viernes 21 de abril de 2017 - 11:21 AM

¡Descubra si usted es un acumulador!

Tenga cuidado: si está demasiado apegado a chucherías que pertenecieron incluso a la época de los noventa y ya le queda muy poco espacio en casa para cosas realmente útiles, usted podría convertirse en un acumulador.

¿Está guardando demasiadas cosas? Hágase esta pregunta a consciencia y responda con la verdad, es la única manera de que pueda poder freno a una situación que podría alertar incluso a su vecinos: el síndrome de acumulación.

La Asociación Americana de Psiquiatría reeditaba una de sus guías clínicas sobre los trastornos mentales donde se incluye como nueva categoría diagnóstica el Trastorno de Acumulación o Síndrome de Diógenes.

La claves que las personas que acumulan objetos -algunos incluso animales domésticos, lo cual está penalizado como maltrato animal- le da un significado emocional a cada uno de esos trastos arrumados y que, para ser honestos, llevan demasiado tiempo allí sin ninguna utilidad.

Y no, no vale que se diga la frase “más adelante podría servir” porque cada tres meses la tecnología cambia y lo que funcionó hace un año ya no tendrá siquiera la misma composición, así que es momento de limpiar su casa, ¡y también su espíritu!

¿Es un acumulador?

Mariana Alvez Guerra

Psicóloga

¿Por qué la gente empieza a acumular objetos?

Usualmente todo comienza pensando que algún día ese objeto que han guardado pueda ser de utilidad. También existe una especie de vínculo afectivo fuerte ante estas cosas, se consideran recuerdos o parte de su historia.

Algunos autores dicen que este síndrome, conocido como el Síndrome de Diógenes, representa la fase final de un trastorno de personalidad. De acuerdo a estudios neurológicos, la raíz de este desorden podría estar relacionada con el lóbulo frontal, la que inhibe el impulso básico de acumular.

Este trastorno suele darse en personas mayores con tendencia al aislamiento. Personas que han sufrido reveses económicos, que han perdido a un familiar, que se sienten muy solas.

¿Cómo hacerles notar que tienen esta conducta?

Es complejo, ya que algunas personas si bien pueden ser concientes de que tienen muchas cosas, les cuesta comprender el por qué alguien alguien intenta tirar alguna de sus cosas. Pueden llegar a reaccionar con violencia ya que esos objetos son muy especiales y amados.

Cabe destacar que este síndrome no se restringe únicamente a cosas, también puede darse una acumulación de animales domésticos. Comienzan a amparar animales de la calle, lo cual traerá el problema de que los desperdicios de los animales comienzan a acumularse, generando otro problema de higiene.

¿Cuál podría ser su tratamiento?

En cuanto al tratamiento se tiene que hacer hincapié en la salud física, solucionar problemas asociados a la desnutrición y la higiene, en algunos casos extremos las personas pueden llegar a tener parásitos. También es recomendable un tratamiento psicológico para lidiar con este síndrome, aunque es complejo que la persona decida asistir a terapia porque no cree que estén haciendo nada anormal. Es vital el apoyo de familiares, el amor y la contención social.

En algunas ocasiones la terapia cognitiva ha dado resultado, todo dependerá de la gravedad del síndrome y si el mismo está asociado a otras patologías más severas.

¿Qué hacer si no mejoran?

En algunas ocasiones son los vecinos quienes denuncian este tipo de situaciones y los acumuladores son forzados legalmente a deshacerse de los animales o desechos que pudieran haber llegado a acumular.

Como a veces son personas mayores y solas quienes incurren en este tipo de comportamientos, se suele institucionalizar a las mismas.

¿Cómo superar el deseo de acumular?

Si ya es consciente de que debe dejar de acumular objetos y quiere dar los primeros pasos para organizar de nuevo su casa y su vida, el psicólogo Camilo Cifuentes ofrece unas primeras claves para hacer una limpieza de su hogar:

1Los objetos más grandes y con menos utilidad son las primeras que deben irse. Al principio se sentirá contrariado por la costumbre de tenerlas, y es por esto que vale la pena que haga una lista de las menos queridas y luego otra más, en la que con analice con mayor practicidad cuáles deben irse sin duda alguna.

2Si le han prestado cosas es momento de devolverlas a su respectivo dueño. Cualquier regalo de las exparejas también debe irse, aunque no haya tenido una mala experiencia, es momento de que deje ir a la energía de una relación pasada.

3Organice por secciones el lugar donde tiene los objetos acumulados para que le sea posible hacer un inventario más detallado y ver cuánto espacio ya va ganando a medida que se des haga de los objetos.

4Tome los objetos más pequeños que estén ya dañados o demasiado viejos y regalelos a alguien de su confianza y cariño. Si no los desean entonces haga un ritual de dejar ir estas pequeñas cosas y, finalmente, bótelas.

5Pongase un plazo para terminar su labor. Este plazo no debe pasar los tres meses. Haga también un cronograma que le permita organizarse sobre cuándo y cómo va a deshacerse de esos objetos. Evite perder el interés.

6 Si aún hay cosas con las que desea quedarse puede tratar de restaurarlas y ubicarlas en lugares diferentes de la casa. No debe quedarse con más de cinco de estos objetos.

7 Para evitar volver a convertirse en un acumulador, cada vez que compre algo nuevo, bote algo viejo, no lo conserve a menos que se trate de un regalo muy útil.

¿Cómo saber si es un acumulador?

La psicóloga Carolina Dulcey ofrece algunas preguntas para que examine si se está convirtiendo en un acumulador:

1¿Le cuesta botar los objetos viejos?

2¿Considera que las cosas que conserva desde hace muchos años le pueden servir para algo?

3¿Tiene objetos que conserva desde hace más de siete años?

4¿Guarda cosas que podrían botarse como entradas para cine, bolsas de papel regalo, envolturas, papeles viejos?

5¿Hay un espacio donde guarda cosas y el cual no ha limpiado en al menos un año?

6¿No sabe dónde podría guardar más cosas y sin embargo sigue conservándolas?

 

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad