sábado 01 de agosto de 2020 - 4:50 PM

Los incendios vuelven a amenazar la Amazonía brasileña tras disparar en julio

Los incendios en la Amazonía brasileña aumentaron un 28 % en julio frente al mismo mes de 2019 y amenazan con expandirse en los próximos meses, ante el temor de los ambientalistas que de que se repita la tragedia vivida el año pasado en el mayor bosque tropical del planeta.
Escuchar este artículo

Las imágenes por satélite detectaron en julio un total de 6.803 focos de incendio, frente a los 5.318 focos registrados en el mismo mes de 2019, según datos facilitados por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

Tan solo el 30 de julio fueron contabilizados 1.007 focos en la selva amazónica, lo que supone el mayor número para el mes en los últimos 15 años, de acuerdo con la organización Greenpeace, que alertó sobre una "tendencia al alza" de incendios este año.

Lea también: El Pantanal brasileño declara emergencia ante fuerte avance de incendios.

El incremento de los incendios, los más elevados para el mes de julio desde 2017, ha continuado pese a las medidas anunciadas recientemente por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro ante la presión internacional tras los devastadores fuegos de 2019.

A comienzo de junio el Ejecutivo desplegó un operativo en la región amazónica para evitar los crímenes medioambientales, entre ellos la tala indiscriminada de árboles, y un mes más tarde anunció la prohibición por un periodo de 120 días del uso del fuego en la selva, una práctica tradicional para preparar los campos de siembra.

Los incendios en la Amazonía suelen extenderse en los meses de sequía por áreas que han sido previamente desforestadas, uno de los grandes problemas que enfrenta el ecosistema y que se ha agravado en los últimos tiempos.

De acuerdo con Greenpeace, entre 2004 y 2012 la deforestación en la Amazonía cayó un 80 %, pero desde 2012 se ha registrado una "inversión" en dicha curva, especialmente en los últimos dos años, un hecho que los ecologistas atribuyen a la retórica antiambientalista del líder de la ultraderecha brasileña.

El gobernante llegó el año a poner en duda los datos oficiales de deforestación y se ha comprometido durante su mandato a no homologar más tierras indígenas, pero en los últimos meses el Gobierno ha intentado moderar su imagen ante el riesgo de un boicot internacional.

Lea también: Tren se descarriló sobre un puente en EEUU y causó un gran incendio.

PRESIÓN DE LOS FONDOS GLOBALES

El vicepresidente de Brasil, general Hamilton Mourao, se comprometió recientemente a adoptar las "medidas posibles" para contener la destrucción en la Amazonía, presionado por inversores que amenazan con retirarse del país si no se le pone coto a esa degradación.

Pero las medidas anunciadas hasta ahora por el Ejecutivo, según Greeanpece, son "mediáticas" y tienen como objetivo "apaciguar y calmar los inversores extranjeros" tras los devastadores incendios de 2019, cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo y fueron ampliamente condenados por la comunidad internacional.

Para la organización ecologista la deforestación necesita ser combatida a lo largo del año y no solo en fechas puntuales, dado que los incendios Amazônia "no son resultado de un fenómeno natural, sino de la acción humana".

"El discurso del Gobierno es mediático. La deforestación y los incendios no se combaten con una operación militar durante algunos meses", recalcó en declaraciones a Efe Romulo Batista, portavoz de Greenpeace.

Batista denunció la ausencia de una política ambiental por parte del Gobierno Bolsonaro y criticó las recientes declaraciones del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, que en una reunión ministerial sugirió relajar las reglas ambientales aprovechando que la atención mediática está centrada en la pandemia del nuevo coronavirus.

"El Gobierno está al lado de quien comete ilegalidades" en la Amazonía, agregó Batista.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad