miércoles 24 de junio de 2020 - 12:00 AM

Investigan dos homicidios ocurridos en Bucaramanga y Piedecuesta

Javier Andrés Pardo García, conocido como ‘Chalo’ y Gonzalo Adolfo Hernández, alias ‘Gonzalito’, ambos de 24 años, fueron asesinados con 7 horas de diferencia entre la noche del lunes festivo y la madrugada del martes. Las autoridades investigan los móviles de los crímenes.
Escuchar este artículo

Dos homicidios sacudieron el área metropolitana en las últimas horas, el primero sucedió en el barrio La Candelaria de Piedecuesta, la noche del lunes festivo, en donde un joven fue asesinado a tiros. Horas después, las balas acabaron con la vida de otro sujeto en el barrio Campohermoso de Bucaramanga.

Las autoridades investigan los móviles de los crímenes, uno ocurrió en un ataque y el otro al parecer en medio de una fiesta.

En Piedecuesta

La primera víctima fue identificada como Javier Andrés Pardo García, conocido como ‘Chalo’, a quien una bala le atravesó el cráneo. El crimen ocurrió en el barrio La Candelaria, hacia las 7:50 de la noche del lunes.

Los lamentos de una mujer que lo sostenía en brazos y pedía auxilio tuvieron eco, y de inmediato tanto habitantes de la zona como autoridades lo auxiliaron y lo trasladaron al Hospital Internacional. Pero nada pudieron hacer los médicos para salvarlo.

Testigos aseguran que quizá aprovechando la oscuridad y la soledad del sector, alias ‘Chalo’, de 24 años, se adentró con una mujer en el sector de La Quebrada, sin percatarse que un enemigo, armado con un revólver, los seguía. El homicida se acercó lo suficiente, apuntó y disparó contra él y luego emprendió la huida. Al escuchar la detonación y ante los llamados de auxilio, muchos residentes salieron.

Mientras el vecindario ayudaba a Andrés, el homicida corrió por el borde del río; sin embargo, no pudo escapar. Uniformados que realizaron un ‘Plan Candado’ lo capturaron en el sector de ‘El Reventón’, por la vía que conduce a la vereda Las Amarillas, además, le incautaron un revólver y varios cartuchos, uno de ellos percutido.

Por el momento se desconocen las causas del ataque, hombres de la Sijín realizaron la inspección del lugar y el levantamiento del cadáver. El capturado sería presentado ante un Juez la tarde de este martes, para que respondiera por el delito de homicidio.

La fiesta acabó mal

Luego, a las 3:15 de la mañana de ayer, el eco de un disparo alertó a los habitantes de la calle 46 con 3 occidente del barrio Campohermoso de Bucaramanga.

“Se escuchó un disparo. Pasaron menos de dos minutos cuando se oyeron cinco más. Luego de eso hubo un enfrentamiento a cuchillo. Por la algarabía que había, todos estaban en una reunión, una fiesta y no se sabe más nada, el caso es que las personas que estaban ahí, de nacionalidad venezolana, salieron todas a la huida, una de ellas herida”.

Pero solo hasta que rayó el sol los habitantes de la zona se percataron que en la casa del fondo del callejón se había cometido un crimen.

Había paredes manchadas de sangre, razón por la cual dieron aviso a las autoridades. El caos era evidente adentro: colchonetas, basura y ropa tendida por el piso en todas las habitaciones, patio, sala y corredores. Quedaron rastros de sangre por todas partes, mientras que en una de las piezas estaba la víctima mortal: Gonzalo Adolfo Hernández, de 24 años, a quien conocían como ‘Gonzalito’.

A su lado, al parecer, había otra persona herida, que fue auxiliada y llevada a un centro asistencial.

Muy temprano, hombres de la Sijín realizaron la inspección y el levantamiento del cuerpo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad