viernes 10 de diciembre de 2021 - 7:58 AM

Adiós a Paquito Guzmán, leyenda de la salsa romántica

El artista nacido en Puerto Rico, Frank Guzmán Geigel, llegó por primera vez a Cali hace 35 años y estuvo en numerosas ediciones de la Feria.

A los 82 años y tras padecer durante años cáncer, falleció ayer en la mañana una de las leyendas de la salsa romántica, el puertorriqueño Frank Guzmán Geigel, conocido como Paquito Guzmán.

El artista puertorriqueño murió en su casa en Toa Baja, Puerto Rico, acompañado de su esposa Carmen y sus hijos y, según sus familiares, por petición del músico en vida no se realizaría ningún tipo de acto fúnebre.

“Han sido muchas las muestras y llamadas que hemos recibido, por eso les pedimos espacio para procesar este triste momento. Pedimos un poco de tiempo para asimilar esta dura pérdida. Nuevamente, gracias a Puerto Rico y a todos los fanáticos del mundo”, expresó una de sus nietas a nombre de la familia del cantante.

Lea también: Falleció la reconocida actriz mexicana Carmen Salinas

Este artista, nacido el 20 de noviembre de 1939 en San Juan, comenzó su historia musical a sus 19 años, cuando emigró a Nueva York en 1959 con el sueño de cantar en un trío de voces y guitarras. Allí el comerciante puertorriqueño Johnny Montañez le propuso grabar un disco 45 rpm. En los años 60 grabaron seis temas musicales, entre estos éxitos como Yolanda y Mi Martirio.

A ritmo de bolero, guajira, guaracha y salsa, Paquito cultivó éxitos en la década de los 60, convirtiéndose en uno de los grandes exponentes de la salsa romántica. Interpretó más de una veintena de canciones como 25 Rosas, Cinco Noches, Ser Amantes, Es Que Llegaste Tú. Hizo parte de agrupaciones como el Trío Los Primos de Rafael Scharrón y Tatín Vale, y el Conjunto Cachana de Joe Quijano.

Su consolidación llegó cuando se unió a la Orquesta La Primerísima de Tommy Olivencia. Y como solista logró que su música traspasara fronteras y se escuchara fuertemente en Venezuela, Colombia y Perú.

Al conocerse la noticia de su muerte, el salsero dominicano Alex Matos, publicó en Instagram, “los amantes de la salsa estamos de luto por la muerte de Paquito Guzmán, paz a su alma”. En tanto que el salsero Sergio Vargas compartió un video del artista por redes sociales y posteó: “Paz al alma del gran Paquito Guzmán, fortaleza a sus familiares. Hoy el arte pierde uno de sus principales exponentes de salsa”.

Le puede interesar: Polémica por foto que publicó Rigo de su esposa alimentando a su hija en Instagram

Carlos Ospina, propietario de La Topa Tolondra, de Cali, dice que Paquito dejó un aporte inmenso tanto por su recorrido como por su forma de interpretar tan diferente a otros cantantes y recuerda en especial boleros como Este Rencor, Verdad Amarga y Qué Importa Dónde con Tommy Olivencia.

“Permeó tres etapas importantes de la música afrolatina en Nueva York y luego en Latinoamérica, los melómanos y la vieja guardia lo recuerdan por la primera, en los años 60, la época de la pachanga con su paso por la orquesta de Joe Quijano y en los 70 con la banda boricua de Tommy Olivencia, y las nuevas generaciones conocen sus éxitos de cuando se lanza en solitario en los 80 y 90, la etapa romántica, de salsa de alcoba o salsa rosada”, agrega Ospina.

El músico Alejandro Longa ‘Pichirilo’, durante los años 88 y 89, estando con la Orquesta Internacional Los Niches, lo acompañó en presentaciones: “Gran cantante, donde se presentaba llenaba y la gente se gozaba su show de principio a fin”. Rememora que en un ensayo para un concierto en el Pascual Guerrero junto a Oscar de León, el día previo, “Paquito estaba tomándose un refresco, lo llamaron al escenario, fue corriendo a montarse a la tarima y se rompió la canilla y nos hizo pasar un susto. Pero lo curaron y se pudo presentar. Era muy profesional”.

Para Oscar Jaime Cardozo, director y conductor del programa Planeta Salsa de clásica 88.5 FM emisora cultural de la Fundación Carvajal, “Paquito cubrió dos etapas importantes para el bailador y el melómano, en los años 60 con la orquesta de Joe Quijano y su Conjunto Cachana.

Hay álbumes maravillosos de pachangas, como Volví a Cataño, Qué Sabroso el Chicharrón que se Come en Bayamón. Regresa a Puerto Rico y canta con Los Primos, de Rafael Scharrón, y estando allí lo llama el maestro Tommy Olivencia para La Primerísima. Con él graba varios álbumes, el gran éxito fue Trucutú, del año 63. Luego emprende su carrera en solitario”.

Después, dice Cardozo, “graba temas romanticones. Al final se dedicó a presentarse hasta que la enfermedad se lo permitió. Fue muy cercano a Cali, amaba a la ciudad, a los salseros. Yo le enseñaba discos de Tommy Olivencia y Joe Quijano, como el de Volví a Cataño, que no recordaba que había grabado, se quedó sorprendido cuando lo escuchamos enterito en mi casa”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad