sábado 13 de junio de 2020 - 12:00 AM

1.889 niños sin futuro

Escuchar este artículo

El pasado 5 de junio Vanguardia publicó el siguiente titular: “1.889 alumnos de colegios públicos en Bucaramanga dejaron las clases”. La cifra equivale al 2,4% de los 77.989 estudiantes inscritos en el sistema integrado de matrícula. La noticia postula la hipótesis de que la deserción del sistema educativo se debe a que las familias no tienen acceso a internet y carecen de equipos de cómputo. El informe de mayo del presente año, “Cómo Vamos en Educación y Planes de Desarrollo en el Área Metropolitana de Bucaramanga”, registra para el año 2018, que la población entre 5 y 14 años sin acceso a internet en Bucaramanga, es del 33% y para el año 2019, aproximadamente 23.010 estudiantes no contaron con acceso a internet.

Pero la causa de la deserción no es sólo la conectividad, también está ligada a la mala calidad educativa, como lo indican los resultados de Colombia en la prueba PISA 2018 y los resultados de las pruebas Saber 11 del año 2019. La baja calidad corresponde a planes de estudio obsoletos, sobrecargados de asignaturas y carentes de pertinencia, que ahora con la virtualidad, están saturando a los estudiantes con una cantidad excesiva de trabajos, fichas y exigencias rutinarias. El mal diseño de los planes curriculares ahora viaja y es más visible por internet.

La reestructuración curricular no se contempla como una estrategia prioritaria en el Plan de Desarrollo de Bucaramanga. Falta voluntad política para modificar a corto y mediano plazo esos planes de estudio, que sean ajustados al contexto de los estudiantes, de manera que adquieran los aprendizajes básicos y fundamentales para comprender el mundo de hoy.

Tampoco en el Plan de Desarrollo, la educación es considerada como prioridad estratégica en el desarrollo social, económico y político de la región. No se observa una política que coordine el sector educativo con toda la sociedad, que integre universidades, sector productivo y comunidades organizadas en la gestión y el seguimiento de los planes educativos regionales. Tal como está el Plan de Desarrollo actual, la catástrofe de la deserción, junto con la repitencia apenas comienza.

*https://www.bucaramangacomovamos.org/post/c%C3%B3mo-vamos-en-educaci%C3%B3n-y-planes-de-desarrollo-en-el-%C3%A1rea-metropolitana-de-bucaramanga

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad