martes 12 de septiembre de 2023 - 8:48 AM

El drama de las niñas que son vendidas por sus padres en Afganistán para comprar comida

La pobreza extrema del isIamismo talibán ha multiplicado los casos de padres que venden a sus hijas. Unicef calcula que el 28% de las afganas de entre 15 y 49 años se han casado antes de los 18.
Compartir

Esta semana varios medios internacionales han informado cómo en medio de la grave crisis que vive Afganistán hay familias que han vendido a sus hijas menores de edad.

Los pagos van desde los 1.000 dólares y son utilizados para saldar deudas, comprar comida, agua o medicamentos. Además de hombres, las niñas y niños también son vendidas a familias.

También puede leer: Indignante: Sacerdotes abusaron de 1.002 niños en Suiza

Un reportaje de CNN cuenta la historia de Parwana Malik, un niña que contó que su padre la vendió porque no tenían para comer.

“No tenemos pan, ni arroz, ni harina... Me vendió a un hombre viejo”, dijo la pequeña de apenas nueve años a un periodista de esa cadena. El hombre tenía 55 años.

La familia afirma haber tomado esa decisión tras cuatro años viviendo en un campo de desplazados en la provincia noroccidental de Badghis, mientras trabajaban por unos pocos dólares en tareas de servicio doméstico y recibían ayuda humanitaria. Sin embargo, luego que los talibanes retomaron el poder, la ayuda internacional se fue cortando y ya la ONU ha dicho que el país está a un paso de vivir una grave crisis económica y alimentaria.

El padre de Parwana vendió primero a la hija mayor, de 12 años, varios meses antes.

Lea también: Se multiplican los suicidios entre jóvenes afganas tras llegada de talibanes, según ONU

De acuerdo con organizaciones, el caso de estas hermanas no es aislado, puesto que varias familias afganas han vendido a sus hijas para matrimonios; el número crece al aumentar las dificultades económicas en el país y, por ende, el hambre. Además se espera que la situación empeore al llegar el invierno.

“Falta de comida, falta de trabajo, las familias sienten que tienen que hacer esto”, indicó Mohammad Naiem Nazem, activista de derechos humanos en Badghis.

El padre de Parwana, Abdul Malik, dijo que sentía culpa y vergüenza por tener que hacerlo, pero no había encontrado trabajo, y que él y su esposa no tenían otra opción para alimentar al resto de su familia de ocho miembros.

Le puede interesar: ¿Nueva alianza Venezuela - China? Maduro llega a Pekín para reunión Xi Jinping

El dinero que recibió Malik le servirá para unos meses. El comprador, llamado Qorban, pagó 200.000 afganis, alrededor de 2.200 dólares, valor que se divide en entregas de ovejas, tierras y dinero en efectivo.

Parwana había dicho, antes de su venta, que esperaba poder cambiar la postura de sus padres ante la situación y que quería llegar a ser maestra, pero sus progenitores no cambiaron de idea.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad