jueves 26 de noviembre de 2015 - 8:47 AM

Angela Merkel, 10 años en el poder de una europa en crisis

La situación actual de la canciller alemana no es fácil. La crisis migratoria, que ha desbordado todos los mecanismos del viejo continente para responder al influjo de refugiados, la tiene a ella como el centro de todas las críticas de políticos en Europa.
Escuchar este artículo

Pero como con esta y otras coyunturas, nunca es fácil con Angela Merkel. Su figura política surgió en la difícil década del fin de la Alemania comunista, los 80. Para 1989 era una de las principales voces en la RDA por la unificación del país y el retorno a la democracia.

Después de su ascenso bajo la batuta del entonces canciller Helmut Kohl, fue ministra de Mujer y Juventud (1991-1994), y de Medio Ambiente (1994-1998).

Desde 2005 y ya como mandataria, se vio forzada a plantear una coalición con el contrario de siempre de los cristianodemócratas, el Partido Socialdemócrata de Alemania. Así, sin un apoyo irrestricto en su país, se consolidó igual como la líder más influyente de Europa.

¿Pero para qué? Merkel entró al escenario político mundial y ya se cernían sobre la UE los tentáculos de la crisis económica. “El liderazgo de la canciller fue fundamental para que el bloque permaneciera unido, en vez de separarse una vez la grave situación de la economía golpeó a buena parte de sus naciones”, afirmó, Miguel Martínez, coordinador de la Línea de Investigación Europa de la Universidad Externado.

“En estos 10 años de su mandato en Alemania lo más característico de su liderazgo fue la forma en la que logró que la UE enfrentara unida la crisis. Los europeos tuvieron en ella un punto de referencia para poder salir gradualmente de la coyuntura”, agregó.

Las dificultades no terminaron allí, y la crisis se sigue sintiendo con fuerza en uno de sus principales afectados: Grecia. En 2015, y hartos del ajuste a sus bolsillos, los griegos eligieron al izquierdista Tsipras y votaron ‘no’ a las condiciones de la UE, para expresar así su malestar. Asuntos como este también han sido, de algún modo, superados.

Tal como en una tradicional historia alemana, de voluntad ante las dificultades, los 10 años de Merkel no dan descanso, y tal vez ella ni se percate de la fecha, mientras concentra todo su liderazgo en dar frente a la crisis migratoria.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad