sábado 22 de febrero de 2020 - 10:30 AM

Tenía 11 sentencias por hurto y fue sorprendido robando en Bucaramanga

Pese a tener encima 11 sentencias condenatorias vigentes y 22 anotaciones judiciales más, Henry López Ramírez todavía hacía de las suyas, entraba a supermercados y almacenes de cadena a robar mercancía. Sin embargo las malas andanzas se le acabaron ayer, luego de que una Juez lo enviara a prisión.
Escuchar este artículo

López Ramírez fue capturado el jueves a las 5:30 de la tarde en un supermercado en la calle 55 con carrera 2W del barrio Mutis en Bucaramanga luego de ser sorprendido con 9 cajetillas de seda dental avaluadas en $108.000 que había ocultado dentro de su pantalón, el cual había acondicionado con doble fondo y una bolsa oculta, para poder robar los elementos y evadir la seguridad.

Al ser sorprendido la comunidad intentó lincharlo y fue golpeado en múltiples oportunidades hasta que una patrulla de la Policía llegó para ponerlo a salvo y capturarlo. Una vez fue puesto a disposición de la Fiscalía para responder por hurto agravado, las autoridades se sorprendieron al notar el prontuario del hombre de 47 años quien ya había sido condenado en 11 oportunidades por el mismo delito y cuenta con 22 anotaciones adicionales.

Ayer en la mañana durante las audiencias preliminares adelantadas en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, el Fiscal a cargo reveló que las más recientes sentencias las recibió el año anterior, en el mes de junio un Juez lo condenó a 13 meses de prisión, y un mes atrás otro lo había condenado a 9 meses y cinco días.

Sin embargo, por esas dos sentencias Henry disfruta de subrogación, es decir tenía una libertad condicional que violó al volver a robar.

Con todos estos elementos, y pese a que no se allanó a los cargos por hurto agravado que le imputó la Fiscalía, la Juez de Control de Garantías decidió dictarle medida de aseguramiento en un centro carcelario en donde permanecerá mientras avanza este nuevo proceso en su contra.

¿Cleptómano?

Durante su intervención en la audiencia, la abogada defensora de López Ramírez aseguró que el hombre podría padecer de cleptomanía y solicitó a la Juez abstenerse de enviarlo a prisión, por el contrario pidió que se le prohibiera el ingreso a supermercados y almacenes de cadena o se le mantuviera vigilado con brazalete electrónico, petición a la que la togada se negó.

Henry asegura ser pintor y reside en un hotel en el Centro de Bucaramanga, sin embargo las autoridades ya lo tenían fichado por los constantes robos en establecimientos comerciales.

¿Podría ser inimputable?

La cleptomanía, es un trastorno mental y de control de los impulsos, aunque es muy poco frecuente los especialistas lo califican como grave. Esta conducta se caracteriza por la incapacidad para resistir el impulso de robar objetos que, por lo general, la persona no necesita y son de poco valor.

Esta patología no tiene cura existe tratamiento con medicamentos o psicoterapia que pueden ayudar a detener el ciclo de robo compulsivo.

Aunque en el Código Penal Colombiano la Cleptomanía puede ser una causal de inimputabilidad de una persona procesada por hurto se deben cumplir algunos requisitos para que estas personas sean trasladadas a un centro psiquiátrico y no a prisión o gocen de los otros beneficios de la inimputabilidad.

El abogado Penalista, Danilo González explicó a Vanguardia que para que la defensa pueda usar este recurso, el diagnóstico debe haberse realizado antes de que la persona hubiese sido capturada por hurto.

“Si está clínicamente demostrado que la persona es cleptómana con anterioridad a la comisión de la conducta sí puede ser una causal de inimputabilidad y es un documento que puede usar la defensa a su favor. Pero sólo si lo diagnosticaron antes” precisó el jurista.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad