sábado 14 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Aprender de PISA

Lograr un cambio en el aprendizaje debe implicar transformar la enseñanza, poniendo en práctica principios fundamentales de la política educativa colombiana
Escuchar este artículo

Más allá del puesto que ocupó Colombia en la medición de la calidad de los aprendizajes, es necesario profundizar acerca del uso que le podamos dar a los resultados en la construcción de políticas públicas para la región. ¿Cómo vamos a construir un sistema educativo donde los estudiantes desarrollen los aprendizajes necesarios para el mundo que les tocará vivir?

PISA señala la mala calidad de los aprendizajes de nuestros estudiantes. Son once años aprendiendo de memoria datos y hechos carentes de sentido, sin relación con la vida de los jóvenes, explican en parte que sólo el 1 % de estudiantes colombianos obtuvo un desempeño sobresaliente en lectura, matemáticas y ciencia, como lo señala el informe PISA 2018.

PISA evalúa un concepto aprendizaje que es pertinente para el mundo de hoy, que consiste en promover procesos de pensamiento, como resolver problemas, formular hipótesis, pensar críticamente y comprender el mundo, para usar los conocimientos en los retos y problemas que la vida cotidiana plantea. Se cuestiona hasta qué punto los jóvenes pueden usar sus habilidades y conocimientos adquiridos para los retos de la vida adulta.

Lograr un cambio en el aprendizaje debe implicar transformar la enseñanza, poniendo en práctica principios fundamentales de la política educativa colombiana:

Todos los estudiantes pueden desarrollar altos niveles de competencias en lenguaje, matemáticas y ciencias.

Usar los estándares básicos de competencias y orientar a los estudiantes por los caminos para alcanzarlos.

Crear ambientes escolares democráticos, incluyentes y participativos como estrategia para la formación ciudadana.

Evaluar para mejorar mediante la estrategia de evaluación formativa que impide la repitencia y previene la deserción.

Estamos a tiempo para incorporar, en los planes de desarrollo de los futuros mandatarios de Santander y del Área Metropolitana, acciones concretas para construir una visión conjunta de los aprendizajes necesarios para el mundo del futuro. ¿Será posible una planeación para garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad