lunes 31 de agosto de 2020 - 12:00 AM

De un golpe venezolana fue asesinada por su pareja en Bucaramanga

Karina Moreno, de 30 años, murió a manos de su compañero sentimental, quien la golpeó con un objeto contundente en la cabeza en el asentamiento humano Milagro de Dios.
Escuchar este artículo

Con una lamentable noticia despertaron ayer domingo los residentes del asentamiento humano Milagro de Dios en Bucaramanga. En una discusión y tras un golpe en la cabeza, un hombre habría asesinado a su compañera sentimental.

La mujer de 30 años fue identificada como Karina Moreno, oriunda de Caracas, Venezuela. Fue hallada sin vida en su habitación cerca de las 7:30 de la mañana, luego de que su esposo saliera y le informara a una familiar que le había quitado la vida.

“¡Tía Fina, maté a Karina!”, le dijo el agresor a una tía de la mujer que vivía con ellos. Incrédula y pensando que se trataba de una broma, la mujer se acercó y se encontró con la dramática escena.

“Había sangre en toda la puerta y en el filo del marco de la puerta también había sangre. Estaba muerta y tenía el golpe en la cabeza”, explicó un testigo.

Luego de avisar a la tía, el sujeto salió y buscó a la Policía, a quienes les confesó lo ocurrido y se entregó. Las patrullas llegaron y acordonaron mientras el CTI acudía a realizar el levantamiento.

De la alegría al dolor

Aunque se investiga qué motivó el feminicidio y cómo ocurrió exactamente, se presume que en medio de una discusión ocurrida cerca al amanecer el hombre la golpeó en la cabeza y permaneció en silencio junto al cuerpo.

“Ellos estuvieron en una fiesta desde la noche en una casa cercana, dicen que a las 5:00 de la mañana se fueron y como que habían discutido porque ella estaba bailando con alguien”, explicó Camilo Arias, allegado a la pareja.

Karina se tomó fotos junto a su esposo y las subió a Whatsapp, se veían sonrientes y felices, pero algo pasó al salir de la celebración y ni los niños ni la tía que dormían en las otras habitaciones escucharon la pelea.

Apagó su sonrisa

Según se pudo conocer, la pareja convivía hace más de cinco años y desde hacía tres residían en el sector.

Karina tenía dos hijos de 10 y 13 años, a quienes su compañero quería como propios. Incluso ella se había ido a trabajar a Barranquilla y los menores habían quedado bajo su cuidado en Bucaramanga.

“Por la cuarentena ella se había venido y desde entonces estaba acá, pero ya estaba planeando devolverse la otra semana que abrían las carreteras. Él quería mucho a los niños, como a hijos suyos”, agregó Camilo.

Ayer, los dos menores estaban bajo custodia del Icbf, mientras se definía qué ocurría con ellos. El cuerpo de la mujer era trasladado a Medicina Legal y su confeso asesino era dejado a disposición de la Fiscalía. Se espera que le imputen cargos por feminicidio.

“Ella era una mujer espectacular, especial. Muy querida y alegre y con una sonrisa todo el tiempo, un amor con los niños. Él era muy chévere, no sé qué fue lo que le pasó”, finalizó el allegado de la pareja.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad