20 millas) al oeste de Wiesbaden, Alemania. Esto ocurrió en 1998. Quince esculturas se exhibieron en esta exposición. Archivo / VANGUARDIA

A través de su viaje global, Botero ha establecido un diálogo universal, donde su arte rompe barreras lingüísticas y culturales, conectando a las personas en un lenguaje común: el de la belleza, la proporción y la emoción.

Fernando Botero frente a una de sus esculturas expuesta en Washington, Estados Unidos. Archivo / VANGUARDIA
Fernando Botero frente a una de sus esculturas expuesta en Washington, Estados Unidos. Archivo / VANGUARDIA

Algunas de sus obras son visitadas con frecuencia en países como la Argentina, en donde se ubica el Busto, que se encuentra en el Parque Thays de Buenos Aires. Asimismo, en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile, permanece el Caballo de Botero, considerada por la crítica como símbolo de los gauchos del sur del continente. Y en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, también permanece una quincera de dichas obras, entres esculturas y cuadros.

Por décadas, las esculturas de Botero han sido un testimonio del poder del arte para transformar espacios y capturar la imaginación de públicos diversos, solidificando su lugar como uno de los artistas más destacados de nuestra época.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Comunicadora Social y periodista. Magíster en Ciencia Política y profesora universitaria. Entre 2006 y 2014 me desempeñé como periodista en Vanguardia. Me fui a ser docente de periodismo en la UNAB hasta que, en octubre de 2022, regresé a este diario como editora y creadora de contenidos digitales. Desde 2017 soy moderadora de conversatorios en Ulibro Bucaramanga y en 2018 decidí unirme a la red de periodistas que estudian, cubren y escriben sobre la migración en América Latina. La miniserie documental “Silvia Galvis, huellas y letras” es fruto de una pasión que cultivo gracias a la lectura, la fotografía, el cine y todo aquel que quiera contarme alguna historia.

@equiskmont

xmontanez@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad