viernes 26 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Ricardo Vélez, todo un protagonista

1.85 de estatura, ojos cafés, sonrisa espontánea y pícara acompañada de buen humor, hacen de Ricardo Vélez todo un conquistador irresistible.

Se muestra joven, talentoso y con muchas ganas de seguir compartiendo su profesionalismo con los seguidores de la televisión colombiana.

En los últimos años ha interpretado importantes papeles, hecho que lo ha llevado a robarse el corazón de muchas colombianas.

Su interpretación de Patricio en ‘El último matrimonio feliz’, lo convirtió en el esposo deseado por multitudes.

Ahora, en las noches del Canal Caracol, Ricardo protagoniza a Alejandro en la telenovela ‘Yo no te pido la luna’, que como él lo asegura 'es el príncipe solitario de los cuentos de hadas, en forma de financista, que busca el amor, no sin cierto desespero'.

 

Su vida en Colombia y el exterior

Ricardo nació el 6 de octubre de 1963 en Londres. Sin embargo cuando adelantaba estudios de Matemáticas puras en la Universidad Nacional descubrió su inclinación por el arte, hecho que lo motivó a tomar clases de teatro por cuatro años en la Escuela Nacional de Arte Dramático, Enad, y actuó en ‘Revivamos nuestra historia’, ‘La historia de Tita’, ‘Vivir la vida’ y ‘Brillo’.

Posteriormente abandonó a Colombia y respondiendo a su espíritu aventurero y decidido, durante diez años permaneció en la capital inglesa. Allí, según las entrevistas concedidas a diferentes medios de comunicación, maduró como actor, participó en varios montajes teatrales y para televisión, y luego regresó para grabar ‘Hechizo’, trabajo que le abriría las puertas para también hacer parte de importantes proyectos televisivos como: ‘Divorciada’ y ‘Betty La Fea’.

En esta última interpretó a Mario Calderón, el mejor amigo de Armando. Su papel en ese entonces mostraba a un hombre seductor y profesional que aprovechaba su atractivo y elegancia para conquistar a muchas mujeres.

Ahora Ricardo Vélez se roba el tiempo de muchas seguidoras colombianas en su importante papel de Alejandro, cuya novela está en el horario estelar por el Canal Caracol.


preguntas y respuestas

Vanguardia Liberal: Cómo se siente como galán nuevamente.

Ricardo Vélez: Me siento muy bien en este nuevo trabajo actoral, aunque de alguna manera ya es territorio conocido.

Quién es Alejandro en ‘Yo no te pido la luna’. Alejandro es el príncipe solitario de los cuentos de hadas, en forma de financista, que busca el amor, no sin cierto desespero.

Y, quién es Alejandro Vélez. Un híbrido entre el actor y el personaje, me imagino.

Cómo ha sido su experiencia en las grabaciones de la novela. Muy buena, a pesar de lo arduo de los horarios de grabación. El grupo humano es impecable, y eso ayuda mucho.

Qué ha sido lo más fácil al interpretar a Alejandro. Que no tengo que cantar.

¿Y, lo más difícil? El volumen de trabajo.

Usted, siempre quiso ser cantante de rock. ¿En esta telenovela va a cantar? Cielos, no. Una cosa es querer ser y otra serlo.

¿Cómo hace para distribuir el tiempo entre todas las facetas: la actuación, la docencia y la dirección de teatro? Mientras termino este proyecto lo demás tendrá que guardarse en la nevera por un rato.

Cómo le fue con ‘Margarita, La Loca Liberal’, el año anterior Quedé muy satisfecho con mi versión de ese mito urbano que es la loca Margarita. El grupo entero colaboró estupendamente.

Esa música de contexto de la novela ¿qué recuerdo le trae? Mi infancia, mi adolescencia, e incluso algunas grabaciones de Francisco el Matemático, en que las cantábamos a grito herido.

Cuál de esas canciones es la que más le gusta. La del título de la novela, ‘Yo no te pido la luna’.

Si hubiese sido cantante. ¿A lado de quién le hubiese gustado compartir escenario? Hay tantos: Mick Jagger (Rolling), Bono (U2), Robert Plant (Led Zepp), Freddy Mercury (Queen), etc.

¿A quién le regalaría la luna? A los que se olviden de verla.

¿Con quién quisiera ir a la luna? Con un buen baquiano para no perderse en el regreso.

Cómo le fue con Patricio en ‘El último matrimonio feliz’  Creo que muy bien, pero el juicio definitivo se lo dejo a los televidentes.

Cómo evalúa su vida en la actuación. Muy afortunada, pues en general siempre he estado activo laboralmente.

Dentro de esa experiencia ¿Cuál de sus compañeros es al que más admira y por qué? Admiro el trabajo de muchos, pero valoro en particular a los actores y actrices que son generosos con sus colegas, lo cual no es tan frecuente como uno quisiera.

¿Cuál ha sido su mayor  tropiezo? La nuestra es una carrera de obstáculos, tropiezos y frustraciones. Si no se dejan atrás, se corre el riesgo de abandonarla.

¿Quién está siempre en su mente? Mi gente.

¿A quién le gustaría componerle una canción? A quienes la necesitaren.

Un sueño por cumplir La paternidad.

Un lugar para volver siempre Londres, para ver teatro. Es un lugar de peregrinación teatral.

Un libro para releer A riesgo de caer en un lugar común, diría que el Quijote. Pedro Páramo clasifica. También los cuentos de Kafka.

Una canción para cantar en la ducha Cualquiera de las de plancha. Recomiendo para eso ver la novela.

Un maestro para recordar Jean Marie Binoche, la mayor influencia que he tenido en mi carrera, y no solo como actor sino como artista.

Algo que no pueda faltar nunca en su equipaje Un libro.

¿Qué hace siempre un domingo?  Duermo. Leo la prensa. Duermo. Desayuno. Duermo. Visito la familia. Duermo.

¿Cuál es la banda sonora de la vida? El ruido del agua cuando corre.

¿Qué agradece siempre? Estar vivo, desde luego.

¿A qué le teme? Al mismo miedo. A las águilas negras. A la oficina de Envigado. A la Teófilo Forero. A las fuerzas oscuras del estado. A los falsos positivos. A los fundamentalistas, vengan de donde vengan. A la intolerancia. A la indolencia... en fin, que en este país hay de dónde escoger.

Una película El espejo, de Tarkovsky.

¿Qué prefiere, el sentido del humor o el amor? ¿Tengo qué escoger? El uno necesita del otro para sobrevivir.

Una mentira universal Dios nos hizo a su imagen y semejanza.

¿El mejor espectáculo musical que haya visto?  La novena de Beethoven.

La expresión que más usa Donde hay pelo hay alegría.

¿Qué súper poder le gustaría tener? La invisibilidad. Ese es el estado ideal para un observador de la naturaleza humana, como yo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad