domingo 16 de agosto de 2020 - 12:00 AM

La apuesta de Biden para derrotar a Trump: Kamala Harris

Era una elección predecible. Joe Biden eligió a su acompañante en la carrera a la Casa Blanca: mujer, afroamericana y representante de la generación más joven del liderazgo demócrata que busca ocupar la Vicepresidencia de EE.UU.
Escuchar este artículo

Pragmática, carismática, dueña de un estilo agresivo, pero de ideas moderadas, hija de inmigrantes y graduada en Ciencias Políticas y Economía en Howard University, una de las instituciones de educación superior afroamericanas por excelencia en Estados Unidos.

Así es, a grandes rasgos, Unatxi Kamala Devi Harris, la senadora nacida un 20 de octubre de 1964 en Oakland (California), que Joe Biden eligió como compañera de fórmula por el partido Demócrata.

Aunque tiene raíces de India y Jamaica por sus padres, siempre se ha descrito simplemente como “estadounidense”. Promueve el aborto, la legalización de la marihuana, está a favor del matrimonio homosexual y va en contra de la pena de muerte.

Además: El nuevo orden global postpandemia

Ha roto barreras: fiscal en San Francisco y dos veces fiscal de California, convirtiéndose en la primera mujer, pero también en la primera persona negra, en dirigir los servicios judiciales del estado más poblado del país, así como la segunda afroamericana en el Senado de Estados Unidos. Está casada con Douglas Emhoff, un abogado, y tiene dos hijastros.

Suelen Castiblanco, investigadora y docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle, la define como una de las personas más preparadas en términos académicos que alguna vez ha estado en un ‘ticket’ para un cargo de tan alto nivel en la política estadounidense.

Afirma que no solo se ha labrado una prolífica carrera en las universidades, sino que también tiene una extensa trayectoria como servidora púbica.

Es de resaltar esto, según la experta, porque “es un factor que contrasta muy fuerte con la imagen que los demócratas han presentado de (Donald) Trump, que es una persona que no es académica y que no tiene mayores competencias intelectuales”.

Es decir, Kamala Harris encarna la antítesis del presidente republicano.

Además ser mujer apunta directamente a una de las mayores falencias que ve la opinión pública en Trump, agrega la investigadora, sumado a que pertenece a una minoría racial que puede movilizar el voto de algunos grupos que no se ven representados en la política actual de ese país.

Lea también: ¿La tercera es la vencida?

Para Castiblanco, su principal debilidad es la forma como es percibida por las facciones más progresistas y transformadoras del partido Demócrata. Su pasado rígido como fiscal pesa, especialmente, con las comunidades hispanas e incluso las mismas afroamericanas.

$!La apuesta de Biden para derrotar a Trump: Kamala Harris

Menciona igualmente que en el marco del movimiento anti-racista “Black Lives Matter”, que lidera la ola de protestas de los últimos meses en Estados Unidos, Harris “no ha tenido el papel tan protagónico que se esperaría que tuviera una persona de su perfil”.

Pese a que estos aspectos pueden restarle puntos a su candidatura, Castiblanco califica su escogencia como “un acierto de la campaña de Biden”.

La razón, a su juicio, es que tiene elementos potenciales que apuntan directamente a las fallas de Trump. Es una candidata que llama la atención entre los republicanos que ven en Trump una postura poco conciliadora o beligerante y una Presidencia mal llevada.

Pionera y rompiendo barreras

Aunque insiste en que la misma candidata ha intentado no ser encasillada, Camilo Cruz, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Gobierno de la UPB Bucaramanga, señala que Kamala Harris representa un Estados Unidos urbano, meritocrático y superando barreras históricas siendo mujer, negra e hija de inmigrantes.

Observa también cierta semejanza de su carrera política con la de Barack Obama: ser joven (55 años), representante de minorías, tener un papel destacado como fiscal del distrito y del estado, así como el de llegar rápidamente al Senado.

“En cada uno de esos cargos fue pionera bien sea como mujer o como hija de inmigrantes afro y del sudeste asiático”, explica.

En su opinión, Harris era lo que necesitaba Biden como su carta vicepresidencial.

Cruz analiza como una de sus debilidades que durante su precandidatura presidencial no fue una figura relevante, no se ubicó dentro del ala progresista ni tampoco dentro de los representantes del establecimiento demócrata.


A favor y en contra

Fabián Gamba, docente del Programa de Negocios y Relaciones Internacionales de la Universidad de La Salle, afirma que con su decisión Joe Biden le apuesta a la diversidad, a la integración y a la renovación política de Estados Unidos.

Estima que el pasado de Kamala Harris como fiscal general le podría jugar a favor y en contra en un estado como California con una grave crisis judicial.

Destaca la figura de la senadora como el impulso que le puede faltar a Biden para poder ganar unas elecciones atípicas, muy competidas y, además, mediadas por una pandemia.

$!La senadora y exfiscal se convierte así en la primera afroamericana nominada para vicepresidenta en uno de los dos grandes partidos de Estados Unidos, (Foto: EFE / VANGUARDIA)
La senadora y exfiscal se convierte así en la primera afroamericana nominada para vicepresidenta en uno de los dos grandes partidos de Estados Unidos, (Foto: EFE / VANGUARDIA)
$!La apuesta de Biden para derrotar a Trump: Kamala Harris
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad