sábado 16 de noviembre de 2019 - 8:43 AM

El personaje que le salvó la vida a la santandereana Juliana Galvis

La actriz santandereana Juliana Galvis interpreta en ‘El General Naranjo’, serie de Fox Premium, a Claudia Lugo, esposa de Óscar Naranjo, el mejor ‘Policía del mundo’.
Escuchar este artículo

Su personaje debe sacrificar su vida familiar al punto de dar a luz un hijo sola mientras el amor de su vida enfrenta amenazas terroristas, bombas, atentados, guerrilleros, mafiosos, sicarios, políticos corruptos, enemigos dentro de su institución y, por si fuera poco, al temible Pablo Escobar.

Así habló Juliana con El País sobre la serie basada en hechos reales que se estrenó en la noche de este jueves.

¿Conoció a la esposa del General Naranjo y tuvo la oportunidad de hablar con ella antes de introducirse en su interpretación?

Este proceso fue loquísimo. Yo contacté a Claudia desde el primer casting. Quería darle una cara, la busqué por Instagram y fue supremamente amorosa. Desde el primer momento me dijo ‘ojalá seas tú’. Yo creo que su buena onda me eligió. Hicimos un clic muy especial, porque este papel llegó en un momento muy duro de mi vida.

¿Cuál era ese momento?

Yo me acababa de separar de mi esposo, estaba lejos de Colombia, en México. Me divorcié en octubre de 2017 y en enero de 2018 hice el teaser de la serie, en marzo el primer casting y en mayo finalmente quedé. Pero fue un proceso larguísimo que coincidió con la separación y con el hecho de vivir lejos de mi familia.

¿Quién es para usted Claudia Luque?

Es la luz en la oscuridad. Es el soporte de su marido, siempre tenía una frase amable para decirle a Naranjo así fuera el momento más difícil. Eso me dio, como Juliana, mucha fuerza. Porque empecé a ver la vida como ella, cuando la mía era gris ella la veían en colores.

¿Cuál fue el contraste que surgió en usted, que estaba divorciada y lejos de su familia, y este personaje que es la esposa híper presente y eje de su familia?

Era muy loco porque había escenas donde yo, Juliana Galvis, santandereana y de temperamento fuerte, entraba peleando con el personaje del general Óscar Naranjo. Y me decía la directora ‘ah, ah, no, míralo con amor’. Yo muchas veces lloraba y decía ‘¿cómo puedo mirar con amor esta situación?’. Vi que Dios me había regalado este personaje para que yo pudiera entender que por más difícil que sea la situación puedes elegir ver con amor. Claudia Luque fue un regalo de la vida desde todo punto de vista, la luz que iluminó mi duelo.

El personaje que le salvó la vida a la santandereana Juliana Galvis

¿Qué haría usted casada con un Naranjo?

(Risas) No, no, yo no podría. La vida de las parejas de los miembros de la fuerza pública es muy complicada, porque no sabes nunca si van a volver. Te toca, por las ocupaciones y las responsabilidades que tienen estas personas, parir sola, enterrar a tus seres queridos sola, y tener una vida llena de incertidumbre. Es muy complicado, no tienen un sitio estable y están cambiando de ciudad constantemente. Deben sacar a sus hijos del colegio y empezar de nuevo a menudo. Por la naturaleza del oficio es la mujer quien suele cargar con el peso de la familia y del hogar. Es una vida de sacrificios y dificultades.

Esta es una serie aparentemente centrada en los personajes masculinos. Los hombres héroes, que salvan el día y combaten a Pablo Escobar, la guerrilla, la corrupción y demás. Pero su papel es un homenaje a esa heroína a la que poco crédito suele dársele...

Estoy segura de que si Claudia Lugo no hubiera estado al lado del General Naranjo él no habría podido hacer todo lo que hizo. La historia de amor de ellos es hermosa en la vida real, se conocieron a los 13 años, fueron el primer amor el uno del otro, se casaron y siguen juntos. Parecen novios, tomados de la mano, y uno no puede creer...

¿¡Que eso exista!?

(Risas) Sí, que un hombre imponente y cabeza fría sea tan dedicado y amoroso con su esposa y su familia. Sus hijas son mujeres realmente especiales y con fortaleza de corazón.

¿Qué anécdota familiar de Óscar Naranjo le sigue sorprendiendo ahora que conoce a fondo su historia?

Les tocó vivir de todo. El General nos contó que un día vino a buscarlo un sicario y le entregó un cuaderno, y en esas páginas el general vio dibujado todo el plan de seguimiento para matar a sus hijas. ‘¿Usted por qué me entrega eso?’, le preguntó. Y el sicario respondió: ‘De todas maneras yo me voy a morir, y prefiero morirme sin haber matado a sus hijas’.

“No fui estrella en México, ¿y qué?”

Juliana fue a México por amor y en busca de nuevas oportunidades como actriz, pero el mercado mexicano es cerrado y competitivo, “en el terremoto de México, durante un rodaje, me cayó una pared encima, vi la muerte cerca. Me separé y volví a Colombia, aposté y perdí. Pero aposté”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad