martes 28 de noviembre de 2023 - 8:47 AM

Bacteria “come cerebros” habría causado la muerte de una niña de Bucaramanga

A los dos días de su visita a Santa Marta, la niña, nacida en Bucaramanga, empezó a experimentar dolor en uno de sus oídos, acompañado de vómitos y fiebre.
Compartir

Una menor de 10 años falleció a causa de una peligrosa bacteria después de unas vacaciones en Santa Marta, generando conmoción y preocupación en la población colombiana. La tragedia golpeó a la familia Villamizar en Bucaramanga, donde Estefanía perdió la vida tras contraer la bacteria apodada "come cerebros". Según relatos de su madre, Tatiana González, todo empezó con lo que parecía ser una simple otitis.

Después de gozar de unas merecidas vacaciones en la ciudad costera el 18 de junio de 2023, Estefanía regresó a su hogar en Bucaramanga, pero no pasó mucho tiempo antes de que los síntomas se hicieran evidentes. A los dos días de su visita a Santa Marta, la niña empezó a experimentar dolor en uno de sus oídos, acompañado de vómitos y fiebre.

Lea también: “La tenía, la dejó perder”: Andrea Valdiri se destapa, lanza indirecta Felipe Saruma con sexy baile

Inicialmente tratados como una otitis, los síntomas parecieron remitir, pero la situación dio un giro preocupante el 14 de julio. En ese día, la familia observó comportamientos inusuales en Estefanía, ya que su energía y vitalidad se transformaron en letargo, aversión a la luz y convulsiones.

Tras un traslado de urgencia al hospital, la niña fue sometida a tratamientos para estabilizarla, sin que los médicos lograran identificar la causa precisa de sus síntomas. Después de 24 días de lucha, Estefanía fue declarada con muerte cerebral y falleció dos días después.

Aunque en un principio se atribuyó la muerte a una meningitis, el Instituto Nacional de Salud asumió el caso y, tras un mes de estudios de necropsia, concluyó que la verdadera causa fue una encefalitis.

La encefalitis, una inflamación del cerebro con diversas causas, presentó síntomas inicialmente malinterpretados como una gripe común, complicando el diagnóstico.

El neurocientífico William Contreras, parte de la investigación, describió la encefalitis como un "bicho" que literalmente "come" el cerebro de los afectados. Según Contreras, "es un parásito que, debido a las altas temperaturas y aguas estancadas, puede vivir en áreas como piscinas o jacuzzis y se alimenta del cerebro. Los síntomas comienzan con fiebre leve, malestar general y, a veces, rinitis; ocurre principalmente en individuos sanos", explicó a Revista Semana.

La madre de Estefanía recordó que durante las vacaciones en Santa Marta, la niña nadó en la piscina de un hotel, lo que la lleva a suponer que contrajo la peligrosa bacteria por la nariz durante ese tiempo.

Este episodio desgarrador ha sumido a la familia en el dolor, y el abuelo de Estefanía ha instado al Ministerio de Salud y al gobierno a tomar medidas sanitarias y preventivas en lugares con piscinas y agua dulce.

Bacteria “come cerebros” habría causado la muerte de una niña de Bucaramanga

Encefalitis ‘come-cerebro’

La encefalitis se refiere a la inflamación del cerebro, usualmente vinculada a infecciones virales o bacterianas.

La exposición a entornos acuáticos específicos, como piscinas, jacuzzis o incluso actividades de buceo, puede incrementar el riesgo de adquirir infecciones que podrían eventualmente desencadenar esta enfermedad.

No obstante, es crucial resaltar que la encefalitis no se contrae directamente por la inmersión en agua, el buceo o el uso de jacuzzis.

En cambio, estas actividades pueden aumentar el riesgo de exposición a patógenos que podrían desencadenar la enfermedad.

Específicamente, la encefalitis viral puede ser causada por virus transmitidos a través de gotitas respiratorias, mosquitos u otros vectores. Algunos de estos virus pueden encontrarse en entornos acuáticos, y la exposición a agua contaminada o a situaciones donde hay una mayor probabilidad de transmisión de enfermedades infecciosas puede incrementar el riesgo.

Le puede interesar: “Le gustan ya mayores”: Yina Calderón le tiró fuerte pulla a Andrea Valdiri tras su divorcio con Felipe Saruma

Para prevenir la encefalitis en entornos acuáticos, es fundamental adoptar prácticas de higiene adecuadas. Se debe evitar ingerir agua de piscinas o jacuzzis, asegurarse de que estos lugares estén debidamente tratados con productos químicos desinfectantes y mantener una buena higiene personal, ya que estas medidas son cruciales.

En el caso de actividades al aire libre, como el buceo, es esencial utilizar equipo adecuado y seguir las pautas de seguridad recomendadas.

La información específica sobre la incidencia de la encefalitis relacionada con estas actividades puede variar, por lo que se aconseja estar informado sobre las recomendaciones locales y seguir las pautas de salud pública para minimizar los riesgos.

Si se experimentan síntomas como fiebre, dolor de cabeza intenso o cambios en el estado mental después de participar en actividades acuáticas, se debe buscar atención médica de inmediato.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad