jueves 28 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Lo juro: exabogado de Trump compremete al gobierno del presidente de EE.UU.

El antiguo abogado de Donald Trump se ha convertido en ficha clave en la causa contra el mandatario estadounidense.

La Presidencia de Donald Trump ha estado caracterizada por investigaciones, traiciones, explosivas confesiones sexuales, líos judiciales, divisiones internas dentro de su partido, y cargos criminales a su círculo más cercano, al mejor estilo de un ‘novelón’.

En un episodio más, Michael Cohen, otrora hombre de confianza de Trump, compareció ayer ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, controlada por la oposición demócrata, incriminando al mandatario republicano en la trama rusa de las elecciones de 2016, en la filtración de correos de su rival demócrata Hillary Clinton y de pagar el silencio de dos mujeres -una modelo de Playboy y una estrella porno- con las que mantuvo relaciones sexuales años atrás.

Lea además: Exabogado de Trump dijo que le pagó a actriz porno para ocultar su relación con el Presidente

El testimonio del exabogado personal de Trump durante una década y quien ayer no tuvo reparos en calificarlo como “racista”, “estafador” y “tramposo”, significa un duro golpe para el prestigio del presidente y pone en tela de juicio la confianza hacia el mandatario estadounidense, cuya gobernabilidad de cara a una reelección en 2020 está a prueba.

Condenado en diciembre pasado a tres años de cárcel por fraude fiscal, perjurio e infracción del código electoral, irá tras las rejas el 6 de mayo próximo, el antiguo guardián de los secretos de la familia Trump ha aceptado cooperar con la justicia y develar los secretos más comprometedores de su antiguo jefe.

Con él, ya son seis asesores de Trump los que han sido condenados por diferentes delitos que tienen un elemento común: Rusia. Cuatro de ellos se han declarado culpables y el único que no lo ha hecho es su exjefe de campaña, Paul Manafort, quien no quiere ningún beneficio penal.

En su defensa, el presidente estadounidense siempre ha insistido en que esta arremetida judicial en su contra es una “cacería de brujas”.

Un mal momento

Las declaraciones de Cohen, efectivamente complican a Trump en la medida en que llegan en un momento en que está próxima a concluir la investigación en torno a su supuesta implicación en la participación rusa de las elecciones de 2016, afirma Suelen Castiblanco, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de La Universidad de La Salle.

La pesquisa del fiscal especial Robert Mueller avanza en la recta final sobre la posible colusión (pactar con un tercero) entre el equipo de campaña de Trump y Rusia para interferir en los comicios de 2016.

Según ella, son acusaciones que dejan muy mal parado a Trump, aunque reconoce que él ya ha demostrado en el pasado que fácilmente puede deshacerse de este tipo de acusaciones.

Sin embargo, Castiblanco señala que si Cohen logra demostrar que tiene razón respecto a los contactos de Trump con WikiLeaks para afectar a Hillary Clinton, sería definitivamente el fin de su carrera política, ya que daría lugar a que le abra un juicio político (impeachment) que termine por sacarlo de la Casa Blanca.

Entonces, allí va a estar el quid del asunto, de si efectivamente Cohen aporta las pruebas, “lo que pondría en un gran riesgo la gobernabilidad de Trump y evidentemente la posibilidad de una reelección”.

Igualmente, la analista advierte que falta ver cómo se articula esto con la investigación del fiscal Muller, en el sentido de “si se puede cruzar información y se encuentran evidencias de la participación de Trump en lo que se ha llamado la trama rusa”.

Lea además: Trump ha desatado tormentas políticas por su particular estilo de gobernar

Golpe a la credibilidad

Mauricio Jaramillo, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario de Bogotá, dice por su parte, que las revelaciones del exasesor legal atentan no solo contra la credibilidad de Trump, también contra la transparencia que habrían puesto en juego la seguridad de Estados Unidos.

“Es muy grave, especialmente en momentos en que para muchos sectores de la sociedad estadounidense se está reviviendo una especie de competencia con Rusia y China, entonces es un tema muy sensible que muy seguramente va a afectar la imagen de Trump”, opina el experto.

A esto se le suma, apunta Mauricio Reyes, profesor de la Facultad de Derecho de Ciencias Políticas y Sociales Universidad Nacional, las tensiones internas en el partido Republicano que pueden determinar si el gobernante estadounidense es el próximo candidato del partido, o va a tener que optar por una candidatura independiente, lo cual va a depender de varios factores.

Uno de ellos, anota, es que Trump pueda consolidar una unidad al interior del partido y eso, afirma, dependerá mucho del impacto directo que tengan declaraciones de personajes claves de su entorno como Cohen, dentro de los republicanos.

“Claramente pretenden sacar a Trump de la competencia, pero también puede jugar un poco el hecho de qué tan exitoso puede ser su política frente a Venezuela en relación a la atracción del voto latino que por cuestión demográfica es muy importante en el futuro electoral de los republicanos”, destaca Reyes.

Lea además: Trump ya no se manda solo

En tanto, Suelen Castiblanco recalca que sería la “oportunidad de oro” para los demócratas e incluso de algunos republicanos dentro de su partido, que hace tiempo quieren sacar a Trump de la carrera política.

En ese sentido, Mauricio Jaramillo destaca que los demócratas están tratando de recortar terreno al actual presidente, “que van a intentar, de una manera casi desesperada, nominar a un candidato que pueda hacerle contrapeso”.

$!Lo juro: exabogado de Trump compremete al gobierno del presidente de EE.UU.
Oportunidad de oro para demócratas
Según Mauricio Reyes, para los demócratas, sería un escenario ideal que existiera un rompimiento dentro del partido Republicano, tratando de judicializar el caso a efectos de un impacto político.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad