jueves 28 de septiembre de 2023 - 6:00 PM

Mundo

Trágico error médico: Joven de 25 años muere de tumor cerebral tras diagnóstico de apendicitis

El joven falleció debido a un diagnosticado errado en el que los profesionales de la salud le dijeron que era apendicitis y realmente lo que tenía era un tumor cerebral.

Se trata de Josh Warner, padre de un niño de 4 años, quien empezó a tener migraña persistente, dolor que ni los medicamentos podían aliviarle, lo que hizo que sus síntomas se agravaran con el tiempo. A pesar de que no tenía dolor abdominal, en el hospital lo diagnosticaron con apendicitis.

Tras acceder a una cirugía de emergencia para extirpar su “apéndice”, el malestar persistió luego de la operación. Josh regresó al hospital, donde se le realizó una tomografía computarizada que reveló una anomalía cerebral. Pese al “error de los médicos”, Warner fue enviado a casa nuevamente.

Le interesa: EE.UU. denuncia a China por promover la censura y el autoritarismo digital en el mundo

Durante unas semanas, Josh continuó buscando ayuda médica, pero fue repetidamente rechazado y se le dijo que no tenía problemas de salud significativos. Sin embargo, su condición empeoró y llegó a un punto crítico en el que se desmayó en el baño de la casa de sus abuelos.

Finalmente, fue trasladado al Hospital Queen Elizabeth, donde se realizó otra tomografía computarizada que confirmó la presencia de un tumor cerebral, identificado como un glioma de línea media, un tipo agresivo de cáncer cerebral con una esperanza de vida de menos de un año.

$!Hospital Queen Elizabeth. Wikipedia / VANGUARDIA
Hospital Queen Elizabeth. Wikipedia / VANGUARDIA

Trágicamente, Josh falleció 12 días después de recibir este devastador diagnóstico, dejando a su joven hijo de 4 años. Su madre, Eve Pateman, lo describió como una persona amable, valiente y carismática que tocó los corazones de todos los que lo conocieron.

Lea también: Oficial: Juicio civil contra Trump por fraude inicia el próximo lunes 2 de septiembre

La familia de Josh había iniciado una recaudación de fondos para su tratamiento, pero después de su trágica muerte, decidieron destinar los recursos a la educación de su hijo, Andrew. También están en proceso de presentar una denuncia contra el hospital que erróneamente lo diagnosticó y lo rechazó en varias ocasiones, alegando negligencia médica en este trágico episodio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad